eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Gumersindo Lafuente

Periodista. Es impulsor de la Fundación PorCausa para la investigación social y el periodismo de datos. Ha sido responsable del cambio digital de El País, antes fundador y director de soitu.es y otro poco antes director de elmundo.es. Es Maestro de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), presidida por Gabriel García Márquez. 

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 2737

La gran mentira de Cristina Cifuentes

La vida política de Cristina Cifuentes es larga, muy larga. Han sido muchos años de trabajo y responsabilidades. De servicios a los ciudadanos y a su partido. De ir de lista o hacerse la rubia, según convenía en cada momento. Puede que al principio ni siquiera sus propios compañeros la tomasen en serio, como se afirma en  algún perfil que hemos podido leer hace unas semanas. Pero su cabeza, sin duda, albergó siempre una ambición, un afán por llegar a lo más alto.

En ese camino, durante mucho tiempo no estuvo en primera línea. Fue construyendo su perfil y su poder en la sombra. Tapada, sí, pero siempre con responsabilidades. Como esos pura sangre con clase que para ganar carreras necesitan escoger una buena referencia para, en los últimos metros, arribar primeros a la meta y cobrar la victoria.

Seguir leyendo »

Manuela Carmena y La Ingobernable

Querida alcaldesa, somos muchos los ciudadanos de Madrid que apoyamos su gestión, sobre todo si la comparamos con el absolutismo conservador que nos gobernó durante más de dos décadas. Tan opresiva llegó a ser la situación de nuestra ciudad que, aún hoy, casi dos años después de las últimas elecciones, todos los días me sigo alegrando de saber que al frente del Ayuntamiento y de sus concejalías hay personas diversas, con mente abierta, que trabajan con entusiasmo para que la ciudad vaya recuperando poco a poco el pulso y logre alcanzar en algún momento ese estado de gracia que un día la convirtió en el centro de todas las miradas.

Soy consciente de que los problemas son muchos y el tiempo de su mandato breve. De que la situación financiera heredada era calamitosa y producto de una gestión que bordeaba todo el tiempo la ilegalidad. Y sé que se han ido resolviendo cosas. Incluso, por fin, después de mucho tiempo, hasta vemos cómo se arreglan aceras y se asfaltan calles, se pintan y construyen carriles bici, se van a borrar algunos nombres infames del callejero y se empieza a poner coto a los abusos de algunas empresas concesionarias.

Seguir leyendo »

¡Que no cunda el pánico, el sistema renacerá de vuestras cenizas!

Tomo prestada para el título de este desesperanzado artículo una frase de Andrés Rábago, El Roto, ese gran cronista cotidiano de lo que le sucede a este atribulado país. En apenas una semana hemos pasado de ver al PP contra las cuerdas por albergar en su seno un puñado de entramados mafiosos que han esquilmado las arcas públicas durante años a contemplar cómo Rajoy va a sacar adelante sus presupuestos con apoyo del PNV, pitorreándose de paso de la abstención que le robó al PSOE para ser investido.

¡Cómo puede extrañar que Pedro Sánchez esté a punto de derrotar a la todopoderosa y aclamada Susana Díaz! Rajoy, en nombre de la salvación de España, eligió poner de rodillas (y gratis) al PSOE y se guardó los dineros para engrasar la negociación de los presupuestos con los vascos. Dos escollos salvados y los socialistas castigados al rincón de pensar, que en su caso se ha convertido en un gallinero que tiene al partido prácticamente dividido en dos mitades irreconciliables.

Seguir leyendo »

La democracia no soporta más al señor Rajoy

"El señor Rajoy no soporta más democracia; la democracia no soporta más al señor Rajoy". Irene Montero, portavoz de Podemos, podría finalizar así su discurso de defensa de la moción de censura si esta al fin llega a presentarse. Sería un irónico homenaje a las palabras pronunciadas por un desgarbado Alfonso Guerra en mayo de 1980, cuando defendió la fracasada moción contra el entonces presidente del Gobierno, Adolfo Suárez.

Hoy, como ayer, vivimos una situación delicada. Al Partido Popular le asedia la corrupción. Tenemos a un fiscal general del Estado y a un fiscal Anticorrupción abrasados por las sospechas. A un ministro de Justicia incapaz de dar explicaciones creíbles de sus mensajes a "Nacho" González. Al número dos del Ministerio del Interior recibiendo al hermanísimo (hoy también en la cárcel) justo al día siguiente de que se supiese investigado. Al presidente haciéndose el Rajoy, es decir, dejándolo estar y de viaje por las Américas. Y a todo el país, votantes del PP incluidos, sorprendido ante la dimensión y los tintes mafiosos del escándalo.

Seguir leyendo »

Periódicos como pistolas, palabras como balas

En el mundo de la política española todos los que tocan o han tocado poder se han vuelto de pronto sospechosos. Este virus de la desconfianza ataca también con fuerza a las grandes empresas, sobre todo a las constructoras, que han sido por años las beneficiarias del dinero público que corría sin control por ayuntamientos, comunidades autónomas y ministerios.

Se hicieron así aeropuertos sin aviones, autopistas sin coches y puertos sin barcos. Se cortaron cintas y se pusieron primeras piedras de edificios que nunca llegaron a construirse o se dejaron a medias. Se dilapidaron millones de euros. Se privatizaron cientos de empresas públicas bajo ese mantra ultraliberal nunca demostrado de que lo privado funciona mejor y es más económico.

Seguir leyendo »

¡Viva la República!

El 14 de abril de 1931, con la proclamación de la II República, se abrió un periodo de la historia de España lleno de luces, de esperanzas, de logros. También de sombras y violencia. Muy pronto se vio que el camino no iba a ser fácil. El 18 de julio de 1936, un golpe de estado alentado por la derecha y ejecutado por el Ejército terminó con el sueño y dio paso a una sangrienta Guerra Civil y a una no menos violenta dictadura. Hoy, 14 de abril de 2017, 86 años después de la proclamación republicana, por orden del Ministerio de Defensa, las banderas de los cuarteles españoles ondean a media asta por la muerte de Jesucristo. En España es Viernes Santo.

Si leemos las noticias de las últimas semanas, da la sensación de que estamos entrando en un oscuro túnel del tiempo.

Seguir leyendo »

El "nacionalcatolicismo" cabalga de nuevo

Decía el inefable  José María García que el rumor es la antesala de la noticia y aunque en esos años los periodistas de bien nos echábamos a temblar, viendo todo lo que le ha sucedido al oficio después, quizá a "Butanito" habría que proponerle para un premio Pulitzer. Si trasladamos el razonamiento de García a la política, podríamos asegurar –y en este caso sin temblar– que la mentira es el pasillo que lleva inevitablemente a la corrupción. Y a la vista del panorama parece que ha habido políticos de todos los colores decididos a pasar por esa zona estrecha y oscura que conduce directamente a la cueva de los ladrones.

José María Aznar se vanagloriaba hace unos días en un programa de televisión de su tristemente famosa foto en las Azores. A pesar de que esa reunión y lo allí decidido estaba presidido por la mentira, algo que ya nadie discute, y que desencadenó una guerra terrible, parece que al expresidente del Gobierno y expresidente del PP le da lo mismo. Quizá porque él, que con tanto convencimiento logró engañar a casi todos los directores de los más importantes diarios durante el 11-M asegurándoles que la autoría de la masacre correspondía a ETA, ha encontrado su lugar natural en la negación de la realidad.

Seguir leyendo »

"A ver si pueden enterarse si el coche del presidente está por ahí volando" (y no es un chiste)

"A ver si pueden enterarse si el coche del señor presidente del Gobierno está por ahí volando puesto que no sabemos nada y pasaba por ahí hace unos momentos", la premonitoria frase es del mando que  coordinaba por radio las primeras indagaciones policiales tras el atentado que costó la vida a Luis Carrero Blanco. Era la mañana del 20 de diciembre de 1973 y ETA acababa de hacer explotar 100 kilos de dinamita en la calle Claudio Coello de Madrid al paso del coche oficial del que, en ese momento, era el número dos de Francisco Franco, el dictador.

Después del desconcierto inicial, a los pocos minutos se supo que, efectivamente, el pesado Dodge 3700 GT negro, matrícula PMM 16.416, había volado literalmente por los aires colándose en el patio interior de un convento. H20, que así se identificaba por radio el mando policial, había acertado. Contra toda lógica, lo que parecía imposible era lo que había ocurrido, el coche ascendió por el efecto de la explosión 30 metros para caer luego diez y posarse con violencia en una terraza de un patio interior.

Seguir leyendo »

El miedo

Era septiembre de 2001 y las Torres Gemelas acababan de ser destruidas. George W. Bush, presidente de Estados Unidos, pidió poderes extraordinarios para iniciar su guerra contra el terror. En el Senado logró un apoyo unánime. En la Cámara de Representantes solo tuvo un voto en contra. Barbara Lee, congresista demócrata por California, fue la única que se atrevió, en esos momentos tan dramáticos, a oponerse públicamente a lo que en conciencia consideraba un gran error.

Lee lo justificó con argumentos que hoy nos resultan trágicamente premonitorios: "Estoy convencida de que la acción militar no evitará futuros actos de terrorismo internacional contra Estados Unidos. Este es un asunto muy complejo y complicado. Por difícil que pueda ser este voto, algunos de nosotros tenemos que pedir insistentemente que se aplique la contención. Nuestro país está de duelo. Algunos de nosotros hemos de decir: demos un paso atrás por un momento. Hagamos una pausa por un instante y pensemos seriamente en las implicaciones de nuestros actos de hoy, para que esto no se convierta en una espiral fuera de control. He sentido una profunda angustia a causa de este voto (...). Como muy elocuentemente dijo un miembro del clero [durante el memorial fúnebre por las víctimas del 11S]: 'Cuando actuemos, no nos convirtamos en el mal que deploramos".

Seguir leyendo »

Hasta el rabo, todo es perro

Día grande en el Congreso de los Diputados. Y no por el asunto de los estibadores (que también). Lo que realmente me interesa de lo vivido ayer en la Carrera de San Jerónimo es el fin, 30 años después de ser aprobado por Europa, de las mutilaciones legales de los animales de compañía. Aunque sea con retraso, es una gran noticia, imposible sin el advenimiento del multipartidismo y la debilidad del PP en la cámara.

Y es que en esto del maltrato a los animales, los populares se han mostrado siempre muy reacios a prohibir. Ellos, tan partidarios de poner límites a las libertades de las personas, son tremendamente libertinos en cuanto al trato de los animales (de compañía, en este caso). Muy poético se ha puesto Pablo Iglesias en su intervención, recordando a su perro y al del mismísimo Rajoy. A este paso, dadas las lisonjas que desde la tribuna se intercambian ambos líderes, no sería extraño ver jugar en los jardines de la Moncloa a Rico (el perro de Rajoy) y a Tirso (el can de Iglesias), mientras sus dueños se toman un café y planean el siguiente movimiento para terminar de asfixiar al PSOE (si es que este no se les adelanta y se suicida antes), el enemigo político común.

Seguir leyendo »