eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Imma Aguilar Nàcher

Comunicación política y electoral. En @AxSolidaridad y @mas_demo. Me encargo de @breviarioclub. Posperiodista. Transpolítica. Conovelista. Extelevisiva.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 340

El nuevo PSOE: armas y rosas

Si esto fuera un videojuego, el PSOE habría pasado de pantalla y el juego se iniciaría en otro espacio nuevo, con el mismo héroe, con nuevos avatares y con los malos de las anteriores etapas ya desaparecidos. Algo así como PSOE Mortal Combat 2. Ya es inevitable asociar la historia de este partido en clave de lucha fraticida, entre tiroteos y traiciones.

El acto de clausura del Congreso de PSOE se ha iniciado con el nuevo himno del partido, el mismo tema de Guns N’ Roses que amenizaba los mítines de Pedro Sánchez y servía para "enchufar" a los fieles. La canción se titula "Mi niño dulce" y se pregunta reiteradamente "¿a dónde vamos ahora?", como si hubiera sido compuesta para esta ocasión por un grupo cuyo nombre es "Armas y Rosas". El reto semiótico con esta canción está servido. Pedro Sánchez representa la traición, propia y ajena, la guerra en campo abierto, los ejércitos, la soldadesca. Su arma más poderosa para convocar a la militancia, como lo hizo en campaña, ha sido el marketing de valores. Con el rojo, con las rosas, con la izquierda, con La Internacional. Todo un escaparate de productos socialistas puestos a la venta en un un gran mitin.

Seguir leyendo »

Democracia-espectáculo: la (e)moción de censura

La política es emoción pero también gestión y solución. La moción de censura que mañana presenta Unidos Podemos, sabiendo que no tiene ninguna consecuencia efectiva, es pura emoción. Una emoción de censura, si me permiten el juego fácil de palabras. Pura comunicación. En España, es esta formación la que mejor ha empleado la fórmula de la agitación y la emocionalidad para construir su marca incipiente. El Sí se puede era eso mismo: un mantra para la elevación de la emocionalidad colectiva, en este caso, de la ilusión por el cambio. Pero esta moción de censura no va a generar ningún cambio, y mucho menos ilusión.

En lo que se refiere al ámbito de la solución, Podemos no ha hecho ningún intento por demostrar su pragmatismo político o su capacidad de gestión con fines prácticos. O lo que es lo mismo, acciones para mejorar la vida de la gente. Tampoco ha mostrado su voluntad de consensos para ejercer cambios. Sin una mayoría la democracia no mueve nada. Cierto es que no son un partido político ni tecnocrático ni liberal, pero el diseño político sin la práctica política no es política. Insisto: la política es emoción, pero también gestión y solución. Empieza a dar la impresión de que lo que dominan es el show, la demostración de altas capacidades para el espectáculo y el control de la agenda mediática.

Seguir leyendo »

PSOE shakesperiano y la justicia poética

No esperen que compare a Susana Díaz con Lady Macbeth, ni a Pedro Sánchez con Bruto. La noticia es que no ha ganado Susana como estaba previsto, como mandaba la narración de esta historia de destinos. Ella, nacida para ganar y destinada a dirigir al PSOE ha comprobado que los militantes la conocen y no la aprecian. Pedro Sánchez ha vuelto a  ganar gracias a Susana. En 2014 fue porque él era el elegido y ahora porque la tenía a ella de rival. La mejor rival para su relato de legitimidad y de dignidad de los militantes. Las bases se han vuelto a rebelar contra las élites. Ha sido un episodio de justicia poética.

La ambición es el motor del poder. Y esta elección interna en el PSOE ha sido una lucha por el poder, enmarcada en flojos argumentos políticos y con candidatos muy alejados de las demandas sociales. Se ha mirado al pasado para explicar el relato de cada candidato y se ha dibujado el futuro con mucha más estrategia personal de ambición, de revancha y de poder, que de partido o de país.

Seguir leyendo »

Un debate de símbolos y de tonos

Los gestos cuentan porque son los que simboliza los proyectos y las intenciones. La llegada de los tres candidatos dejaba patente la intención que depositaba cada uno en el único debate de la elección interna para escoger secretario general socialista.

Susana vestía del PSOE, prácticamente con el mismo pantone socialista en su blusa, con lo que venía a subrayar el mimetismo con las siglas. Pedro era el que llevaba el traje de calle, en un recurso tópico y poco sorprendente según el cual esa imagen simboliza la militancia, si es que toda la militancia fuera de chaqueta de cuero y vaqueros. Patxi, en una tibia posición intermedia, escogía el traje de candidato de izquierdas: la blazer oscura con camisa blanca de botones, sin corbata.

Seguir leyendo »

Operación Macron Oui: Francia rejuvenece

El guión de la historia no podía permitir que en la cuna de los Derechos del Hombre y del Ciudadano se aupase al Elíseo a una fascista, xenófoba y antieuropeísta, como en el país modelo de democracia llevaron a la Casa Blanca a un personaje tan poco democrático como Trump. Europa no es Estados Unidos.

Pero Macron será presidente de la República en una operación local e internacional contra Le Pen. La operación “Macron oui” para que “Le Pen non”. Ahora habrá que analizar con detalle  hasta qué punto Macron es un medio para parar el populismo o es un fin en sí mismo, como una nueva etapa política y económica para la vieja Francia, intencionada y consciente.

Seguir leyendo »

Espinar y Cifuentes. Sin dolor no hay placer

La política y las redes sociales hacen una extraña pareja. Se llevan mal pero se necesitan. Están ambos cerca y participan de una vida cotidiana común, pero se hacen daño. Se usan, se manipulan y se desdeñan. Sin embargo, están condenados a vivir juntos, a entenderse. Se golpean duro en el momento de máxima excitación, con dolor, sin piedad. Les engancha que así sea. Es un sadomaquismo litúrgico y predecible. Ambos esperan el máximo desprecio del otro. Lo desean. La humillación llega. Y la sangre. Y el placer. Es cierto que pasan buenos momentos juntos y procrean camadas de seguidores a su imagen y semejanza. ¿Se aman? ¿Se odian y por eso se aman? Las pasiones antagónicas son siempre atrayentes, como el dolor y el placer.

Son los actores de siempre, los políticos y los ciudadanos, los que siempre han estado ahí juntos, entendiéndose, utilizándose, intercambiando, trasvasando. Pero hay una pequeña diferencia. Ahora la dominación sádica ya no es de los políticos hacia los ciudadanos. Éstos ya saben que mandan, que pueden, que tienen el poder. Por fin la cama es ancha y sin reglas, sin normas. Los tribunales intentan poner coto al deseo descontrolado de expresarse, de odiar, de dominar y patear al otro. De someterlo. De necesitarlo hasta la extenuación. El dolor máximo es la vida en el sexo. Y en la red. Los procesos judiciales contra aquellos que osan desinhibirse al máximo y decir sin tapujos, sin atarse las ganas, todavía introducen más placer. Y el anonimato, el disfraz, la prohibición, el castigo.

Seguir leyendo »

Los partidos políticos y la guerra

Qué poca estrategia hay en la política española. Esto se puede explicar porque desde hace décadas, en el marco del bipartidismo, los partidos sabían perfectamente quiénes eran sus enemigos. Solo dos partidos podían gobernar y el enemigo era el otro. No era necesario cultivar la estrategia ante tan sencillo panorama. Ahora se necesita estrategia cada día para situar con acierto con quién te la juegas.

La posibilidad de sumar mayorías con temas diversos y con partenaires distintos en cada ocasión obliga a esa visión estratégica que no se está empleando ni en las campañas electorales ni, por supuesto, en el Parlamento. Ciudadanos, por ejemplo, no tiene al enemigo en Podemos, a pesar de que le dé pie a una fácil polarización. El máximo rival de Ciudadanos es el Partido Popular que es con quien se producen las mayores transferencias de voto. En las últimas elecciones generales de junio, los estrategas del PP, algunos forjados en campañas de América Latina, lo vieron claro: enfrentaban con Podemos para hacer transferencias de voto con Ciudadanos. Esto es un mero ejemplo de la falta de experiencia en las técnicas de estrategia que sí están más presentes en los juegos políticos de otros países.

Seguir leyendo »

De la Caja Mágica a Vistalegre: 5 claves para la política española después de los congresos

1. Mariano Rajoy ha revalidado su liderazgo en el PP ganando por aplastante mayoría en su congreso celebrado en la Caja Mágica de Madrid. El congreso del partido ha sido un baño de multitudes para el presidente del Gobierno, que ni siquiera ha modificado apenas su junta directiva en una escenificación del inmovilismo dominante en su mandato en el PP y en España. Se consolida la estrategia de no hacer ni cambiar nada como solución de problemas. La estrategia Rajoy.

2. En Podemos, la militancia ha refrendado el liderazgo, ahora más que nunca, indiscutible de Pablo Iglesias. Lo ha hecho en su particular "caja mágica": Vistalegre. Esta victoria, lejos de significar la apuesta por la izquierda más clara y radical, es más bien el fin de la duda sobre las posibilidades de Íñigo Errejón. No olvidemos que Pablo Iglesias fue quien dijo que su partido era socialdemócrata. Esta victoria no se entienda como un balón de oxígeno para el PSOE. Iglesias sigue obsesionado con el sorpasso y empleará la misma técnica que hasta entonces: la agregación de públicos con una sólida base de comunicación.

Seguir leyendo »

Emociones democráticas y democracia guerrera: la semana de la independencia y de Podemos

Aun a riesgo de parecer reiterativa, les recuerdo que el proceso independentista es un plan de comunicación basado en lo emocional para agregar voluntades e intenciones. No es otra cosa. No parece probable que los "directores espirituales" de este movimiento consideren a estas alturas que la independencia de Catalunya es la solución eficaz a los problemas de la ciudadanía catalana. El procés ya es otra cosa. Quizás siempre fue otra cosa.

Muy pocos procesos de movilización han tenido tanto apoyo y han durado tanto en su entusiasmo político, seguramente por la sostenibilidad que le han ido aportando las decisiones políticas, como la mejor escenificación de los avatares que parecía correr la nació a causa de un supuesto enemigo externo fuerte y poderoso.

Seguir leyendo »

2017, el año de los huérfanos políticos de la izquierda

Charles Dickens es el novelista de los desvalidos, de los niños huérfanos. En su universo literario los personajes son gente de clase media que trabaja y transcurre por lo cotidiano. Son relativamente felices con su familia y su trabajo. Sin embargo, Dickens siente predilección por los pobres, los ignorados. De ahí que los huérfanos sean los protagonistas del paradigma dickensiano, y los ricos, los aristócratas, sean los antagonistas. Dickens es el escritor de la gente necesitada de afecto.

En política también hay personas necesitadas de afecto, y cada vez son más en España. Son hombres y mujeres que se consideran de izquierdas pero han sido capaces de votar, no sólo al PSOE, sino también a Podemos, a Izquierda Unida o a Ciudadanos. Los que sienten que tienen ideología pero en su voto actúan con la emoción. El PSOE ya no es su partido y ahora ya no volverían a votar a Ciudadanos. Podemos, en ausencia de emoción electoral, ya no les convence. Es más, les resulta una apuesta arriesgada porque, sin grandes puestas en escena, a Podemos lo ven como un partido ineficaz. Para estos votantes las soluciones son la clave.

Seguir leyendo »