eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

José María Calleja

José María Calleja es doctor en Ciencias de la Información, profesor de Periodismo en la Universidad Carlos III y licenciado en Historia. Colabora en Antena3 y en Cuatro, en Onda Cero y en la Agencia Colpisa.

Acaba de publicar su último libro: "La Violencia como noticia", es premio Espasa de Ensayo y autor de una docena de libros. Ha sido director y presentador de "El Debate de CNN+". Ha trabajado en la Agencia EFE, Euskal Telebista y colaborado en Cambio16, entre otros medios.
  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 8187

Cadena perpetua o reinserción. Debate postergado hasta nuevo crimen

David Oubel tenía que entregar al día siguiente a sus dos hijas a la madre, de la que estaba separado. Prefirió asesinarlas con una sierra radial de acreditada eficacia, según se interesó en preguntar en la ferretería donde la compró.

Con un corte de pelo modernuki, conjuntado en la vestimenta y frío como si estuviera escuchando la lista de los reyes godos cuando le anunciaron los cargos contra él, Oubel reconoció los hechos impecablemente vestido.

Seguir leyendo »

Solos, o en compañía de otros

Persona arriba, persona abajo, se calcula que en España viven solos casi cinco millones de seres humanos. Hay que aclarar, antes de nada, que hay una soledad voluntaria y elegida, libre; pero que hablamos de una soledad no deseada, forzada, condenada, penitencial.

Los españoles vivimos cada vez más años, y eso está muy bien, pero el debate está en discernir con qué calidad de vida llegamos, pongamos, a los ochenta. Cuál es nuestra pensión de soledad. Parece que hay una hinchazón de soledad, de aislamiento no deseado.

Seguir leyendo »

Dos chavales de 14 asesinan a dos mayores de 87

Dos jóvenes de catorce años han asesinado, presuntamente, a dos personas, una mujer y un hombre, de 87 años. Lo han hecho con violencia extrema, con saña, con brutalidad.

Los dos adolescentes han protagonizado lo que antes se llamaba, y ahora ya no se dice, un robo con escalo. Han subido por la tubería, han dado una paliza a los ancianos, les han herido gravemente, se han llevado un reloj de una de las víctimas y han asesinado a ese matrimonio de más que jubilados. Una violencia brutal, desproporcionada, gratuita, si es que hay una violencia de pago.

Seguir leyendo »

Mentiras sobre Diana Quer

Dentro del amplio catálogo de ruindades que se han dicho sobre Diana Quer, de su hermana y de su madre, destaca, por sólo unos centímetros, una crónica abyecta en la que se contaba que la madre de Diana Quer frecuentaba un bar en el que las mujeres buscaban a hombres para casarse con ellos. No sabemos si la coincidencia de estas mujeres se producía con hombres que quedaban en aquella cafetería para, no sé, leer a Rubén Darío, hombres ínclitos de raza ubérrima.

Ocurre cuando no hay noticia, pero sigue habiendo morbo y audiencia. No hay nada que contar, pero hay que seguir contando como si hubiera algo nuevo que contar.

Seguir leyendo »

Siguen los asesinatos machistas, así en mujeres mayores como en jóvenes

La última mujer asesinada por violencia machista a manos de un hombre tenía 66 años. La anterior mujer asesinada por un hombre tenía 20 años. Antes de ellas, una mujer de 53 se murió de infarto después de la brutal paliza de su novio.

No se conocían entre ellas, pero sus asesinos compartían sin conocerse un mismo código machista: o eres mía, o no eres de nadie.

Seguir leyendo »

El tesoro de Sijena

Una fría noche de enero de 2006 salieron del Archivo de Salamanca una serie de documentos camino de Sant Cugat del Vallés, Barcelona. Los salmantinos se quejaron, concentración mediante, de lo que consideraban un expolio.

Había entre los expertos un recelo por lo que se consideraba romper “la unidad de archivo” y aún hoy existe una reclamación judicial que pide la vuelta de parte de esos documentos a Salamanca por entender que no fueron cedidos de manera adecuada al no pertenecer a ciudadanos o entidades de Cataluña.

Seguir leyendo »

Violaciones de mujeres, solos o en manada

Hace bastantes años una sentencia judicial establecía que la mujer violada se había puesto “en disposición de ser utilizada sexualmente” por su violador.

Una expresión brutal, subrayada por ese lenguaje acartonado y farragoso que aún hoy caracteriza tantas sentencias judiciales.

Seguir leyendo »

Colau al ataque independentista

Es posible que Ada Colau sea una de las políticas españolas que más veces ha empleado la palabra “diálogo” y la que más veces expresa la voluntad de “tender puentes” como forma ideal, necesaria e infalible, de resolver las inevitables diferencias que definen la política. Todo se puede solucionar con el diálogo y nada se podrá arreglar si no es mediante el diálogo. Diálogo entre afines y distintos, diálogo transversal, diálogo curativo y paliativo, dice todo el rato Colau. Sin embargo, a la hora de decidir expulsar a los socialistas catalanes del PSC del pacto de gobierno municipal del Ayuntamiento de Barcelona, no parece que Colau se haya entregado a fondo en el diálogo y más bien da la sensación de que ha volado los puentes realmente existentes.

Quizás todo tiene que ver con el carácter corrosivo y divisor que impregna el llamado próces desde que el no siempre bien ponderado por su astucia, Artur Mas, lo activó con fruición seguidista. En este periodo, pongamos desde 2010 hasta hoy, se ha roto la coalición entre Convergencia y Unió; coalición ganadora desde las primeras elecciones democráticas. Se ha dividido la propia Unió. Se ha dividido y menguado Convergencia, que huye de su propio nombre, el que le otorgó la hoy reconocida como organización patrióticamente criminal de los Pujol-Ferrusola. De controlarlo todo con 62 diputados en las autonómicas del 2010, a los 50 escaños de las autonómicas del 2012, a pasar a autodenominarse PDCAT y al vete a saber de escaños con la denominación Junts per Catalunya, seguro que muy, pero que muy, por detrás de ERC.

Seguir leyendo »

Puigdemont huye

Escribió Mario Onaíndia --dos penas de muerte en el juicio contra militantes de Eta, Proceso de Burgos, 1970-- una novela deliciosa escrita en euskera  y titulada: “Gran placen aurkituko gara” (“Nos encontraremos en la Gran Place”). Estamos en el año 1977. Se ha decretado la primera Amnistía y todos los presos de Eta han salido a la calle, incluidos Mario Onaindía y Teo Uriarte, miembros de la Eta sesentera y para los que el tribunal de justicia militar -fiscal Troncoso, sable sobre la mesa del estrado-, pedía dos penas de muerte. Recuerdo, tenía 15 años, que me preguntaba sobre la dificultad meramente técnica de aplicar dos penas de muerte a una misma persona. Onaindía le llamaba al fiscal “Troncoso, o tramposo” y en un momento del juicio se vino arriba y entonó el Eusko Gudariak, himno del soldado vasco, ante la perplejidad de los troncosos militares que les juzgaban -lo escuchamos clandestinamente en casette de la marca TDK .

Una vez amnistiado, Onaindía, con “doce de los suyos” (poema del Mío Cid), fue “extrañado” un tiempito a Bruselas. Era una forma de limbo, antes de volver a España con toda paz, como finalmente hicieron.

Seguir leyendo »

Codorníu se va, como la convivencia

Codorníu, radicada en Catalunya desde 1551, ha decidido que se va. Se va de Catalunya a la Rioja. Si el abandono de toda empresa que deja el territorio en el que ha estado durante años tiene un indudable efecto simbólico y psicológico –-por ejemplo, Caixabank y Banco Sabadell, entre otras muchas-- en el caso de Codorníu, propiedad de la histórica familia Raventós, ¡cinco siglos! en Catalunya, el efecto es aún mayor: se trata de una de las empresas más antiguas de España, que elabora un producto, el cava, inseparablemente unido a Catalunya.

El cava es el producto nacional bruto y emblemático de Catalunya por excelencia y como tal es percibido en el resto de España. Codorníu, junto con Freixenet -que también prepara las maletas- es la marca de referencia, arraigada en el imaginario y en el consumo de millones de españoles, no solo en Navidad.

Seguir leyendo »