eldiario.es

Focos

José María Calleja

José María Calleja es doctor en Ciencias de la Información, profesor de Periodismo en la Universidad Carlos III y licenciado en Historia. Colabora en Antena3 y en Cuatro, en Onda Cero y en la Agencia Colpisa.

Acaba de publicar su último libro: "La Violencia como noticia", es premio Espasa de Ensayo y autor de una docena de libros. Ha sido director y presentador de "El Debate de CNN+". Ha trabajado en la Agencia EFE, Euskal Telebista y colaborado en Cambio16, entre otros medios.
  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 7032

Cuarenta años de la legalización del PCE

Santiago Carrillo decía mucho "turiferarios del régimen". Se refería a los partidarios acérrimos del franquismo, a los acólitos que rodeaban de incienso, botafumeiro en los casos más extremos, al régimen franquista. Aquella expresión clandestina me fascinó en mi adolescencia. Era un hallazgo lingüístico, una frase con capacidad de convocatoria, que obligaba a pensar y denominaba a las caras franquistas conocidas. Lo mejor que se puede decir de una conjunción de palabras.

Solía Carrillo empezar sus mítines escritos en la ilegalidad con un: "Amigas y amigos", no sé si del todo conscientemente feminista, o más bien una cortesía casi pareja al damas y caballeros. Decía mucho también "la vida", como argumento explicador, que ponía a cada uno en su sitio con el paso del tiempo y terminaba por aclararlo todo.

Seguir leyendo »

Periodistas asesinados en México

El asesinato de la periodista mexicana Miroslava Breach ha precipitado el cierre del periódico Norte de Ciudad Juárez, en el que escribía y opinaba. Llevan en México tres periodistas asesinados en el pasado mes de marzo, que se suman a los 38 periodistas asesinados desde 1992 por narcotraficantes, y a otros cincuenta, igualmente asesinados pero sin que se haya esclarecido aún la autoría. Son datos del Comité para la Protección de Periodistas (CP).

El director de Norte, Oscar Cantú Murguía, explica en una carta que comienza con un "¡Adiós!" en la portada de su último número, que no quiere poner en riesgo a más reporteros, que no quiere perder la vida él mismo y que, después de 27 años de existencia y con 35.000 lectores, se ve obligado a cerrar la publicación. Un periódico ahogado por los narcotraficantes, pero también en parte por el Estado, que se niega a pagar publicidades contratadas, según se queja Murguía.

Seguir leyendo »

ETA hace publicidad de su derrota

La banda terrorista ETA certificó su derrota en octubre de 2011, cuando dijo que no volvería a asesinar. Hubiera sido coherente con el reconocimiento de estar vencidos que se hubiera producido entonces la entrega de las armas. No fue así.

Tres años después, en febrero de 2014, asistimos a una supuesta entrega de una pistola, dos revólveres, un fusil de asalto y cuarto y mitad de explosivo, por parte de unos encapuchados vestidos de negro que mostraban, a unos presentados como mediadores, aquel kit de etarra que cabía en una pequeña mesa. El asunto era tan patético que una vez grabado el vídeo, los terroristas de negro se llevaban las armas.

Seguir leyendo »

Hijas víctimas de la violencia machista

Como si de una fatalidad impuesta por la ley de la gravedad se tratara, sabemos ya que al acabar el año unas cuarenta niñas se habrán quedado huérfanas porque su padre ha tenido la brillante idea de asesinar a su madre.

Es también estadísticamente probable que buena parte de esos huérfanos haya presenciado cómo su padre asesinaba a su madre. Únicos testigos.

Seguir leyendo »

La sentencia de la infanta: Soberano, es cosa de hombres

No sé si conocen un anuncio de Soberano, un coñac que hizo estragos en la España de los años 60 y 70, cuando algunos padres mojaban, entre risotadas, el chupete del crío en aquel líquido de casi cuarenta grados; un prescriptor en lo tocante a alcohol de la época, vamos.

En el spot, el marido, ofuscado y encorbatado, tira los platos de la sopa, y del segundo, porque cree que su mujer no es el descanso del guerrero que Él exige. Ella, desesperada, se va a consultar a una vidente, que cuando pone las manos encima de la bola, ve en la relación un terremoto lleno de virtudes, que es Él, subrayado por la música de fondo. La escena final, moraleja, es devastadora: ella ha entendido que ella es el problema y por eso ella –nótese el subrayado de ella– le pone un copazo de Soberano, copa de balón, casi una piscina, a Él; le lleva las zapatillas y Él, en una butaca a cuadros –ahora sonríe, la música es eufórica–,  lee un periódico de dimensiones inglesas, mientras ella guiña el ojo mirando a cámara. El mensaje remata: Soberano, es cosa de hombres.

Seguir leyendo »

Garrotazos en Podemos

En esta lucha a garrotazos es posible que se haya perdido la fecha exacta de cuándo empezó todo, pero es seguro que las partes en contienda conservan y riegan cada día la memoria de los agravios, de los actos y palabras vividos como traiciones y deslealtades. Entregados con ahínco a la construcción concienzuda del enemigo interior, han hecho acopio los contendientes de una suma de heridas que se acumulan por estratos, que parecen paleolíticos, aunque sean recientes.

Es posible que después de los resultados de las elecciones generales de diciembre de 2015, percibidos como una frustración, se pusiera en marcha la maquinaria que ha llevado a la exacerbación de la lucha banderiza actual.

Seguir leyendo »

De la matanza de Atocha a hoy

Aunque la historia contrafactual no es historia en sentido estricto, su mero enunciado puede servir a veces para interpretar los hechos, su contexto, para entender por qué las cosas fueron de una forma y no de otra.

Así, podríamos plantearnos ahora, 40 años después de la matanza de Atocha, ¿qué habría pasado si al asesinato de los cinco abogados laboralistas de CCOO, el PCE hubiera respondido, por ejemplo, con el asesinato de cinco ultraderechistas, a ser posible los propios criminales? ¿Qué hubiera ocurrido si frente al fusilamiento de los abogados, el estudiante y el administrativo, que estaban el 24 de enero de 1977 en el despacho laboralista de la calle Atocha número 55 de Madrid, el PCE hubiera hecho una batida por las calles que años mas tarde los fachas denominaron “zonas nacionales” en tantas ciudades españolas, y se hubieran liado a tiros sembrando la muerte y el pánico, devolviendo el golpe?

Seguir leyendo »

La crueldad de Trillo

Dentro del amplio catálogo de mezquindades, negligencias criminales y mentiras que desplegó Federico Trillo antes, durante y después de la muerte evitable de 62 miliares españoles, quizá lo más sangrante desde el punto de vista político y humano haya sido su nula empatía con las víctimas y sus familiares, su desprecio y criminalización a los que habían perdido a sus hijos o hermanos, su crueldad.

Trillo no sólo quiso enviar al psiquiatra a los familiares de los muertos, es que les dijo que los militares fallecidos sentirían vergüenza por cómo estaban actuando ellos, que sólo trataban de buscar la verdad y recuperar los cadáveres de sus hijos y hermanos. Esto a unos padres a los que les habían entregado los restos mortales de una víctima que no era su hijo. Esto a unos familiares a los que les entregaron un féretro con tres pies. Esto a los familiares de unos militares a los que con haber leído lo que ponía en sus anillos de boda les hubieran identificado.

Seguir leyendo »

Derrota a los presos de ETA

Con el lenguaje abstruso y alambicado al que nos tienen acostumbrados desde hace tantos años, el colectivo de presos de ETA (EPKK) reconoce su última derrota: la de los propios presos.

Después de años zahiriendo, estigmatizando, condenando a los presos que planteaban acogerse a una vía individual. Ahora reconocen que no saldrán a la calle, que no se reagruparán, que no se acercará a cárceles vascas, por lo menos una pequeña aproximación, aunque sea a Burgos y no a Euskadi, un permiso, aunque sea de fin de semana; una leve agrupación, aunque sea de media docena… lo que sea. Esto se ha acabado y ahora toca el sálvese quien pueda de las salidas individuales, vienen a decir sin poner la palabra.

Seguir leyendo »

Aznar se va, pero no del todo

José María Aznar ha preferido pasar la Navidad bien antes que en familia.  Se ha ido de la presidencia de honor del PP, su familia política de los últimos lustros. No sabemos si quería evitar tener que ir a las cenas de empresa con gente como Rajoy, a la que desprecia profundamente. O si realmente está preparando una operación golpe para convertirse en protagonista del congreso del PP, que se celebrará en febrero de 2017

Ha escrito Aznar una carta prusiana que es imposible no comparar con aquella que rompió Manuel Fraga "ni tutelas ni tu tías", cuando ungió como su sucesor en cada rincón de la casa pepera al hoy dimitido como presidente de honor.

Seguir leyendo »