eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

José María Calleja

José María Calleja es doctor en Ciencias de la Información, profesor de Periodismo en la Universidad Carlos III y licenciado en Historia. Colabora en Antena3 y en Cuatro, en Onda Cero y en la Agencia Colpisa.

Acaba de publicar su último libro: "La Violencia como noticia", es premio Espasa de Ensayo y autor de una docena de libros. Ha sido director y presentador de "El Debate de CNN+". Ha trabajado en la Agencia EFE, Euskal Telebista y colaborado en Cambio16, entre otros medios.
  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 7492

Los asesinos de mujeres y Juana Rivas

El anteúltimo hombre español asesino de una mujer es un antropólogo vasco, de Bilbao, se llama Héctor Menchero y se fue hasta Ecuador para asesinar a la que fue su mujer, con la que tenía una hija.

Con este crimen llegamos a las 34 mujeres asesinadas por hombres en España y a las 103 en Ecuador en lo que va de 2017. Una matanza. Matanza que sobrecoge aún más si en vez de hacer una contabilidad anual –como si pudiéramos poner el mortal cuentakilómetros a cero cada uno de enero– recontáramos las mujeres asesinadas desde que hay estadísticas en España: más de mil. Más que ETA.

Seguir leyendo »

¡Turista serás tú!

De acuerdo que nos han arrebatado las Ramblas de nuestra adolescencia, con sus andares sin camiseta y las maletas que unidas al mogollón parecen el ruido de un avión en el tímpano. En Pinocho te clavan. Cada uno sabe en su sitio dónde y cómo se ha sentido violentado por la llegada de "los otros" en masa. Podemos decir con razón: que vengan, pero no tantos y no tan tirados; no con esa estética infame, pero me temo que no es eso lo que se ataca.

Los ochenta millones de turistas al año, el casi 12% del PIB, el hecho de que lleguen, en no pocos casos, después de haber sido expulsados de Egipto, Turquía, Túnez… Son datos que hablan de ingresos económicos, de riqueza, de seguridad, y de puestos de trabajo, muchas veces fatalmente temporales y precarios, cierto. ¿Queremos prescindir de ellos? ¿No queremos, como se pinta en las paredes, que vengan turistas? ¿Queremos que se vayan a su casa?

Seguir leyendo »

Mariano tautológico y las testigas

Estaba Rajoy entronizado como si fuera un juez extranjero invitado a una vista oral ajena. No se si fue el propio magistrado Hurtado quien se afanó en buscar un plano radicalmente distinto al que había retratado a testigos anteriores; a saber: sujetos sentados frente a los jueces realmente existentes y detrás un porrón de acusados, desde Bárcenas hasta Sepúlveda (gananciales con Mato, Aznar, boda con José María y cumpleaños con Rajoy); de Correa a Bigotes; de Crespo a los cien mil corruptos de San Luis de los ayuntamientos de Madrid.

No quería el juez Ángel Hurtado, no, un plano como el de Rato, el de Cascos, el de Acebes, el de Mayor, que los hacía sospechosos antes de empezar a hablar. Se empeñaba Hurtado en decir "vamos, vamos", pero no como Rafa Nadal, más bien para acabar cuanto antes y llegar indemne al aperitivo.

Seguir leyendo »

Veinte años del asesinato de Miguel Ángel Blanco

Aquello fue una insurrección cívica. La imagen de las mujeres de Ermua, puestas de rodillas, con las manos entrelazadas en su nuca y diciendo: "ETA, aquí tienes mi nuca", era la expresión cabal y digna de que mucha gente había perdido el miedo. Personas que se inauguraron en la lucha contra el terrorismo, identificadas con un chaval que podía ser su hijo, el novio de su hija, su vecino, uno del pueblo.

No fue un error táctico de ETA el secuestro de Miguel Ángel Blanco, fue una barbaridad desde el punto de vista ético. Una tortura con final de muerte.

Seguir leyendo »

Orgullo de todos

Es posible que una de las pruebas del éxito y consolidación de los valores de la agenda LGTBI en el conjunto de la sociedad española sea la existencia de discrepancias y críticas explícitas desde dentro del propio movimiento.

No es casual que fuera hace cuarenta años, también, cuando los primeros gays y transexuales salieran a la calle en la Rambla de Barcelona, en una manifestación de libertad rompedora de la que hasta entonces no teníamos imagen.

Seguir leyendo »

No se habló de la etarra Riaño

Ha querido el paso del tiempo que el día que la etarra Idoia López Riaño salía de la cárcel haya coincidido con el debate de la moción de censura.

López Riaño ha pasado 23 años en la cárcel, después de haber sido condenada a más de dos mil años por asesinar a 23 personas. Una de ellas es Ángel Facal Soto, un vecino de Pasajes (Guipúzcoa) que se fumaba sus porros y que estaba sentado en el alfeizar de un bar de su pueblo todas las tardes, a la misma hora, en el mismo sitio. Objetivo tirado. El asesinato de Facal, perpetrado por el comando Oker, en el que estaba Riaño, se realizó fuera de la hora habitual –le dispararon como a las ocho de la tarde–, y fue presentado como un ataque a los traficantes de drogas, dentro de una de las campañas con las que ETA trataba, a mediados de los ochenta, de presentarse como la solución a los problemas que aquejaban a la sociedad.

Seguir leyendo »

Matanza de mujeres con sentido machista

El latiguillo que acompaña habitualmente la información de mujeres asesinadas a manos de hombres con los que tienen, o tuvieron, un vínculo es una convocatoria bienintencionada a las mujeres maltratadas para que llamen a un número de teléfono, 016, que además de ser gratuito, no deja huella en la factura, se dice rutinariamente.

En ese aire contable con el que demasiadas veces se aborda la información de la violencia machista –"ascienden a…", "un nuevo caso de…", "esta víctima hace la número…"–, se subraya que la víctima no había denunciado previamente a su asesino, al que no siempre se llama así. De tantas mujeres asesinadas "sólo" la décima parte había denunciado, se repite machaconamente.

Seguir leyendo »

Cristina Cifuentes, antepenúltima presunta corrupta

Escribir sobre la corrupción del PP implica el riesgo de quedarse obsoleto en cuestión de minutos: uno empieza con el anteúltimo caso de corrupción y cuando termina el artículo ya hay un imputado más.

Cristina Cifuentes, la presidenta de la Comunidad de Madrid, se había presentado como adalid contra la corrupción de Ignacio González, su antecesor, e insultador, en el cargo.

Seguir leyendo »

Casos aislados de honradez en el PP de Madrid

Ignacio González habrá podido ver en su celda de la cárcel de Soto del Real la ceremonia que cada Dos de Mayo se celebra en la Casa de Correos, en la que él ejerció como presidente de la Comunidad de Madrid durante tres años.

El cambio de perspectiva es notable y me imagino que la irritación del recluso se multiplica al ver cómo su enemiga cum laude, Cristina Cifuentes, de la que hablaba con desprecio y suficiencia machista, es ahora la que ocupa su lugar; ese lugar que él había heredado, in vigilando, de Esperanza Aguirre.

Seguir leyendo »

Cuarenta años de la legalización del PCE

Santiago Carrillo decía mucho "turiferarios del régimen". Se refería a los partidarios acérrimos del franquismo, a los acólitos que rodeaban de incienso, botafumeiro en los casos más extremos, al régimen franquista. Aquella expresión clandestina me fascinó en mi adolescencia. Era un hallazgo lingüístico, una frase con capacidad de convocatoria, que obligaba a pensar y denominaba a las caras franquistas conocidas. Lo mejor que se puede decir de una conjunción de palabras.

Solía Carrillo empezar sus mítines escritos en la ilegalidad con un: "Amigas y amigos", no sé si del todo conscientemente feminista, o más bien una cortesía casi pareja al damas y caballeros. Decía mucho también "la vida", como argumento explicador, que ponía a cada uno en su sitio con el paso del tiempo y terminaba por aclararlo todo.

Seguir leyendo »