eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Roberto Rodríguez Guerra

Profesor titular de filosofía de la ULL.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 0

La política de la inestabilidad

La enésima crisis a la que Coalición Canaria ha sometido al gobierno y a las instituciones políticas canarias revela uno de los rasgos sobre los que se ha estado articulando la política canaria en los últimos años. Hace ya cerca de 25 años, nada menos que casi un cuarto de siglo, que Coalición Canaria viene sometiendo al Gobierno de Canarias, a nuestros cabildos y ayuntamientos a periódicos y deliberados vaivenes. Su finalidad superficial es mantener sus ya decrecientes cuotas de poder institucional. Pero esto es, a mi entender, solo la cascarilla. Bajo esa «política de la inestabilidad» subyace también el objetivo algo más sutil de desestabilizar a las fuerzas políticas con las que pacta en cada momento. Eso es lo que Coalición ha hecho, de modo casi sistemático, con el PP y con el PSOE. Y lo ha hecho desde aquel momento (1993) en que las AIC de Manuel Hermoso rompieron el pacto de gobierno que habían firmado con el PSOE, perpetuándola hasta el presente en que de nuevo vuelve a hacerle la misma jugada. Solo recuerdo algunas excepciones, en especial la del último gobierno de Paulino Rivero. Y fue una excepción porque entonces el núcleo duro de ATI –el verdadero promotor de esta política- a quien quería cargarse era precisamente a Paulino.

Seguir leyendo »

Ya no nos vale

La fractura por la que atraviesa el PSOE constituye un importante punto de inflexión en la vida política  española. Aunque el PSOE es muy libre de decidir –aunque quizá no tanto- qué hará en el futuro próximo, son muchos los indicios que apuntan a que, tras la atormentada conclusión del Comité Federal del sábado, la dimisión de Sánchez y la creación de la Gestora, apostará por abstenerse y dejar gobernar al PP. Si definitivamente se confirman estos anuncios, pocas dudas caben de que contribuirá a la restauración de algunas grietas del Régimen del 78, legitimará el régimen de la corrupción sistemática que ha impuesto el PP y su gobierno y poca oposición mostrará a las políticas austeritarias de la Troika. Es probable que en tal caso Rajoy desee aparentar generosidad y acepte algunas concesiones de cara a la opinión pública, pero mantendrá lo esencial. Es perfectamente conocedor de la escasa capacidad de maniobra que, tras el citado Comité Federal, tienen los psoecialistas. En ese enjuague el PSOE y el PP contarán además con la colaboración -numéricamente innecesaria pero simbólicamente importante- de Ciudadanos. Es más, eso mismo les permitirá a ambos eludir la imagen de la «gran coalición». Y todo ello, por supuesto, «por el bien del país».

Dicen por ahí que, tras estos acontecimientos, la cotización de Felipe González y compañía ha subido considerablemente entre las empresas del IBEX y la caverna mediática. En verdad, se lo han ganado sobradamente. Son quienes, frente a aquel inicial «este chico no vale, pero nos vale», han concluido finalmente -tras el «no es no» de Sánchez a Rajoy y su apuesta por explorar un gobierno de cambio con Podemos- que «este chico ya no nos vale».

Seguir leyendo »