eldiario.es

Menú

José Miguel Pérez dimite como secretario general del PSOE canario y da paso a una gestora

El hasta ahora dirigente de los socialistas en el Archipiélago ha comunicado su decisión a la Comisión Ejecutiva regional del partido

El que fuera vicepresidente del Gobierno canario seguirá siendo militante socialista, pero centrará su tiempo en su trabajo como catedrático en Historia Contemporánea

- PUBLICIDAD -
José Miguel Pérez, en la rueda de prensa en la que anunció la dimisión de su cargo al frente de la Secretaría General del PSOE de Canarias

José Miguel Pérez, en la rueda de prensa en la que anunció la dimisión de su cargo al frente de la Secretaría General del PSOE de Canarias EFE/Elvira Urquijo A.

El secretario general del Partido Socialista en Canarias (PSC), José Miguel Pérez, ha presentado su dimisión ante la Comisión Ejecutiva regional del partido que se ha celebrado este miércoles en Las Palmas de Gran Canaria, y que le ha despedido con una ovación, y ha dado paso a que la dirección del partido en el Archipiélago esté en manos de una gestora hasta que se celebre un Congreso Regional sin fecha.

José Miguel Pérez ha alegado motivos "exclusivamente" personales y profesionales ya que a partir de ahora centrará sus esfuerzos en la docencia puesto que es profesor y catedrático en Historia Contemporánea en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, aunque seguirá militando en el partido. "Mi vida profesional me exige dedicación plena, una dedicación por la que siento pasión y por la que espero rendir todo lo que me quede de vida activa" subrayó y también indicó que "es lo mejor para el partido y me viene bien profesionalmente" aunque le hubiese gustado concluir su etapa con un Congreso Regional ordinario.

Pérez - que fue uno de los 16 socialistas que dimitieron en bloque de la Ejecutiva Federal, lo que provocó la destitución de Pedro Sánchez - alegó que esta decisión la tenía tomada desde hace meses, y que incluso hace dos años había anunciado su deseo de dejar el cargo, pero la había postergado hasta este momento por la "tormenta perfecta" que vivía el PSOE, por un lado la crisis general del partido y por otro la crisis en el pacto del Gobierno de Canarias con Coalición Canaria. A ello añadió el reciente fallecimiento de Juan Carlos Alemán. "Pensé que lo mejor era aguardar a dar salida a ambas circunstancias", matizó el exvicepresidente del Gobierno canario.

Su primera incursión en la política tuvo lugar en el año 2003 cuando fue candidato del PSOE en el Cabildo de Gran Canaria. No pudo ganar las elecciones y estuvo haciendo oposición al por entonces presidente del Cabildo, José Manuel Soria. Ese mismo año fue nombrado Secretario Insular del PSOE en la isla. Cuatro años más tarde logró ser presidente del Cabildo de Gran Canaria en coalición con Nueva Canarias, puesto que ocupó hasta el año 2011. En el año 2010, en un congreso extraordinario, sustituyó a Juan Fernando López Aguilar como secretario general de los socialistas en las Islas, cargo en el que fue refrendado un año más tarde. Tras su periplo al frente del Cabildo, en 2011 se presentó como candidato a presidente del Gobierno de Canarias y terminó siendo vicepresidente del Ejecutivo autonómico y consejero de Educación gracias a un pacto con el expresidente Paulino Rivero, de Coalición Canaria. 

Con su renuncia, según los estatutos del PSOE, la formación estará en manos de una gestora cuya composición será decidida por la Comisión Gestora Federal y a cuyo frente ya ha descartado estar el vicesecretario general del partido, Francisco Hernández Spínola. Esta gestora comandará a los socialistas del Archipiélago hasta que se celebre el Congreso Regional en el que se elegirá la nueva dirección ejecutiva. Pérez ha sostenido que en esta Comisión Ejecutiva no se ha hablado sobre quién podría llevar las riendas y ha asegurado que no va a proponer a nadie para que encabece la misma, aunque si desde Madrid le preguntan, ofrecerá su opinión.

Cuestionado por Juan Fernando López Aguilar o Patricia Hernández como posibles aspirantes a ocupar su cargo, Pérez destacó que son dos personas con las que ha trabajado en los últimos años. "Con Juan Fernando he trabajado muchos años y le tengo estima personal. No sé si va a ser candidato o no. Con Patricia Hernández he trabajado menos tiempo y es consciente de que le he apoyado todo lo que he podido y he procurado no meterme en el Gobierno", sentenció.

"He respetado siempre las formas democráticas"

José Miguel Pérez hizo alusión al  malestar que se ha hecho público en las últimas semanas de dirigentes del partido respecto a su gestión y ha expresado que "es posible que haya personas que no estén de acuerdo con la línea que hemos intentado seguir", pero ha defendido que esta siempre ha seguido "la prudencia y la democracia en las decisiones y la honestidad en las mismas" y que ha procurado "respetar siempre las formas democráticas". Además, f rente a las voces críticas que exigían un Comité Regional ordinario para que lo hiciera, ha asegurado que no han cumplido los trámites necesarios para su celebración.

En su última comparecencia pública como político ha tenido tiempo para recriminar algunas actitudes de sus compañeros ya que ha comentado que siempre sometió a consultas "todas las decisiones que competían a los órganos a los que pertenecía" y que "siempre" ganó las votaciones a las que ha sometido la Comisión Ejecutiva por amplia mayoría. Sin embargo, ha lamentado que "al final solía salir la parte minoritaria". "Nunca he entendido que no se respetara la mayoría de las decisiones", ha lamentado, al tiempo que ha afeado la filtración el pasado mes de septiembre por parte de un miembro de la Ejecutiva saliente de lo abordado en la Ejecutiva regional "quienes lo hayan podido hacer no merecen estar en este partido", exhortó.

Comisión Ejecutiva Regional en la que José Miguel Pérez ha presentado su dimisión

Comisión Ejecutiva Regional en la que José Miguel Pérez ha presentado su dimisión Canarias Ahora

Así mismo, hizo un repaso a su mandato y recordó que cuando se puso al frente del PSC-PSOE, el partido llevaba 18 años en la oposición y que hace más de cinco los socialistas volvieron al Gobierno de Canarias gracias a "ser consecuente con un programa y un proyecto y dando cumplimiento a la palabra dada en un pacto de coalición con Coalición Canaria". En ese Gobierno en el que fue vicepresidente admite que tuvieron que hacer frente a la "peor crisis" pero tanto él como su socio, Paulino Rivero, trataron de gobernar "bajo el sentido de la prioridad: los grandes servicios públicos". Sobre ese pacto con los nacionalistas, Pérez destacó que fueron cuatro años muy difíciles pero "de profunda lealtad a la firma y a la palabra dada", lo que permitió al PSOE en el 2015 ser la fuerza más votada en todo el Archipiélago.

Sobre el futuro del PSOE en Canarias, Pérez cree que es necesaria una reflexión interna muy amplia que permita repensar las Islas "de nuevo" en el sentido de "no abandonar el proyecto autonomista y en segundo lugar en que en también sepamos acertar con las enormes oportunidades que tiene este Archipiélago".

Una reflexión sobre la autonomía que ha hecho extensiva a todos los partidos de Canarias al decir que "la creencia de que el mundo de responsabilidad acaba donde uno tiene responsabilidad, o que el mundo de acción acaba donde está la frontera de su pueblo, de su isla y no hay más. Cuando escuchamos la vuelta de que hay que equilibrar y no priorizar. Para mí un gobierno tiene que priorizar, priorizar significa lógicamente no responder al clientelismo como principio básico, que fue uno de los grandes males del pleito interno en Canarias. El pleito insular tiene una explicación muy sencilla, la política clientelar, que no puede estar dominando la política en estas Islas, tiene que ser una política de lealtad al proyecto autonomista que tanto costó montar. Necesitamos un tejido autonómico y social que desborde las fronteras insulares", guió.

También tuvo tiempo para referirse a su forma de ser. Persona que no suele dar grandes titulares, sostuvo que "muchas veces la prudencia y los silencios públicos hacen mucho más que largar ciertas expresiones que luego no llegan a ningún lado", aclaró.

"Siempre se me ha acusado de callarme muchas cosas. A veces porque me gusta más escuchar que hablar, un ejercicio que hace mucho tiempo que no suele ser abundante. Y en segundo lugar, porque lo que no puedo contar no lo cuento, y lo pienso a pesar del coste que puede tener y a pesar de que hoy está de moda que todo se cuente. Yo prefiero que sean los periodistas y las periodistas los que busquen, averigüen, indaguen y cuenten las noticias que sean los que tenemos que respetar a los demás los que nos estemos yendo de la lengua. He procurado no ser un bocazas y mientras pueda lo seguiré siendo. Siento en muchas ocasiones no haberle dado los titulares adecuados, no haberle dado las noticias, no haber estado ahí", aseveró.

Para concluir dejó su último mensaje en el terreno que más le apasiona y al que desde este mismo jueves se dedicará en cuerpo y alma, el educativo: "Espero que no haya reválidas en este curso".

La gestora agradece su labor en Canarias

La Comisión Gestora ha expresado su reconocimiento a José Miguel Pérez y ha destacado su labor al frente de los cargos desempeñados en la función pública y en el partido.

En un comunicado, la dirección del partido ha manifestado su agradecimiento por su entrega "siempre a la causa de construir una sociedad más justa e igualitaria", así como "al bienestar" de los ciudadanos desde los cargos desempeñados.

Entre los puestos institucionales y orgánicos de los que se ha responsabilizado este dirigente canario se cuenta la Secretaría de Educación de la anterior Ejecutiva Federal socialista, un cargo desde el cual el PSOE considera que "fue uno de los puntales de la lucha del PSOE contra los recortes y el modelo educativo regresivo impuesto por el PP".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha