eldiario.es

El PSC de Barcelona abre las puertas a la ciudadanía para comenzar su regeneración

Los socialistas celebran mañana un conjunto de asambleas abiertas para escuchar las ideas de los barceloneses

El objetivo es recuperar la confianza y preparar las primeras elecciones primarias del Estado, previstas para principios de 2014

Jordi Martí (PSC) ve con "absoluto respeto" que Tura se presente a unas primarias del partido

El presidente del grupo municipal socialista, Jordi Martí.

Los partidos políticos son plenamente conscientes de que están perdiendo la confianza de los ciudadanos y de que una de las pocas estrategias para recuperarla pasa por la regeneración política. Tanto es así que todos los partidos han comenzado a prometer la "regeneración", de una manera tan generalizada que la palabra casi ha perdido el sentido. La última en utilizar este concepto ha sido la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, que tras 30 años vivienda de la política, se ha ofrecido ahora para ayudar a "regenerar" su propio partido para evitar la corrupción.

En Catalunya los dos últimos partidos en entrar en el Parlament (Ciutadans y la CUP) son los que más defienden la regeneración política y representan una cierta renovación de las instituciones. Sin embargo, en el caso de Ciutadans, esta defensa se hace con notables contradicciones, ya que desde hace tres legislaturas reclaman la limitación de los mandatos de los cargos públicos a dos o tres legislaturas, pero siguen presentando el mismo candidato.

El resto de partidos, unos más acostumbrados a la democracia interna que los demás, también hablan de regeneración y tratan de sacarse la etiqueta de partidos tradicionales. Pero después de largas dinámicas los cambios no son fáciles y el camino a recorrer es completamente desconocido.

Uno de los partidos que está intentando coger el toro por los cuernos es el PSC que desde su federación más importante, la de Barcelona, ​​ha organizado diferentes encuentros para escuchar y dialogar con los ciudadanos que lo deseen y decidir conjuntamente el programa para las próximas elecciones municipales. El texto definitivo lo defenderá el candidato que salga vencedor de las elecciones primarias que, por primera vez en todo el Estado, serán abiertas a todos los barceloneses. Es decir, al menos sobre el papel, cualquier barcelonés tiene la oportunidad de hacer aportaciones al programa electoral del PSC y decidir quién será el alcaldable. El primer paso en el camino de la regeneración del PSC de Barcelona se da este sábado en una convención abierta que se celebrará en la Universidad Pompeu Fabra, en el campus de la Ciutadella. Los mismos organizadores del acto reconocen que no tienen muy claro cómo saldrá todo y aseguran que se trata de un "proceso político que no prejuzga su final", es decir, que no estará dirigido por el aparato del partido.

El primer secretario de la federación de Barcelona del PSC, Carles Martí, explicó que el objetivo es "volver a empezar" y recuperar la confianza y la fuerza de movilización que los socialistas habían tenido en la capital catalana hasta la década pasada, cuando empezó un declive que aún no ha parado. Martí será el encargado de abrir la convención donde, durante todo el día, habrá diferentes talleres para hablar de los barrios, de la exclusión, de la democracia abierta, de urbanismo, etc. Los ciudadanos que quieran participar pueden hacerlo vía Internet o yendo hasta el campus de la Ciutadella y formando parte de los talleres. Según fuentes del partido, se discutirán todos los correos recibidos y todo el que quiera tendrá su turno de palabra para proponer lo que considere oportuno. El acto terminará por la tarde con la intervención del primer secretario del partido, Pere Navarro y del ex alcalde de Barcelona Jordi Hereu. El partido ha hecho la convocatoria, vía correo electrónico y haciendo diferentes actos, y hasta ahora está confirmada la asistencia de un millar de barceloneses.

Un euro y un compromiso para poder votar

Durante el primer semestre del próximo año, se celebrará la segunda convención, que será de discusión y el segundo semestre servirá para cerrar el programa electoral. Siempre con esta fórmula de convenciones abiertas a los ciudadanos. Finalmente, durante el primer semestre de 2014, el partido organizará las primeras elecciones primarias abiertas de todo el Estado. Todavía no está cerrado el reglamento, pero la idea del partido es hacer pagar un euro a los ciudadanos empadronados en Barcelona mayores de 16 años que quieran escoger el candidato y hacerles firmar un documento de compromiso con los valores progresistas.

Desde el PSC - Barcelona confían en que este sistema, que permite que sean los barceloneses en lugar del aparato del partido los que elijan el candidato, se acabe imitando en otros municipios. Hasta ahora, las únicas elecciones primarias que ha celebrado el PSC - Barcelona fueron en el año 2011 y el ganador fue Jordi Hereu que era, claramente, el candidato de la federación de Barcelona. La derrotada fue la diputada Montserrat Tura, que tenía más apoyos dentro del aparato del partido que dentro de la federación de Barcelona. En aquella ocasión sólo pudieron votar los militantes y los simpatizantes.

Aún queda mucho camino por recorrer, pero ya se sabe que el presidente del Grupo Municipal, Jordi Martí, será uno de los candidatos a las elecciones primarias. Martí, que no debe confundirse con Jordi Martí, primer secretario de la federación, ha impulsado el Movimiento Barcelona para empezar a escuchar ideas e ir recogiendo apoyos. Es el candidato mejor situado porque actualmente es el jefe de la oposición y esta figura le permite mucha más visibilidad. Es posible que también se presente Albert Solé, diputado en el Congreso e incluso se podría presentar, ahora sí, Carles Martí. Evidentemente, no se descarta que haya alguna sorpresa y se presente también alguna persona completamente ajena al aparato del PSC.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -
- PUBLICIDAD -
- Publicidad -