eldiario.es

Menú

Un juez anula el recorte horario que Colau aplicó a terrazas del Poble Sec

El Ayuntamiento de Barcelona recortó una hora a los restauradores de la calle Blai y Blesa pero éstos impugnaron la ordenación de Colau por "discriminatoria"

- PUBLICIDAD -
La avenida Paral·lel se enfrenta a una ambiciosa transformación que hace temer a los vecinos. /ENRIC CATALÀ

Las terrazas en la avinguda del Paral·lel de Barcelona Enric Català

Un año atrás, la alcaldesa Ada Colau impulsaba una restricción municipal que obligaba a los restaurados del eje del carrer Blai y Blesa a desmontar sus terrazas una hora antes que el resto de los bares de la ciudad. La medida pretendía garantizar el descanso de los vecinos en una zona de Barcelona con especial afluencia nocturna. Según  informa este jueves El Periódico, el plan de Colau podría quedar en el aire, tras la anulación por parte de un juez de Barcelona de la ordenación del consistorio.

La ordenación se produjo en nueve tramos de terraza, una superficie de 4.762 metros cuadrados en la calle Blai, y de 737 en la calle Blesa; el eje de Blai-Blesa formaba parte de la treintena de ordenaciones singulares que el Ayuntamiento de Barcelona estableció para calles "especiales" por su ubicación, saturación de oferta y afluencia. Empresarios y camareros consideraron en su día la ordenación, una medida para controlar los excesos que se producen cuando los locales ya están cerrados, como "discriminatoria". 

Por ese motivo, la Asociación de Restauradores de la calle de Blai-Blesa presentó un recurso contencioso administrativo contra la ordenación. Entre medias, según recoge El Periódico, el colectivo habría planteado propuestas al consistorio para evitar el recorte de horario. Entre otras, ubicar agentes cívicos para prevenir que los clientes se instalaran en la zona tras el cierre de los bares y restaurantes o regar ambas calles para disuadir a los noctámbulos. Las propuestas no habrían llegado a buen puerto.

Las terrazas han sido un hueso para el Gobierno de Colau en los últimos meses. Los grupos de CiU, Ciutadans y PP se unieron el setiembre pasado contra la política del gobierno de Ada Colau sobre las terrazas de establecimientos hosteleros. Los tres partidos consideraron que el gobierno barcelonés no estaba aplicando la normativa, heredada del anterior gobierno de Trias, con un criterio unificado en todas las zonas. Mejías reclamó "un equilibrio entre los usos de las terrazas y del espacio público que garantice la calidad de los espacios".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha