eldiario.es

Menú

CATALUNYA

La muerte de los editores

Como editor de libros y medios en la época de la concentración y el multimedia, Lara ha sido elogiado por el respeto con que ha amparado escritores y periodistas de idees diferentes y en ocasiones muy contradictorias.

- PUBLICIDAD -

Se acaban los editores de periódicos. Se ha hecho notar a raíz de la muerte de José Manuel Lara Bosch -editor de libros como su padre, però volcado también a la televisión y la prensa-, pero la figura histórica de los editores de periódicos ya estaba tocada. Desde que la industria de la comunicación empezó a devorar la empresa informativa.

Sin llegar a los perfiles míticos de Joseph Pulitzer ( New York World) - el mítico referente del periodismo americano-, William Randolph Hearst ( New York Journal) - el malvado ciudadano Kane del cine- o el estricto Adolph S. Ochs ( New York Times), algunos editores españoles habían alcanzado relieve histórico.

En el siglo XIX, el marqués de Brusi ( Diario de Barcelona) y en el siglo XX, el marqués de Luca de Tena ( ABC) y el conde de Godó ( La Vanguardia), los tres distinguidos con títulos nobiliarios como los británicos Lord Northcliffe ( Daily Mail y The Times) y Lord Rothermere ( Daily Mirror).

Excepto los Godó o Nicolás María de Urgoiti ( El Sol), la mayoría de editores de periódicos fueron periodistas que contribuyeron a la conversión de la prensa política liberal en una industria informativa.

La figura reapareció al final del desierto franquista con Rafael Calvo Serer ( Madrid) y Sebastián Auger (Grupo Mundo) y durante la Transición con los nombres destacados de Juan Tomás de Salas ( Cambio 16 y Diario 16), Antonio Asensio ( Interviú y El Periódico de Cataluña) y Jesús de Polanco ( El País).

Los grandes editores marcaron el estilo y la ideología de sus diarios, conservadores o liberales, monárquicos o republicanos, franquistas o demócratas. Ya no ha sido igual en el caso de Lara, que ha jugado varias cartas en una posición ecléctica más propia de los nuevos tiempos.

Como editor de libros y medios en la época de la concentración y el multimedia, Lara ha sido elogiado por el respeto con que ha amparado escritores y periodistas de idees diferentes y en ocasiones muy contradictorias. No ha dejado de ser una rara avis, en una industria donde la figura del editor ya es excepcional. Sin olvidar al gigante Rupert Murdoch ( The Times, The Sun, Sky News, etc, etc), ni al innovador Jeff Bezos, fundador de Amazon y nuevo propietario de The Washington Post.

Ahora manda el capital, anónimo y cambiante. Y ello comienza a tener consecuencias para el periodismo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha