eldiario.es

Menú

Una delegación de diputados visita el CIE de Zona Franca en una acción sorpresa

La visita de los cinco miembros del Parlamento de Cataluña y de una eurodiputada alemana se hace en reacción a la denegación de la entrada solicitada por las vías oficiales

- PUBLICIDAD -
Un grup de diputats del Parlament de Catalunya i membres de Tanquem els CIEs davant el CIE de la Zona Franca de Barcelona / João França

Un grup de diputados del Parlament y miembros de Tanquem els CIEs ante el CIE de la Zona Franca de Barcelona / João França

La plataforma Tanquem els CIE ha llevado este viernes a cinco diputados del Parlament de Catalunya -de ERC, ICV-EUiA y la CUP- y a una eurodiputada del Partido Verde Alemán a visitar a internos del Centro de Internamiento de Extranjeros de la Zona Franca de Barcelona, después de que se les denegara la entrada solicitada por las vías oficiales, tanto a nivel europeo como estatal y catalán. A la salida del centro la delegación de políticos ha dado cuenta del testimonio de los internos y ha reclamado medidas ante las situaciones de vulneración de derechos humanos que se padecen en el centro.

Los diputados han entrado al CIE durante el horario de visitas familiares. Su presencia se había mantenido en secreto hasta el momento de poder realizar la visita, para evitar que se cerraran las visitas antes de que pudieran entrar, explican desde Tanquem els CIE. La eurodiputada Ska Keller ha asegurado que ha visitado centros de internamiento en muchos países europeos y que nunca se le había denegado la entrada.

"La denegación de las tres solicitudes es una muestra de la falta de transparencia imperante en el CIE, pero no queríamos que esto fuera un impedimento para que la clase política conozca su realidad", explicaba Cristana Fernández, abogada de la plataforma y miembro del Observatorio del Sistema Penal y los Derechos Humanos de la UB. "Han podido ver el resultado de los golpes, hablar con las familias en la sala de espera y conocer la situación de violación de derechos humanos que se da aquí", ha añadido.

Todos los diputados han coincidido al lamentar el haber tenido que entrar haciéndose pasar por familiares de los internos, con los que había contactado previamente la plataforma Tanquem els CIE. El diputado de ERC Pere Bosch ha calificado la situación de "infame" y David Companyon, de EUiA y miembro de la Mesa del Parlamento, ha declarado que "hemos podido entrar como ciudadanos, pero no como diputados del Parlament de Catalunya, cuando es nuestra responsabilidad, y por tanto desde la Mesa del Parlamento debemos actuar al respecto".

Las conversaciones con los internos

Esta visita se da en un contexto en que la plataforma denuncia repetidas agresiones a internos desde el 31 de diciembre y después de la muerte el pasado 3 de diciembre del ciudadano armenio Alik Manukyan. "Desde el 31 hay una presencia continua de antidisturbios en el interior del centro, una nueva situación de excepcionalidad en la que se han vulnerado los derechos humanos", afirma Cristina Fernández. Ska Keller ha expresado que nunca tuvo conocimiento de agresiones en un CIE y que llevará esta cuestión al Parlamento Europeo por incumplimiento de derechos humanos.

El diputado de ERC Pere Bosch ha explicado que la persona con la que han hablado les ha explicado que ha sufrido agresiones en zonas donde no había cámaras, "que le han agredido mientras se duchaba, sin ningún motivo". Bosch, que ha podido ver las marcas de la agresión en la pierna de la víctima, ha denunciado la opacidad que provoca que no se pueda investigar lo ocurrido. El diputado ha vinculado la visita con la tramitación de la ley de transparencia y ha asegurado que "debe llegar a todos los rincones del país con independencia de quien gestione los espacios".

Sara Vilà, diputada de ICV, ha asegudado que con la visita han podido ver "que son auténticas cárceles". Los diputados, como ocurre con los familiares a diario, han sido separados de los internos por una reja y han tenido que hablar con ellos a través de un teléfono. "En una democracia avanzada como la nuestra no podemos permitir que existan estos centros", ha sentenciado Vilà.

"Hemos estado con un compañero georgiano que nos cuenta que 50 internos comenzaron una huelga de hambre en respuesta a los hechos del 31 y que cinco aún la siguen", dice la diputada Isabel Vallet, de la CUP. "Se ha probado que aquí se tortura, hay maltratos físicos y psicológicos, pero aún no se ha actuado", lamenta la diputada que además denuncia que, aunque los centros sean responsabilidad del gobierno central, son "una vergüenza que tiene apoyo de las comunidades autónomas y también de los gobiernos municipales, que ceden espacios para construir estos centros, que deberían derribarse".

Dificultades para denunciar

Josecho Ordóñez, de la Fundación Migraestudium, y Jose Peñín, de SOS Racismo, han anunciado que se personarán como acusación popular en el caso de la muerte de Alik Manukyan, pero denuncian las dificultades que se encuentran en el proceso. "Como acusación popular nos piden una fianza de 2.000 euros que encontramos completamente desproporcionada", ha relatado Peñín, que ha detallado que es muy superior a la que se les ha pedido en otros procesos.

Cristina Fernández ha explicado que uno de los testigos del caso, que luego denunció haber sufrido agresiones, ha sido deportado, y que ésta es un dificultad que se encuentran habitualmente a la hora de denunciar violaciones de derechos humanos o investigar las muertes que ha habido en el CIE de la Zona Franca.

Paralelamente, en el Congreso, el PSOE, ante las agresiones denunciadas por Tanquem els CIE, ha solicitado la comparecencia del ministro del Interior Jorge Fernández Díaz para dar explicaciones sobre los hechos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha