eldiario.es

Menú

CATALUNYA

La Libertad se aprende ejerciéndola

Libertades que debemos conquistar cada una de las mujeres.

- PUBLICIDAD -

Un 12 de febrero de 1888 nació Clara Campoamor, una de nuestras antecesoras, de las defensoras de los derechos de las mujeres. Clara Campoamor fue la feminista que defendió y consiguió el voto de las mujeres en la segunda república en España." La libertad se aprende ejerciéndola" es una de sus citas de cabecera que debemos recordar, aplicarnos y hacer pedagogía sobre ella entré las mujeres.

Aprender a ser libres y actuar como ciudadanas libres, es sin lugar a dudas un reto arduo para cualquier mujer, incluso para las feministas. Para empezar porque no fuimos educadas para ejercer  nuestra libertad, sino todo lo contrario. La sociedad nos atribuye un rol que sitúa a las mujeres más bien como obedientes, y en nuestro entorno personal hemos comprobado cómo hemos sido premiadas si nuestra actitud es suficientemente obediente, y castigadas si ejercemos nuestra autonomía de criterio o acción.

Hoy, aniversario del nacimiento de Clara Campoamor quería recordar algunas libertades que debemos aprender a ejercer:

 

Ejercer la libertad en política, tener nuestras propias ideas políticas y defenderlas, independientemente de nuestras familias o parejas.

 

Ejercer  la libertad en el acceso al conocimiento, decidir en qué formarnos y educarnos, con que fines y en que ámbitos.

 

Ejercer la libertad económica, decidir sobre el destino y la administración de nuestros bienes.

 

Ejercer la libertad en el trabajo, tanto para elegir nuestro trabajo en función de nuestros intereses y vocación, como  para trabajar sintiendo autoestima por nuestra contribución, sin dejar que nos minusvaloren.

 

Ejercer la libertad en el poder, desempeñando las responsabilidades que tengamos de la forma que nosotras creamos idónea.

 

Ejercer la libertad en la pareja, compartiendo con la otra persona des de la existencia de una vida propia y autónoma, y no permitiendo ningún tipo de control sobre nosotras.

 

Ejercer la libertad  en el sexo, decidiendo cuando, con quién y qué queremos hacer, considerándonos a nosotras el sujeto protagonista de la relación.

 

Ejercer la libertad para sentirnos guapas, no sometiendo nuestro cuerpo a acciones demasiado agresivas para seguir los  cánones de belleza que son casi imposibles de asumir por la gran mayoría de mujeres.

 

Ejercer la libertad en la red, escogiendo en qué espacios queremos estar presentes, cómo queremos presentarnos, con quien queremos relacionarnos, qué tipo de relación establecer con las otras personas y qué contenidos queremos compartir.

 

Estas son libertades que debemos conquistar cada una de nosotras. En realidad resulta más viable ejercerlas  acompañadas de los consejos de buenas amigas o compañeras feministas. Ser mujer y ejercer la libertad significa no vivir en la zona de confort porque estamos conquistando la igualdad.

Dedicado a todas mis amigas y compañeras feministas

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha