eldiario.es

Menú

Situación de “tormenta perfecta” electoral en Castilla-La Mancha

Las predicciones electorales son más difíciles que en ninguna otra elección autonómica celebrada en la región, según un análisis electoral del experto Francisco Ruiz para eldiario.es/clm.

Asegura que solo la encuesta del CIS tiene “credibilidad” y que la reforma electoral ha provocado que fluctuaciones pequeñas de voto puedan cambiar de forma clave el reparto de escaños.

- PUBLICIDAD -
Votar de oído

Foto: EFE

La aparición de nuevos partidos políticos emergentes con posibilidades de conseguir representación parlamentaria, frente a una situación histórica de bipartidismo provocan que actualmente Castilla-La Mancha viva una situación de “tormenta perfecta” electoral. El símil con este fenómeno meteorológico se debe fundamentalmente a que se trata de un escenario poco habitual en el que un conjunto de elementos de carácter extraordinario hacen casi impredecible el resultado. Así lo considera el catedrático de Informática y experto en análisis electorales Francisco Ruiz, quien además apunta que casi todas las encuestas, salvo la última conocida del CIS, tienen poca o ninguna credibilidad.

Tras numerosos sondeos publicados antes del inicio de la campaña electoral, es la calidad técnica de estos trabajos junto con la mayor o menor estabilidad en las tendencias de voto lo que determina su fiabilidad, es decir, los elementos de su ficha técnica. García explica que aunque una encuesta se realice con seriedad y rigor “puede ocurrir que no prediga bien los resultados reales porque la elección de una parte significativa de la gente haya cambiado en el tiempo transcurrido”.

A la vista y estudio que este experto ha realizado de todas las encuestas publicadas hasta este momento por diversos medios de comunicación, su opinión es que en base a las “escasas” fichas técnicas que se publican y a las “importantes variaciones de opinión”, la fiabilidad para predecir el resultado de las elecciones del 24 de mayo es baja. Solo la reciente encuesta del CIS aprueba “con buena nota” estos aspectos técnicos.

Pero fuera del papel sociológico de estos estudios, Ruiz realiza también un retrato pormenorizado del escenario que se dibuja en Castilla-La Mancha de cara a los comicios. Señala algunas tendencias claras como una “importante caída del bipartidismo” de PP y PSOE, pero sin “estar clara su envergadura” (desde un 10% a un 30%); y la emergencia de dos nuevas fuerzas, Ciudadanos y Podemos. Un conjunto de elementos que generan una situación de “tormenta perfecta” ya que hay “factores que al juntarse hacen que la predicción sea más difícil” que en ninguna otra elección autonómica celebrada en la región (desde las primeras en 1983).

Las dudas surgen en torno a la mencionada inestabilidad en las opiniones de los encuestados. Por ejemplo, Podemos subió muy rápido a costa de IU y PSOE, pero a partir de enero comenzó el crecimiento de Ciudadanos a costa de “casi todos los demás”. ¿Qué tendencia o cambio está ocurriendo ahora? “Muy difícil saberlo”, alega, sin olvidar “que hay todavía una proporción muy alta de indecisos”.

Un sistema electoral muy poco proporcional

Además existe un factor específico de la región: su sistema electoral. Con la segunda reforma de esta normativa aprobada el año pasado “hemos pasado a tener un sistema muy poco proporcional, muy diferente en este aspecto a los de las otras 16 autonomías españolas”, lo que significa que el reparto de escaños en las Cortes puede no reflejar adecuadamente el voto popular.

Tampoco es irrelevante para este experto el hecho de que, debido a esa falta de proporcionalidad, “fluctuaciones pequeñas de voto puedan cambiar de forma clave el reparto de escaños y no precisamente en la dirección que cabría esperar”. Por ejemplo, en la suposición de que el 10% de voto a Podemos que da el CIS cayera al 8% porque el otro 2% votara al PSOE (que subiría del 35% al 37%), eso supondría “casi seguro” que Podemos perdería los dos escaños que le otorga esta encuesta.

Otro ejemplo ocurre con las famosas provincias ‘impares’ (Cuenca, Guadalajara y Toledo), donde el ganador se puede llevar un escaño más aunque sea por un solo voto de diferencia. Por el contrario, en las provincias ‘pares’ (Albacete y Ciudad Real) diferencias de más de 20.000 votos pueden no reflejarse en escaños. En la tabla siguiente, Francisco Ruiz nos muestra el porcentaje de sufragios y los escaños de cada partido que predice la encuesta del CIS, así como los escaños proporcionales "puros" si todos los votos contaran exactamente igual, independientemente de a qué partido vayan y en qué provincia se emitan:

Asignación de escaños en 2015 y según reforma de Ley Electoral / Autor: Francisco García

Asignación de escaños en 2015 y según reforma de Ley Electoral / Autor: Francisco García

Este profesor universitario señala por último las dos características distintivas de Castilla-La Mancha en comparación con el conjunto nacional. La primera de ellas es que el voto está casi totalmente concentrado en partidos de ámbito nacional, y la segunda, que se trata de una región eminentemente rural mientras que España es mayoritariamente urbana (España tiene un 77% de su población residiendo en áreas urbanas mientras que en Castilla-La Mancha la cifra se queda en un 47%) y resulta que el voto rural es mucho menos propenso a cambiar que el urbano. Se trata de una “evidencia histórica y siempre los cambios electorales importantes se han originado en las ciudades”.

Por ejemplo, afirma que en las elecciones europeas del año pasado los partidos nuevos (Podemos, Ciudadanos y Vox) obtuvieron en las áreas urbanas más del doble de votos que en las rurales (14’6% frente a 6’9%). Por el contrario, PP y PSOE, los dos grandes partidos sobre los que ha pivotado el bipartidismo desde hace más de 30 años, tuvieron mucho menos apoyo en las áreas urbanas que en las rurales (45’6% frente a 59’9%). Castilla-La Mancha “tuvo un voto al bipartidismo tradicional mucho más alto que la media de España”.

Francisco Ruiz trabaja de profesor e investigador en la Universidad de Castilla-La Mancha, donde es Catedrático en la Escuela Superior de Informática de Ciudad Real. Fue uno de los fundadores de la Universidad regional, a la que se incorporó como director de los servicios informáticos. Analista electoral desde hace 30 años, uno de sus campos de estudio es la aplicación en las ciencias sociales (demografía y sistemas electorales) de los sistemas de información y las técnicas avanzadas de análisis de datos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha