eldiario.es

Menú

Sin recortes en la campaña electoral

"Con las nuevas tecnologías nos podemos ahorrar muchos euros en publicidad electoral y destinarla a servicios como la educación o la sanidad".

- PUBLICIDAD -
Pancarta de propaganda electoral del PP Castilla-La mancha / Foto: Javier Robla

Foto: Javier Robla

Como ciudadano de Toledo, paseando y observando por nuestras calles, veo en estos días toda la propaganda de las elecciones municipales que inunda la ciudad, y uno no tiene más remedio que preguntarse por qué los recortes no han llegado a la campaña electoral, sobre todo de los dos grandes partidos políticos de este país.  

Son varios años ya diciéndonos que nos tenemos que apretar el cinturón, que hay que sacrificar derechos sociales en aras de rebajar el déficit, todos debemos sacrificarnos, congelación y bajadas salariales incluidas. Pero viendo toda la cartelería, anuncios en medios de comunicación, los catálogos a todo color que nos han llegado a los buzones, los grandes mítines a todas horas con el consiguiente gasto de organización... uno se enfada y piensa que parece ser que hay dinero para unas cosas pero para otras no.

Dentro de la opacidad que nos tienen acostumbrados nuestros gobernantes, no sabemos el dinero destinado a dicha campaña, y sería interesante saber el coste total. Que yo sepa, solo un partido político, Ganemos, ha hecho público el coste de su folleto electoral. Sería de agradecer que tanto el PP como el PSOE nos dijeran lo que les ha costado sus catálogos de cosas buenas que han realizado o van a realizar, y todos esos pósters con sus caras sonrientes prometiendo promesas y más promesas.

Y no quiero entrar en el debate de la financiación de los partidos políticos, pues conllevaría más que un pequeño artículo de opinión. Ya sabemos que se financian con subvenciones y con aportaciones privadas, pero creo que deberían haber dado ejemplo y haber sido austeros a la hora de publicitar su campaña. Pero parece que eso, cuando lo que se pretende es conquistar el poder, queda relegado a un segundo plano.

Sigo pensando que la vieja política hay que cambiarla, que hay que utilizar la imaginación para llegar a la gente, que con las nuevas tecnologías nos podemos ahorrar muchos euros en publicidad electoral y destinarla a servicios como la educación o la sanidad, máxime cuando muchos organismos están alertando sobre los altos índices de pobreza de la sociedad española.

Hubiera sido un gesto muy de agradecer, que alguno de los partidos políticos hubieran puesto algunas pancartas menos en nuestra ciudad y ese dinero se hubiera destinado para alimentar a las víctimas del terremoto de Nepal por ejemplo. 

En definitiva, con estas líneas quiero manifestar mi enfado y rechazo a todo el dinero que se están gastando en campaña electoral en estos tiempo de crisis y recortes, y estoy seguro que muchos lectores estarán de acuerdo conmigo, lástima que no sea así con los que presupuestan y diseñan las campañas electorales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha