eldiario.es

Menú

Se retiran los últimos neumáticos del vertedero ilegal de Seseña

"Ahora quedan las cenizas, que era el elemento que más preocupaba a los vecinos,  para dar por cerrado este asunto”, advierte el alcalde

La Junta advierte que, a partir de ahora, “todas las empresas que traigan aquí residuos, de Madrid o de otros sitios, tendrán que pagar un canon específico”

- PUBLICIDAD -
Retirada de los últimos neumáticos del vertedero ilegal que se quemó en Seseña (Toledo)

Retirada de los últimos neumáticos del vertedero ilegal que se quemó en Seseña (Toledo)

Este martes culminaba la retirada de neumáticos en el vertedero de Seseña (Toledo) que el 13 de mayo de 2016 originaba un incendio de grandes dimensiones y consecuencias ambientales y judiciales aún no esclarecidas. 

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha asistido este martes a la retirada del "último neumático" para "dar cumplimiento" al compromiso del Gobierno regional de que no quedaría una sola rueda antes de terminar el año. Un lugar “muy simbólico”, explica el departamento regional en el que Martínez Arroyo ha dado a conocer que  el Consejo de Gobierno acaba de aprobar el que será el Plan Integral de Gestión de Residuos de Castilla-La Mancha “más ambicioso hasta la fecha” que tiene como objetivo impedir vertederos y catástrofes “como las acaecidas en Seseña” y que viene a sustituir  al aprobado durante el Gobierno de Dolores de Cospedal. 

“Qué lugar mejor que este -la parcela de Seseña- para anunciarlo”, ha manifestado Martínez Arroyo, indicando que el Gobierno regional pretende “que no vuelvan a suceder” sucesos como los acaecidos en mayo de 2016. Según la Junta, el El Plan Regional de Residuos es pionero por varios motivos, como ya avanzase el propio consejero en una rueda de prensa hace unos días.

En primer lugar, porque se le va a exigir a todas las empresas que se quieran instalar en Castilla-La Mancha para gestionar residuos “una fianza” que va a garantizar el pago por parte de las empresas de sus incumplimientos. Es decir, llevar a cabo lo que en la jerga medioambiental europea se conoce como el principio de 'quien contamina paga'. El responsable de Medio Ambiente ha insistido en que “la responsabilidad no la tienen los ciudadanos, la tienen las empresas que contaminan".

Un canon por depositar residuos

Además, ha advertido de que a partir de ahora “todas las empresas que traigan aquí residuos, de Madrid o de otros sitios, tendrán que pagar un canon específico” que aumentaría los ingresos en la región en caso de que persistieran con la idea y, fundamentalmente, “desincentivaría la idea de instalarse en Castilla-La Mancha”.

Martínez Arroyo ha felicitado a los técnicos que han trabajado en Seseña en los últimos meses, tanto de la Administración regional como de las empresas públicas Geacam, Tragsa y Emgrisa. El esfuerzo realizado ha sido “un ejemplo no solo en Castilla-La Mancha sino a nivel europeo sobre cómo se puede afrontar una catástrofe -como la que sucedió en su momento- y cómo se puede valorizar un producto como los que ha habido aquí hasta ahora", ha señalado.

El alcalde de Seseña, Carlos Velázquez, y varios concejales del Gobierno municipal también han visitado hoy el vertedero de neumáticos fuera de uso, para asistir a la finalización de la retirada de las ruedas que no ardieron durante el incendio del pasado mes de mayo. 

El alcalde recuerda que aún quedan las cenizas 

Carlos Velázquez ha destacado la importancia de la retirada de las últimas ruedas “de este vertedero de neumáticos que nunca debería haber estado aquí” y ha manifestado que “como alcalde lo que me ha preocupado siempre, desde el primer momento, han sido las miles de personas que viven en el barrio de El Quiñón y los vecinos de municipios colindantes que durante muchos días vivieron con incertidumbre lo que aquí sucedió”. 

El consejero y el alcalde, entre otros, en la parcela que se quemó en Seseña el pasado mayo

El consejero y el alcalde, entre otros, en la parcela que se quemó en Seseña el pasado mayo

De la misma forma, el alcalde ha agradecido “el trabajo realizado por la empresa pública Tragsa, que durante los últimos  meses ha trabajado  intensamente y que durante las últimas semanas  ha agilizado los trabajos” que hoy finalizan. Además, ha señalado que “ahora queda retirar las cenizas, que era el elemento que más preocupaba a los vecinos,  para dar por cerrado este asunto”. 

Asimismo, ha explicado que desde el ayuntamiento hemos encargado “un análisis sobre las posibles afecciones para la salud de las personas que se pudieron ver afectadas por el incendio, que está elaborando  tanto a la universidad Rovira y Virgili como el Instituto de Salud Carlos III”. Según está previsto, el informe se presentará a la opinión pública, en el marco de la Comisión social e coordinación, durante los primeros meses del próximo año.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha