eldiario.es

Menú

Castilla-La Mancha exigirá una garantía financiera a nuevos vertederos de residuos

Aunque no afectará a los emplazamientos ya existentes, el consejero de Medio Ambiente afirma que habrá más "exigencias" medioambientales

Los últimos neumáticos quemados en el vertedero de Seseña se retirarán la semana que viene, y en mes y medio, todas las cenizas

- PUBLICIDAD -
Rueda de prensa del Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha

Rueda de prensa del Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha

Los incendios ocurridos este año en el vertedero de neumáticos de Seseña (Toledo) y en la planta de reciclaje de residuos peligrosos de Chiloeches (Guadalajara) han llevado, entre otras cuestiones, al Gobierno de Castilla-La Mancha a elaborar un Plan Regional de Gestión de Residuos Industriales, del cual ya se van conociendo más detalles. El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha detallado que mediante el mismo se exigirá una garantía financiera a nuevos vertederos de residuos.

A la vista de la situación de estos dos acontecimientos, el consejero ha confirmado que algunos de los cambios más significativos de esta nueva planificación se centrarán en la exigencia de una garantía financiera a las empresas que quieran instalar vertederos en la región. Esta cantidad variará en función del residuo y su peligrosidad, “para evitar que los ciudadanos tengan que hacer frente a las contaminaciones”.

Encima de la mesa, ha añadido el consejero, está también la revisión de la política impositiva en materia de medio ambiente enfocada a la premisa que alega que “quien contamina, paga”. Esta garantía no será aplicable a los vertederos ya existentes, que “no pueden ser gravados” porque no se daría el efecto retroactivo. No obstante, ha subrayado que sí se les puede exigir “medioambientalmente más”. En definitiva, habrá una “auténtica revolución en materia de residuos para que Castilla-La Mancha sea un ejemplo”.

Arroyo ha hecho mención a estas cuestiones tras referirse a la situación del incendio del vertedero de neumáticos de Seseña del pasado mes de mayo. Según ha afirmado, la semana que viene se retirarán los últimos, con lo que se cumplirá el compromiso de finalizar esta tarea antes de fin de año. En total, se habrán retirado hasta 10.000 toneladas. Actualmente quedan en la parcela unas 800 tolenadas.  En mes y medio también se habrán retirado todas las cenizas, dentro de “la restauración ambiental más importante hecha en Castilla-La Mancha”.

Ahora, el Gobierno regional sigue trabajando para darle utilidad a los neumáticos de este vertedero y de otros acopios de la región, mediante un procedimiento abierto con la Comisión Europea de “compra pública innovadora” para que sean utilizados como combustible en edificios públicos de la comunidad autónoma. En cuanto a las cenizas, serán trasladadas a un vertedero autorizado. No pueden incorporarse al suelo de la parcela debido a que son tóxicas, aunque no hayan generado contaminación.

"En Seseña hemos dado ejemplo de cómo resolver un problema de carácter ambiental”, ha insistido el consejero de Medio Ambiente, afirmando incluso que en todas las tareas se ha buscado igualmente el ahorro de costes. Además, sobre el hecho de que el Ayuntamiento de Seseña vaya a realizar su propio informe sobre el incendio, se ha limitado a señalar su confianza en las empresas Tragsa y Emgrisa que han trabajado en el proceso y ha recordado que esta materia es competencia autonómica.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha