eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

El Gobierno admite que Río no estaba preparado para frenar la violencia en el carnaval

- PUBLICIDAD -
El Gobierno admite que Río no estaba preparado para frenar la violencia en el carnaval

El Gobierno admite que Río no estaba preparado para frenar la violencia en el carnaval

El gobernador de Río de Janeiro, Luiz Fernando Pezao, admitió hoy que este estado brasileño "no estaba preparado" para afrontar la ola de violencia que empañó el carnaval de este año, que dejó imágenes de asaltos múltiples, agresiones y saqueos.

"No estábamos preparados. Hubo una falla en los dos primeros días y después reforzamos la presencia policial en las áreas más afectadas. Pero creo que cometimos un error", admitió Pezao en declaraciones a periodistas al ser interrogado sobre la violencia que empañó la fiesta que concluyó en la madrugada de este martes.

Las imágenes de asaltos -incluido el ataque de cuatro hombres a una anciana de 80 años- y de arrastoes (asaltos múltiples) en las áreas más turísticas de Río concentran hoy la información sobre el carnaval en las principales redes brasileñas de televisión.

Los asaltos se multiplicaron pese a que la Policía anunció que movilizaría a cerca de 17.000 agentes, un número muy superior al año anterior, para garantizar la seguridad durante el carnaval.

En medio de críticas por el aumento de la violencia y los arrastoes, la Policía reforzó el martes sus efectivos, pero no fue suficiente para evitar nuevos asaltos en las comparsas callejeras, incluso algunos cometidos por grupos de jóvenes disfrazados que tuvieron entre sus víctimas también a turistas extranjeros.

Los nuevos episodios de violencia se registraron poco después de que, en la madrugada del martes, Beija-Flor, una de las escuelas del Grupo Especial de Río protagonistas de la principal atracción del carnaval brasileño, abordara en su desfile en el sambódromo los diferentes males que aquejan a Brasil, desde la corrupción a la intolerancia, pero principalmente la violencia en Río.

Beija-Flor reprodujo en su desfile escenas de niños tiroteados en las escuelas públicas, menores víctimas de balas perdidas en sus ataúdes, padres cargando los cuerpos de sus hijos heridos, jóvenes apuntando a sus víctimas en la cabeza con armas y arrastoes.

Pezao admitió que el gobierno regional no supo dimensionar las necesidades de seguridad en un carnaval que movilizó a cerca de 6,5 millones de personas en las fiestas callejeras, un número récord, y en momentos en que en la ciudad aún se registraban enfrentamientos entre bandas rivales en algunas favelas.

"No dimensionamos eso, pero creo que es algo que nos ayudará a mejorar" la seguridad en los próximos años, afirmó el gobernador, criticado por la prensa brasileña debido a que prefirió pasar el mayor evento festivo y turístico de Río de Janeiro en una ciudad del interior del estado en momentos en que es exigía su presencia.

Agregó que el gobierno regional también tuvo que reforzar la seguridad en otras ciudades del estado con importantes fiestas de carnaval, como Cabo Frío y Paraty, y que parte de los policías aún seguían reforzando el orden público en Rocinha, la mayor favela de Río y que es escenario desde septiembre pasado de una violenta guerra entre bandas rivales de narcotraficantes.

Pezao, cuyo mandato concluye en diciembre próximo, agregó que en su último año de gestión "voy a dedicarme fuertemente a mejorar cada vez más el área de la seguridad".

Pese a que la seguridad fue reforzada el martes tras la difusión de imágenes de asaltos y agresiones en toda la ciudad, los incidentes no disminuyeron.

El saqueo a un supermercado en el turístico barrio de Leblon, el asalto a un hombre cuando ingresaba a un edificio próximo a un cuartel policial, la detención de cien enmascarados acusados de asaltos en el centro y la herida sufrida por un niño en un tiroteo entre bandas de narcotraficantes figuran entre los incidentes registrados por la policía sólo el martes.

De la violencia no escaparon ni los principales protagonistas de la fiesta, como el compositor Moacir Luz y la actriz Juliana Paes, asaltados antes de participar en los desfiles de las escuelas de samba, ni los policías, dos de los cuales murieron y otros dos resultaron heridos.

El cantante de la banda de rock Capital Inicial, Dinho Ouro Preto, narró en su cuenta en Facebook que un grupo de hombres armados con fusiles asaltó el domingo en la importante Avenida Brasil el camión que cargaba los equipos del grupo. "Se llevaron el camión pero cuando se dieron cuenta que los equipos eran muy pesados, asaltaron al conductor y liberaron la carga", relató.

Río afronta una grave crisis de violencia desde los Juegos Olímpicos de 2016 que obligó al Gobierno a enviar a mediados del año pasado 10.000 miembros de las Fuerzas Armadas con la previsión de que permanezcan en la región hasta finales de 2018.

El estado de Río, cuya población se concentra mayoritariamente en la región metropolitana de su capital, registró el año pasado 6.731 homicidios, un récord anual desde 2009 y un 7,5 % más que en 2016, según la secretaria regional de Seguridad Pública.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha