eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Jean-Michel Jarre despliega su universo sonoro y visual en Santo Toribio

- PUBLICIDAD -
Jean-Michel Jarre despliega su universo sonoro y visual en Santo Toribio

Jean-Michel Jarre despliega su universo sonoro y visual en Santo Toribio

Cerca de 6.000 personas disfrutaron anoche en el Monasterio de Santo Toribio de Liébana de la música y el poderoso universo visual de Jean-Michel Jarre en "The connection concert", el espectáculo inaugural del Año Santo Lebaniego.

El rey de la electrónica, que no actuaba en España desde el verano pasado, hizo vibrar al público en sus dos horas de concierto en un escenario cargado de historia, Santo Toribio de Liébana, uno de los lugares de peregrinación de la cristiandad, una semana después de la apertura de la puerta del perdón del monasterio.

Jean-Michel Jarre desplegó su universo futurista en el gran escenario en el que actuó, sobre su púlpito ya habitual, tras una gran pantalla en la que comenzó proyectando ilustraciones de los "Comentarios al Apocalipsis" del Beato.

Pero también en los muros del antiguo monasterio cántabro y en el cielo de Potes, donde las imágenes creadas con láser se mezclaron con las estrellas en una noche apenas sin nubes.

Tras el segundo de una veintena larga de temas, el músico de Lyon se abrió paso entre las pantallas tras las que se adivinaba su presencia para empezar a conectar con el público, al que se dirigió en numerosas ocasiones, invitándole a participar de una noche mágica. En uno de los momentos más especiales, haciendo brillar miles de móviles en la oscuridad para "conectar con el mundo".

Jarre también cambió sus teclados por la guitarra eléctrica e incluso por un haz de rayos láser que brotó ante el escenario y que hizo sonar en otro de los grandes momentos de su concierto en Liébana.

Además abrió al público las puertas de "su cocina", como el mismo la ha descrito, para que le "espiaran" mientras tocaba gracias a la cámara que llevaba instalada en sus sempiternas gafas de sol.

El mítico artista, que lleva más de 40 de sus 62 años en la música, brindó a sus seguidores algunos de los temas con los que hizo historia como "Oxygene 4", "The time machine" o "Equinoxe 4" ya en el tramo final del concierto, que cerró con tres bises.

En "The connection concert" sonaron además las composiciones de la tercera entrega de su trilogía "Oxygene", que está presentando en una gira internacional que le llevará en las próximas semanas al norte de América.

Y también algunos de los temas de los dos álbumes de "Electrónica", como su colaboración con The Pet Shop Boys o la más sorprendente de la entrega, "Exit", con el antiguo informante de la NSA Edward Snowden, al que presentó como su amigo antes de que su rostro apareciese en una gran pantalla para recordar que el mundo necesita saber la verdad.

Millones de personas pudieron vivir también en sus pantallas el concierto de Jarre, que fue retransmitido en directo por la 2 de TVE y por "streaming".

Dos disyoqueis, DJ Bastian Bux y Marco Genier, animaron antes del concierto al público que desde media tarde esperaba la salida de Jarre al escenario y que dieron paso a la ambientación musical y sonora con Santo Toribio como protagonista que se repitió al final de una noche para recordar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha