eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Tras una década de éxito, ¿es la hora de "rejuvenecer" el carné por puntos?

- PUBLICIDAD -
La DGT investiga posible irregularidad en los cursos para recuperar puntos

La DGT investiga posible irregularidad en los cursos para recuperar puntos

Nadie duda de que el carné por puntos, que ha cumplido diez años, ha supuesto un cambio de conciencia en los conductores, pero tras una década los expertos apuestan por rejuvenecer una medida aún no agotada que precisa de retoques, sobre todo en el consumo de alcohol y drogas o el uso del móvil al volante.

Víctimas, institutos de seguridad vial, autoescuelas y clubes de conductores analizan para Efe los resultados de un modelo que se miró en Francia, que ha conseguido en España mejores resultados y que la sociedad ha asumido como una idea "buena o muy buena", tal y como reflejó el último barómetro del CIS que preguntó por cuestiones relacionadas con el tráfico.

Que se penalice más la conducción bajo los efectos del alcohol y las drogas o que los cursos de recuperación de puntos sean más especializados y más centrados en los reincidentes y en el tipo de infracción, son algunas de las propuestas de los expertos para darle una "segunda vuelta" al carné.

TRÁFICO

Para la directora de Tráfico, María Seguí, el "enorme éxito" de la medida se resume así: el permiso por puntos ha contribuido entre un 10 y un 14 por ciento a la reducción del 62 por ciento en el número de muertos en una década.

No obstante, su departamento ve posibles líneas de mejora, como explica a Efe Seguí, que señala que el sistema no está funcionando como se desearía con los infractores reincidentes en alcohol y drogas, por lo que apuesta por métodos complementarios para este colectivo, como un examen y seguimiento médico-psicológico o la modificación de los cursos de recuperación para hacerlos más efectivos en estos casos.

VÍCTIMAS

Una postura con la que coincide Mar Cogollos, presidenta de la asociación de víctimas Aesleme, que ha impartido charlas a 300.000 conductores que han recuperado puntos.

Cogollos considera necesarios algunos retoques que van más allá del carné, como que las clases teóricas de conducir sean obligatorias y que en ellas se incluyan al menos una o dos horas impartidas por víctimas y psicólogos.

"El carné por puntos nos puso delante de la cara que conducir no es un derecho perpetuo, sino que se puede perder si no hacemos buen uso de él", resalta el presidente de la Asociación de Víctimas DIA, Francisco Canes, que considera al igual que Cogollos que la medida supuso un "giro" educativo en la conducción .

Un efecto que, opina Canes, sigue teniendo vigencia, aunque con el paso de los años necesita algunos "ajustes" para castigar comportamientos que hace una década no eran tan frecuentes, como el uso del móvil mientras se conduce o el preocupante incremento de los conductores que se ponen al volante tras haber consumido alcohol o drogas.

Pide también castigar con más pérdida de puntos la obligatoriedad de llevar a los niños en las sillitas y reforzar todo el sistema con una mayor vigilancia de la Guardia Civil en las carreteras.

CONDUCTORES

Tomás Santa Cecilia, director de Seguridad Vial del RACE, lo tiene claro. Al carné por puntos hay que darle una segunda vuelta para reformular las sanciones, sobre todo en las actitudes que provocan distracciones, como el uso del teléfono móvil, y en el consumo de alcohol y drogas, que deben estar castigadas con más puntos y más dinero.

Y si debe hacerse hincapié en algo es, a juicio de Santa Cecilia, en las empresas, que deben involucrarse en acciones de sensibilización y formación en seguridad vial de sus empleados porque el 70 por ciento de los desplazamientos son por motivo laboral. Para ello, propone la creación de un grupo de trabajo con todas las partes implicadas para concretar cómo hacerlo.

De acuerdo con otros expertos consultados, el representante del RACE aboga por un cambio en los cursos de recuperación de puntos para que se ajusten más a la realidad social y se impartan según la tipología de sanción del conductor y en otros centros además de las autoescuelas.

EXPERTOS

Un gran acierto ha sido, a juicio del responsable de seguridad vial de la fundación Mapfre, Jesús Monclús, la implantación del carné por puntos, que ha igualado a todos los conductores procedan de donde procedan.

Monclús considera el sistema español un referente para otros países y también plantea algunas propuestas para mejorar la credibilidad del sistema, como destinar el dinero recaudado por determinadas infracciones, por ejemplo por exceso de velocidad, directamente a acciones de seguridad vial.

AUTOESCUELAS

Junto con la reforma del Código Penal, el permiso por puntos ha colocado a España en la lista de países con mejores datos de siniestralidad, en palabras del presidente de la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), José Miguel Báez, que le concede una nota "altísima".

A su juicio, se trata de "una medida disuasoria muy importante", que tiene mucho recorrido si se acometen "pequeñas reformas" o subsanan errores que todavía tienen, como por ejemplo, el hecho de que conductores sigan al volante con su saldo a cero después de más de seis meses.

Báez apuesta por mejorar la comunicación y, sobre todo, por aumentar la presencia de agentes en las carreteras, pues después de una década, "el conductor se ha relajado mucho con la velocidad".

Diez años de éxito y nuevos retos para el Gobierno que se forme, que tendrá que encontrar nuevas respuestas al estancamiento que parece haberse producido en el descenso de la siniestralidad en nuestras carreteras.

Sagrario Ortega y Laura Camacho

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha