eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Una exposición explora en Washington la huella española en el diseño de EEUU

- PUBLICIDAD -
Una exposición explora en Washington la huella española en el diseño de EEUU

Una exposición explora en Washington la huella española en el diseño de EEUU

Como si de una novela histórica y detectivesca se tratase, mapas históricos de Estados Unidos exploran la huella española en ese país, desde el siglo XV hasta la actualidad, en la exposición "Diseñar América: el trazado español de los Estados Unidos", que se inauguró hoy en Washington.

"Lo original de esta exposición es el relato de las huellas que nos permiten, como si fuéramos detectives de novela policíaca, analizar la presencia de lo español en Estados Unidos", explicó a Efe el comisario de la exposición, Juan Miguel Hernández León.

Desde el título, "Diseñar América" constituye, al mismo tiempo, "el leitmotiv de la muestra" que juega con la "ambivalencia de la expresión": por un lado "el dibujo, el grafismo" y, por otro, "el concepto, la idea", diferenció Hernández León.

"La representación de América tiene que ver con la conformación de lo que es el continente americano para todos los europeos" a partir del hallazgo fortuito de Cristóbal Colón, recordó el comisario.

Documentos históricos con soporte textual y audiovisual proponen un viaje a través del espacio y del tiempo, en la exhibición organizada por la Fundación Consejo España-Estados Unidos, junto con la Biblioteca Nacional de España, y que se podrá visitar hasta el 28 de febrero en la Antigua Residencia de los Embajadores de España.

Desde 1513, año en que Ponce de León pone pie en Florida, hasta la actualidad, España ha tenido una presencia decisiva en Estados Unidos, según la muestra, que subraya que "fue el primer país que se estableció en el territorio y uno de los que permaneció más tiempo (1565-1821)".

Esta influencia se hace notar en campos muy distintos, desde la exploración y el trazado de los mapas hasta la fundación de ciudades.

Esa marca queda plasmada desde la distribución de los asentamientos españoles con respecto a los poblados indígenas hasta el establecimiento de puntos clave, como misiones religiosas, fuertes militares o puertos.

En el terreno urbano, pequeñas localidades y ciudades famosas como Nueva York, San Francisco, Los Ángeles o Nueva Orleans, conservan una presencia española en sus estructuras del siglo XXI.

"Tras el incendio que destruyó Nueva Orleans en 1788, casi todos los edificios franceses fueron destruidos", explicó el comisario.

"Las autoridades españolas que gobernaban en ese momento -prosiguió- reconstruyeron la ciudad incluyendo elementos tradicionales de nuestro país como los balcones o el 'techo abuhardillado' que hoy día podemos ver en el Ayuntamiento de la ciudad".

También influyeron en el diseño de las ciudades "las propiedades de los antiguos españoles que fueron reconocidas al incorporar California bajo la bandera de EEUU", indicó Hernández León, arquitecto de formación.

La "estrella" de la exposición es un mapa completo de Norteamérica, tras la Guerra de la Independencia de EEUU (1775-1783), y del territorio español reconocido internacionalmente, delineado por el cartógrafo británico Thomas Stackhouse en 1783, tras la firma de la Paz de Versalles ese año.

Este mapa, que ilustra el cartel de la muestra, marca un punto y aparte en la historia de EEUU, ya que fija el momento en que los ingleses reconocen su independencia pero, a la vez, enseña la extensión del territorio controlado por España, desde la frontera de Canadá, abarcando todo Luisiana hasta Florida y el Pacífico, California, Nuevo México y Texas.

En este mapa, según el comisario, se resume el objetivo de la exhibición: "explicar que la presencia física del Reino de España se fue, quedó la huella en la actualidad y no ha desaparecido", sino que "complementa la historia de la identidad norteamericana".

La exposición recupera elementos tangibles del pasado con archivos originales provenientes en su mayoría de la Biblioteca Nacional de España, cobijo de los archivos cartográficos más importantes de la historia española.

Además, se complementan con fondos del Museo Naval de Madrid y planos de las expediciones científicas de los militares españoles, como la de Malaspina en el siglo XVIII, entre otros.

Esos documentos incluyen "dibujos y representaciones de las fortificaciones y otras infraestructuras de defensa que los ingenieros militares hicieron en torno a ciudades como (...) San Agustín", primera ciudad fundada por España en EEUU en 1565, entonces capital de Florida y hoy la urbe más antigua del país.

La exposición cuenta también la historia de figuras influyentes en la arquitectura de la época, como Rafael Guastavino (1842-1908), un ingeniero español que introdujo en Estados Unidos el sistema de la "bóveda tabicada".

Guastavino, natural de Valencia, construyó más de mil edificios con ese sistema patentado de embaldosado, entre ellos las cúpulas del Museo de Historia Natural y del edificio de la Corte Suprema, ambos en Washington, la capital estadounidense.

La muestra, que recaló primero en la Biblioteca Nacional de España en Madrid, viajará a otras ciudades de Estados Unidos y, desde abril hasta julio de 2016, podrá verse en la Biblioteca Pública de Houston.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha