eldiario.es

Menú

Más de 16.000 desempleados de Castellón se beneficiarán de un bono a 3 y 6 euros para el transporte público

La tarjeta, con una vigencia de seis meses, estará operativa desde el 1 de julio y será válida para el Tram, los autobuses urbanos y las líneas metropolitanas

Los usuarios deberán figurar en el Servef con una antigüedad mínima de dos meses, estar empadronados en la ciudad y percibir una prestación inferior a 1.000 euros

El ayuntamiento ha destinado una partida presupuestaria de 150.000 euros para poner en marcha una iniciativa propuesta por Castelló en Moviment

- PUBLICIDAD -
Un autobús circula por la ciudad de Castellón

Un autobús circula por la ciudad de Castellón

Los 16.503 desempleados de Castellón, según los datos de mayo, se beneficiarán a partir del 1 de julio de un bono a 3 y 6 euros para utilizar el transporte público a lo largo de seis meses. La tarjeta será válida para el Tram, los autobuses urbanos, incluidos los que cubren el trayecto hasta el Grau, y las líneas metropolitanas justo en el límite del término municipal en dirección a Benicàssim, Almassora y Vila-real.

Para beneficiarse de la medida, los usuarios habrán de cumplir tres requisitos: figurar inscritos en el Servef como parados con una antigüedad mínima de dos meses, estar empadronados en Castellón y percibir una prestación mensual inferior a los 1.000 euros. Así, aquellos que reciban la ayuda hasta los 645.030 euros, únicamente pagarán por el bono 3 euros. Por el contrario, los que superen esa cantidad hasta el tope máximo estipulado deberán desembolsar 6 euros.

Todas las tenencias de alcaldía de la ciudad, a excepción de la ubicada en la zona centro, tramitarán la tarjeta. Los interesados tendrán que aportar el DNI y acreditar mediante el Darde su condición de desempleados. Además, según explica el concejal de Movilidad, Rafa Simó, “la persona firmará una autorización para facilitar a los funcionarios las consultas de las prestaciones como parados”.

También se le hará una fotografía y, a la semana, el usuario volverá a la tenencia de alcaldía para recoger la tarjeta personalizada. A partir de ahí, podrá acudir a cualquier estanco de la red de transportes públicos de Castellón, y ahí mismo pagar los 3 o 6 euros. Dispondrá de hasta dos meses para activar el bono, de manera que cuando lo haga disfrutará de sus ventajas durante medio año. Por ejemplo, si una persona activa la tarjeta el 31 de octubre no se acabará el 31 de diciembre, sino que la podrá seguir utilizando hasta su finalización en 2017”, añade el edil.

Para llevar a cabo la iniciativa, propuesta por Castelló en Moviment dentro del pacto del Grau, el ayuntamiento ha destinado una partida presupuestaria de 150.000 euros, cantidad que ya se consignó en el primer semestre. Como asegura la alcaldesa, Amparo Marco, “se trata de ayudar a las personas que menos ingresos tienen y que peor lo están pasando en esta época de crisis. Del mismo modo, potenciamos la movilidad y el transporte urbano” .

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha