eldiario.es

Menú

Montiel (Podemos) exige un código ético "estricto" para altos cargos

El síndic insiste en la necesidad de evitar situaciones que recuerdan a épocas anteriores en las que el clientelismo o parentesco "determinaban quién ocupaba el cargo"

Reclama unos criterios "claros y definidos" para la desigmación de personal directivo y cargos de confianza en las instituciones y entidades o empresas dependientes

- PUBLICIDAD -
El síndic de Podemos en las Corts, Antonio Montiel, durante el debate sobre RTVV

El síndic de Podemos en las Corts, Antonio Montiel

Tras la polémica suscitada por el nombramiento de Alberto Hernández Campa -marido de la consellera de Sanidad, la socialista Carmen Montón- como nuevo director gerente de Egevasa, la empresa mixta de gestión de aguas dependiente de la Diputación de Valencia, el portavoz de Podemos en las Corts, Antonio Montiel, ha reclamado la existencia de un código ético "estricto" en relación a los nombramientos de altos cargos de la administración.

Así, el síndic de la formación que lidera Pablo Iglesias ha insistido en la necesidad de evitar situaciones que recuerdan a épocas anteriores en las que el "clientelismo" o las relaciones de parentesco "determinan quién ocupa el cargo". Montiel exige que existan unos criterios "claros y definidos" para el nombramiento de personal directivo y cargos de confianza, no sólo en las instituciones sino también en entidades o empresas que dependan de la administración.

Para ello, ese código ético debe contemplar que siempre estén sometidas a "control previo" las propuestas de designación de altos cargos que afectan a familiares directos de dirigentes con responsabilidad directa en tareas de gobierno, así como quienes puedan ser "susceptibles de beneficiarse de promoción personal por sus relaciones y no por su currículum profesional. La excelencia en la gestión está vinculada a la elección de los mejores profesionales".

Crítica de Oltra, defensa de Montón

Tras hacerse público el nombramiento el pasado martes, la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, criticó la decisión al considerar que no es ético ni "estético", al tiempo que aseguró que el nombramiento de Hernández Campa "no debería haberse producido". La líder del PP valenciano, Isabel Bonig, ha aprovechado la polémica para ofrecerse para  forzar la destitución del marido de la dirigente socialista valenciana, mientras que València en Comú  se ha desmarcado del nombramiento en la Diputación.

Precisamente, Montón defendió la designación asegurando que se trata de " ambitos competenciales distintos" -Generalitat y Diputación-, al tiempo que achacó la polémica al momento postelectoral actual, mientras que el president Ximo Puig descartó que se haya producido nepotismo, además de insistir en que ningún miembro del Consell le tiene que "pedir permiso" para lo que tengan que hacer las personas de su entorno.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha