eldiario.es

Menú

DESALAMBRE

Malasia e Indonesia se ofrecen a acoger temporalmente a los migrantes abandonados en el mar

Los dos países acuerdan ofrecer "asistencia humanitaria a los 7.000 inmigrantes irregulares que siguen en el mar", a cambio de que se cumpla su repatriación en un año

ACNUR se congratula ante la decisión de los dos estados, como una primera respuesta para "salvar vidas"

Del acuerdo se descolgó Tailandia, cuyo ministro de Exteriores, evitó comparecer en la rueda de prensa junto a sus dos homólogos

- PUBLICIDAD -
Refugiados de la minoría rohingyas tras ser recatados este miércoles en alta mar cerca de las costas de Julok (Indonesia)./ Efe.

Refugiados de la minoría rohingyas tras ser recatados este miércoles en alta mar cerca de las costas de Julok (Indonesia)./ Efe.

Malasia e Indonesia se ofrecieron hoy a acoger y asistir a los miles de refugiados que siguen atrapados en barcos en el golfo de Bengala a cambio de que la comunidad internacional ayude a repatriarlos en el plazo de un año.

El ministro de Asuntos Exteriores malasio, Anifah Aman, dijo que se pondrá fin al bloqueo marítimo de estos barcos, en una rueda de prensa junto a su homóloga indonesia, Retno Marsudi, tras una reunión de urgencia en Kuala Lumpur en la que también participó el canciller de Tailandia.

"Indonesia y Malasia hemos acordado seguir ofreciendo asistencia humanitaria a los 7.000 inmigrantes irregulares que siguen en el mar", explicó Anifah en una comparecencia transmitida por la televisión malasia.

"También hemos acordado ofrecer refugio temporal en el bien entendido de que el proceso de reubicación y repatriación habrá sido realizado en el plazo de un año por la comunidad internacional", añadió el canciller malasio.

Anifah indicó que no se ha decidido ninguna ubicación para dar refugio temporal a los inmigrantes e instó a la comunidad internacional a apoyar financieramente a los dos países para dar "asistencia humanitaria a los inmigrantes irregulares que se encuentran en peligro".

Del acuerdo se descolgó Tailandia, cuyo ministro de Exteriores, el general Tanasak Patimapragorn, evitó comparecer en la rueda de prensa junto a sus dos homólogos tras la reunión que tuvo lugar en Kuala Lumpur.

Tailandia aún no ha explicado por qué no ha suscrito la propuesta de sus dos vecinos, pero la prensa tailandesa informa que Tanasak argumentó que antes de aceptar debía comprobar si la ley tailandesa permite acoger a los inmigrantes.

Unos 3.000 inmigrantes indocumentados de Bangladesh y Birmania han desembarcado desde la semana pasada en Malasia e Indonesia pese a los intentos de la Marina de estos tres países por mantenerlos alejados de su litoral.

Los últimos en hacerlo han sido unos 400 que llegaron esta mañana en dos barcos y fueron ayudados por pescadores en la región indonesia de Aceh, en el norte de la isla de Sumatra.

Gran parte de los inmigrantes son rohingyas, una minoría musulmana que huye de la persecución que sufre en Birmania, país que no les reconoce la ciudadanía y del que zarpan muchos de los barcos que operan las redes de tráfico de personas.

Acnur celebra la medida

La reunión de cancilleres se celebró un día después de que varias agencias de la ONU instaran a los gobiernos de los tres países a proteger a los refugiados atrapados en el mar, facilitar su desembarco y dar prioridad a la protección de vidas humanas.

Según estas organizaciones 88.000 personas se han embarcado desde 2014, incluidos 25.000 en el primer trimestre de este año, de los cuales unos 2.000 habrían muerto por las malas condiciones del viaje y el maltrato sufrido a manos de los traficantes.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha celebrado la decisión de Indonesia y Malasia. "Este es un importante primer paso en la búsqueda de soluciones para este tema, cuyo principal objetivo es salvar vidas", afirma el comunicado del ACNUR. "Estamos esperando que esto ocurra sin demora", puntualiza el comunicado.

ACNUR está de acuerdo con los cancilleres de que se necesita solucionar las causas primigenias de estos movimientos migratorios, y les instó a que trabajen en colaboración con los países de origen de los inmigrantes para encontrar una respuesta global y duradera.

Lilianne Fan, investigadora de la ONG Overseas Development Institute, celebró hoy el acuerdo alcanzado por Malasia e Indonesia para acoger inmigrantes, pero dudó de que las condiciones que han puesto sean factibles.

"La decisión es muy significativa pero plantear un año para la repatriación no es plazo realista. Antes deberían cambiar muchas cosas en Rakhine", indicó a Efe Fan, refiriéndose al estado birmano de donde procede gran parte de los inmigrantes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha