eldiario.es

Menú

DESALAMBRE

Hungría defiende que la consulta sobre la acogida de refugiados pretende "parar" a la UE

"Los húngaros contarán con la posibilidad de parar a Bruselas, ya que sus políticas de inmigración son contrarias a los intereses de Hungría", ha dicho el ministro de Exteriores húngaro

El próximo 2 de octubre los ciudadanos del país centroeuropeo decidirán en un referéndum si se oponen o no al reparto de refugiados por cuotas establecido por la UE

Este martes ha entrado en vigor una reforma de la Ley de Extranjería que permite devolver en caliente a quienes entren ilegalmente en el país y sean interceptados en los ocho primeros kilómetros

- PUBLICIDAD -
Hungría dice que la consulta sobre refugiados pretende "parar" a la UE

Un policía camina entre las tiendas de campaña de un centro de recepción de inmigrantes y refugiados en Körmend, cerca de Budapest (Hungría) | FOTO: EFE/Archivo

El ministro de Exteriores húngaro, Péter Szijjártó, ha manifestado este miércoles que el referéndum que se organizará en el país centroeuropeo sobre el sistema de reubicación de refugiados entre los países comunitarios servirá "para parar" a Bruselas.

"Los húngaros contarán con la posibilidad de parar a Bruselas, ya que sus políticas de inmigración son un callejón sin salida y contrario a los intereses de la Unión Europea, de Europa y de Hungría", ha asegurado el ministro ante la prensa en Budapest.

Hungría, como los otros países excomunistas de Europa Central, se opone decididamente a la propuesta de Bruselas de reubicar a los refugiados según cuotas en los países miembros de la UE, que en el caso húngaro serían unas 1.300 personas.

Szijjártó afirmó que "las políticas de inmigración de Bruselas ponen en peligro la seguridad en Hungría" porque, según opinó, éstas "animarán de nuevo a miles y decenas de miles a entrar en Europa sin control".

El presidente húngaro, János Áder, convocó el martes este controvertido referéndum para el próximo 2 de octubre, propuesto por el Gobierno del conservador nacionalista Viktor Orbán. Según Szijjártó, "Bruselas no tiene el derecho a decidir sobre la gente húngara y los húngaros tienen derecho a decidir con quién quieren convivir en su país".

Los ciudadanos deberán responder a la pregunta: "¿Quiere que la UE disponga, sin el consentimiento del Parlamento (de Hungría), sobre el asentamiento de ciudadanos no húngaros en Hungría?", en esta consulta en la que Obrán espera que gane el "no".

En tierra de nadie

Las autoridades húngaras aplican desde el martes una polémica reforma de la Ley de Extranjería que permite devolver en caliente a los migrantes y refugiados que entren ilegalmente en el país y sean interceptados en los ocho primeros kilómetros. De ahí son trasladados a una especie de "tierra de nadie" detrás de las vallas que ha construido a lo largo de sus fronteras.

Del otro lado, todavía en territorio húngaro, los refugiados deben esperar sin apenas ayuda oficial para acceder a las zonas de registro, el lugar habilitado para que puedan presentar sus solicitudes de asilo, lo que dificulta mucho las peticiones, según ha criticado la ONU y organizaciones humanitarias.

diferentes ONG han denunciado las condiciones inhumanas en la "tierra de nadie" entre Serbia y Hungría, donde centenares de refugiados que vienen huyendo de la guerra quedan atrapados días y semanas, sin que ninguno de esos países les preste ayuda.

Este martes ya habían sido devueltas unas 600 personas a esa "tierra de nadie" entre Serbia y Hungría, donde centenares de refugiados que vienen huyen de la guerra quedan atrapados días y semanas sin que ninguno de esos países les preste ayuda, sin agua, comida ni servicios higiénicos. 

El primer país en intentar legalizar las devoluciones en caliente fue España. En marzo de 2015, el Gobierno elaboró una enmienda para regular las expulsiones inmediatas a Marruecos desde Ceuta y Melilla, lo que el Ejecutivo a denominado como "rechazo en frontera". 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha