eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La CE autoriza un desembolso de 1.000 millones de euros para Irlanda

- PUBLICIDAD -

La Comisión Europea (CE) ha aprobado hoy el desembolso del próximo tramo de ayuda de 1.000 millones de euros para Irlanda, tras la séptima revisión por parte de la troika del programa de asistencia financiera de la Unión Europea (UE) y del Fondo Monetario Internacional (FMI).

A este importe se sumarán 900 millones de euros de la aportación que corresponde al FMI y en torno a 700 millones de euros procedentes de préstamos bilaterales con el Reino Unido, Suecia y Dinamarca, informó hoy la CE.

Este nuevo tramo de ayuda eleva la financiación desembolsada por parte de la UE a Irlanda a 36.600 millones de euros desde el inicio del programa en 2010.

De este importe, 33.800 millones proceden del Mecanismo Europeo de Estabilización Financiera (EFSM en inglés) de la Unión Europea y del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) de la eurozona, y 2.800 millones de préstamos bilaterales.

En total, el rescate de Irlanda supone una ayuda de 85.000 millones de euros proporcionados por la UE y el FMI.

En paralelo, el Ejecutivo comunitario ha publicado hoy el informe de la séptima revisión del rescate de Irlanda que tuvo lugar del 3 al 12 de julio y cuyo contenido se dio a conocer tras la visita de la troika -FMI, Banco Central Europeo (BCE) y la CE- en Dublín.

El informe destaca el fuerte historial de éxito que registra Irlanda a la hora de implementar las medidas de ajuste y reformas pese a un entorno económico interno y externo difícil.

La troika prevé que el déficit se sitúe en 2012 en el 8,6 % del producto interior bruto (PIB) y subraya los progresos de Irlanda en reparar su sistema bancario y en las importantes reformas estructurales que aplica.

La percepción del mercado hacia Irlanda ha mejorado significativamente en los últimos meses, como resultado de estas acciones y del acuerdo de la cumbre del euro de junio para examinar la situación del sector financiero irlandés, encaminado a romper el ciclo vicioso entre la banca y los bonos soberanos en ese país y en otros países miembros.

La mejora del sentimiento inversor se refleja en la bajada de los tipos de interés de los bonos irlandeses, lo que ha permitido a Irlanda volver a los mercados en verano.

No obstante, la troika recalca que la economía irlandesa sigue enfrentándose a importantes retos, como el significativo déficit, la continuada alta tasa de desempleo y la el gran endeudamiento del sector privado.

La tríada reconoce que el éxito del programa puede variar dependiendo de los importantes riesgos que pesan sobre la economía irlandesa.

Entre otros potenciales problemas se encuentran las incertidumbres sobre las perspectivas de crecimiento para los socios comerciales y el impacto de dudas sobre la consolidación fiscal, así como la complejidad de las reformas financieras en curso en el contexto de fuertes vínculos entre la deuda soberana y la banca.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha