Focos

El fin de la huelga en Iberia en manos de los pilotos

Los pilotos aplazan su decisión por las incógnitas sobre Iberia Express y la designación de los despedidos, pero se muestran favorables a negociar

En el acuerdo firmado no se asegura la estrategia latinoamericana ni se concreta la renovación de flota

Otros sindicatos como, Stavla o algunas delegaciones sindicales de handling tampoco apoyan el acuerdo

- PUBLICIDAD -
CC.OO., UGT y una mayoría de sindicatos suscribirán hoy la propuesta del mediador en Iberia

Los principales sindicatos de tierra, CCOO y UGT, han sido los principales valedores del acuerdo en Iberia que se ha firmado hoy en base a la resolución elaborada por Gregorio Tudela, el mediador elegido por el Ministerio de Fomento. Junto a ellos respaldan el acuerdo USO, Asetma (el sindicato de los técnicos de vuelo), y en el colectivo de los tripulantes de cabina de pasajeros, Sitcpla y CTA (además de las secciones de vuelo de UGT y CCOO). El descuelgue más significativo es el de los pilotos del Sepla, que mantienen una postura de no aceptación por ahora del acuerdo, pero tampoco apuestan por el enfrentamiento total. En principio no han suspendido su convocatoria de huelga para los días 18 a 22 de marzo. Otro sindicato con fuerza entre los tripulantes de cabina, Stavla, ha optado por el no al acuerdo, y junto a ellos se alinean varias centrales minoritarias. Incluso dos de ellas, CNT y CESA (que agrupa a trabajadores de handling) han convocado huelga para la Semana Santa.

Con todo, los pilotos mantienen la vía de negociación abierta y todo hace apuntar de que las próximas jornadas de huelga, convocadas del 18 al 22 de marzo, no se llevarán a cabo. Pese a sus limitaciones, la postura mediadora de Fomento sale reforzada con el acuerdo. Para remarcar este aspecto la ministra Ana Pastor ha querido que el pacto se rubrique en la sede de su ministerio.

Pacto válido sin pilotos

Fuentes de UGT y CCOO han asegurado que, pese a la posición del Sepla, el acuerdo entre los sindicatos y las direcciones de Iberia e IAG tendrá completa validez. Argumentan que, aunque el ERE presentado por la compañía es único para todos los colectivos, “existen precedentes en los que la empresa ha llegado pactos con una parte de los trabajadores y con otros no”. En caso de que los pilotos del Sepla no lleguen a rubricar los acuerdos, opinan los sindicatos de tierra, la empresa podría iniciar “un procedimiento por separado”.

Fuentes del Sepla, por su parte, han señalado que tienen que consultar a sus afiliados para tomar una decisión. “Estamos dispuestos a iniciar el proceso de consulta y esto nos llevaría a celebrar las asambleas en Semana Santa”. Hasta ese momento, precisan “ni podemos firmar el acuerdo ni suspender la huelga”. La misma fuente ha señalado que los asuntos de fondo que les impiden suscribir el pacto se refieren a que en el texto presentado por el mediador no se asegura “la completa voluntariedad en la elección de los pilotos que causarán baja”. En el acuerdo el número de tripulantes técnicos que causarán baja son 258 que, según las fuentes citadas, “podrían salir de manera voluntaria entre los profesionales de más edad. El sindicato entiende, no obstante, que la dirección de Iberia “quiera elegir ella quienes serán despedidos y quienes no”.

Por otra parte “tampoco se resuelve el problema de Iberia Express”, filial en la que pese haberse dictado dos laudos, la dirección de IAG no ha consentido que los pilotos de la matriz se incorporen a la flota de esta filial como comandantes”.

En favor de los trabajadores

Los sindicatos que apoyan el acuerdo elaborado por Gregorio Tudela, dicen que lo hacen porque lo consideran un “mal menor”. Los que se oponen dicen que es “muy favorable para la empresa y muy estricto con los trabajadores”.

Leyendo los escasos seis folios de que se compone la resolución, se ven detallados los distintos aspectos que suponen una reducción de empleo, hasta 3.141 trabajadores, los asustes salariales para la plantilla que conserve el trabajo. Se detalla el calendario en el que se adoptaran medidas de productividad”.

Por el contrario cuando se explicita la aceptación de las reivindicaciones de los trabajadores los puntos se vuelve “vagos e inconcretos”.

Latinoamérica

Las centrales muestran su sorpresa por el hecho de que no se mencione en ningún momento la operación hacia Latinoamérica, que ha sido una de las piezas estratégicas de Iberia durante los últimos 25 años. La referencia del acuerdo más cercana a este tema es la siguiente: “La dirección de la compañía expresa sn propósito de abordar un plan de renovación de flota, que le permita dotarse de los aviones más eficientes y adecuados para cada tipo de ruta, así como un plan comercial que incentive y atraiga nuevos clientes y, en su caso, nuevas rutas. Todo lo anterior debe contribuir a sostener el liderazgo de Iberia en las áreas de negocio de mantenimiento y handling, como un instrumento más de consolidación futura de la compañía y de garantizar el empleo en su seno”.

En el apartado de la reforma de las condiciones de trabajo, tras el detalle de los cambios de horario o las medidas para incrementar la productividad, a los pilotos y TCP no se les ofrece nada como contrapartida, mientras que para los trabajadores de tierra se asegura que se revisarán las situaciones de “trabajadores fijos de tiempo completo y fijos de jornada irregular” así como “la polivalencia del personal de mecánica, aviónica y estructuras y reorganización de los destacamentos”.

En cuanto a la revisión de las estructuras directivas en el acuerdo se asegura que “la compañía elaborará un plan de ajuste en sus gastos corrientes adecuado a la reducción de salarios y plantilla que se ve obligada a realizar”.

Para garantizar el cumplimiento de estas “ventajas para la parte social” se establece que “en el plazo máximo de seis meses desde la firma del presente acuerdo, se procederá a la constitución de una comisión mixta, formada por las partes firmantes, en la que se analizarán los resultados obtenidos como consecuencia del presente acuerdo, especialmente en materia de flota y utilización, evolución y rentabilidad de rutas, así como costes operativos y productividad. Dicha comisión se reunirá con una periodicidad semestral. Hasta la constitución de la comisión en cuestión, los sindicatos firmantes de los presentes Acuerdos' se comprometen a mantener la paz laboral”. Ambas partes “confían en que los presentes acuerdos permitan mantener a Iberia en la primera línea de las compañías aéreas y abordar nuevos proyectos de crecimiento, en el necesario contexto de sostenibilidad”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha