eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Monti advierte a Alemania del riesgo de inflación sin la intervención del BCE

- PUBLICIDAD -

El presidente del Gobierno italiano, Mario Monti, advirtió a Alemania del peligro de que crezca la inflación en este país si se excluye la intervención del Banco Central Europeo (BCE) para moderar el desequilibrio que existe en los varios rendimientos de la deudas soberanas.

La advertencia de Monti llegó en una entrevista que publica hoy el diario financiero italiano "Il Sole 24 ore" y en el día en el que el mandatario italiano viaja a Berlín para entrevistarse con la canciller alemana, Angela Merkel.

Sobre la alta prima de riesgo en Italia (que superó hoy los 450 puntos básicos), Monti explicó que considera "grave" el desequilibrio que existe, pero agregó que "también es un peligro para aquellos países que ahora parecen beneficiarse" y citó el ejemplo de Alemania.

"La actual configuración de las primas de riesgo determina en Alemania un elevado crecimiento monetario M3 (que contabiliza la liquidez de un mercado), a lo que se asocian tipos de interés artificialmente bajos, el aumento del precio de las obligaciones y de los bienes, entre ellos los inmobiliarios y esto determina un riesgo potencial de inflación para Alemania", explicó el mandatario tecnócrata.

Monti añadió al respecto que "excluir al BCE como pretende el Bundesbank (Banco central alemán) para que realice intervenciones sobre el mercado de títulos de Estado para moderar los desequilibrios, podría convertirse desde el punto de vista alemán en un gol en propia puerta con efectos paradójicos".

En referencia a la actual situación de Italia, explicó que "se han hecho grandes esfuerzos para poner en marcha las reformas necesarias por lo que ahora nos presentamos con el bagaje de las cosas realizado, pero esto no habría sido suficiente si no se tuviese la percepción de que está llegando finalmente la respuesta europea".

El jefe de Gobierno italiano recordó que ha ayudado a calmar los mercados los anuncios por parte del presidente del BCE, Mario Draghi, para salvar el euro, pero "sobre todo la cumbre del 28 y 29 de junio" de la Unión Europea (UE).

"Los mecanismos adoptados (en aquella reunión) han sido la base para las decisiones importantes anunciadas por la BCE", agregó.

Sobre sus objetivos en los próximos meses, Monti explicó que su Gobierno se centrará "en relanzar el crecimiento y en la estabilización financiera con la reducción de la prima de riesgo".

Asimismo, reiteró que Italia no tiene previsto pedir ayudas financieras.

"No quiero que Italia, después de los esfuerzos realizados y los resultados obtenidos, tenga que someterse a una especie de intervención como ha sucedido a los países que necesitaban ayudas para cuadrar sus balances. Nosotros no estamos en esta situación", recalcó.

El primer ministro italiano también reafirmó que se alejará de la política tras terminar el mandato que le otorgó el presidente de la República, Giorgio Napolitano, tras la dimisión de Berlusconi en noviembre del año pasado, y que está previsto en la primavera de 2013.

"Como este es un Gobierno que no volverá a serlo. Me dedicaré en este periodo a aprobar el mayor número de reformas en el Parlamento y a encargarme de que se ejecuten y seguiré como cualquier otro ciudadano la campaña electoral", agregó.

Respecto a la estabilidad que daría al país su permanencia en el Gobierno como apuntan algunas fuentes europeas y agencias de calificación, Monti respondió: "Es sólo porque en Europa me conocen ya desde hace mucho tiempo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha