eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Empresas emergentes españolas apuestan por Delaware como sede fiscal

Cabify, UserZoom y Carto DB tienen presencia en ese Estado estadounidense, conocido por su opacidad a la hora de crear sociedades y su fiscalidad extremadamente favorable

Este territorio no está considerado paraíso fiscal por la normativa española

Los grandes fondos estadounidenses piden a las empresas que se instalen en latitudes con una legislación conocida para ellos

- PUBLICIDAD -
Cabify, tu chófer en una app

Los fondos estadounidenses marcan la diferencia a la hora de que las startups puedan acceder a la gran financiación. Con un mercado más maduro que el español, estos pueden lograr que la valoración de una de estas empresas de nueva creación se dispare. Pero para conseguirlo, además de una idea innovadora o un plan de negocio sostenible, estos grandes jugadores marcan las reglas. Y estar radicado en Estados Unidos es uno de los puntos indispensables para que ellos -o más bien sus abogados- conozcan la normativa en el caso de conflicto.

Dentro del territorio estadounidense, Delaware ofrece elevadas ventajas fiscales, rapidez a la hora de constituir una empresa y no demasiadas preguntas sobre quién está detrás, una combinación por la que se configura como una de las opciones preferidas. Entre las startups españolas que han conseguido rondas de financiación millonarias en los últimos meses se encuentran por lo menos tres con presencia en este estado: Cabify, Carto DB y Userzoom.

En el primer semestre de 2015, las startups españolas lograron rondas de financiación  por un valor de 200 millones de euros, según el último informe de Venture Watch, lo que representa un incremento del 62% respecto a los datos del año pasado. Una cifra que ha aumentado en meses posteriores cuando estas tres empresas con sede en Delaware han conseguido rondas millonarias de financiación. En el caso de Carto DB. En septiembre, logró 23 millones de dólares (20,8 millones de euros), mientras que Userzoom levantó 34 millones de dólares (30,8 millones de euros) y Cabify ha logrado 12 millones de dólares (10,8 millones de euros) en una ronda liderada por Rakuten.

Cabify, la startup que pone en contacto a conductores con licencia y usuarios y que ha protagonizado una nueva polémica en el transporte tras la denuncia de los taxistas madrileños por un supuesto incumplimento del Reglamento de Ordenación del Transporte Terrestre, tiene su matriz en Delaware. Desde la compañía, admiten en un correo electrónico que la elección de este Estado se debe "simplemente a que es el Estado norteamericano con mejores ventajas fiscales, por eso la mayoría de las startups tienen su sede fiscal allí".

Justifican esta decisión asegurando que Cabify cuenta con una matriz original allí debido a que sus inicios se situaron en Silicon Valley y sus inversores iniciales eran norteamericanos. "Toda startup o empresa que tenga inversión proveniente de Estados Unidos usa una matriz en el continente americano con el fin de dar mayor tranquilidad y transparencia a los inversores locales, además de por ser una exigencia suya. Por lo tanto, no supone ninguna ventaja competitiva especial, simplemente una necesidad para obtener financiación en EEUU", añade. "Con independencia de esta matriz, en España operamos a través de Maxi Mobility Spain SL, con la que cumplimos con todos los requisitos fiscales pertinentes, pagando todos los impuestos correspondientes en España, antes de reportar a la matriz", apunta.

El camino de Userzoom ha sido el contrario. Tras comenzar su andadura en Barcelona en junio de este año se trasladaron a Delaware. "Es un paso natural para nosotros. Nuestro mercado principal es Estados Unidos, la mayoría de empleados los tenemos allí, nuestros nuevos inversores también... El sector de software B2B - business to business, es decir, enfocada a público empresarial- está muy desarrollado en Estados Unidos, así que es el mejor lugar donde estar en este momento de desarrollo de la empresa", señala Javier Darriba, cofundador de esta startup española que desarrolla software que permite a las empresas realizar tests a usuarios.

Desde Carto DB, su fundador y director de Producto, Sergio Álvarez, apunta que su presencia en EEUU está relacionada con el mercado al que se han dirigido tradicionalmente. Además de tener un mayor tamaño, se hacen proyectos más "ambiciosos".

No todas las compañías hablan abiertamente de su forma de financiación. Wallapop, una de las startups españolas que más dinero ha conseguido en los últimos tiempos, asegura que por políticas de empresa no pueden hablar sobre temas relacionados estrictamente con financiación y no responden si tras este incremento de la participación de los fondos en ella se están planteando emigrar a Estados Unidos. Wallapop consiguió en enero 36,8 millones y más tarde la firma ha recaudado entre 75 y 100 millones de dólares en otra ronda liderada por Fidelity.

Los fondos de inversión piden que las startups estén en un territorio donde ellos conozcan la legislación, para que en el caso de conflicto sepan cómo pueden proceder. "Normalmente, lo que te piden los fondos, sobre todo los más grandes, es estar en Irlanda, Reino Unido o Estados Unidos. Dentro de este último mercado, las compañías suelen ir a Nevada, donde está Las Vegas, o a Delaware", explica Pere Codina, fundador de Kompyte. Este último destino tiene una política fiscal "extremadamente favorable", añade.

La opacidad fiscal de Delaware

Delaware no es considerado por la normativa española como un paraíso fiscal; sin embargo, sí que tiene unos puntos de opacidad a la hora de la creación de empresas que lo ponen en el punto de mira de documentos sobre transparencia empresarial. En uno de los últimos  informes de Intermon Oxfam, se apuntaba que este Estado es el territorio más frecuentado por las empresas del Ibex, con 352 filiales en 2013, "casi duplicando las del año anterior". La gran mayoría de ellas (261) están registradas en tan sólo dos direcciones postales.

"Una buena razón para constituirse en Delaware es si se busca inversión institucional (como capital riesgo), porque es el Estado que suelen preferir normalmente. Para una startup extranjera que no vaya a estar físicamente en un Estado concreto (es decir, que vaya a tener presencia legal aquí pero opere desde su país de origen), Delaware es una buena elección para constituirse, porque es el Estado más rápido y fácil para trabajar y porque los abogados mercantiles de Estados Unidos están familiarizados con la ley de este Estado", apunta Dana H. Shultz, abogado estadounidense especialista en derecho mercantil. No obstante, este experto señala que hay muchos inversores que no consideran necesaria la presencia en Delaware para invertir en una compañía.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha