eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La ESA espera un año de estabilidad industrial pese a su caída presupuestaria

- PUBLICIDAD -
La ESA espera un año de estabilidad industrial pese a su caída presupuestaria

La ESA espera un año de estabilidad industrial pese a su caída presupuestaria

El 2014 será un año de estabilidad industrial para la Agencia Espacial Europea (ESA) y para sus socios, a pesar del descenso del 4,2 por ciento de su presupuesto, hasta los 4.102 millones de euros, declaró hoy su director general, Jean-Jacques Dordain.

"El 2014 será un año de estabilidad de la actividad industrial de la ESA", resumió Dordain en una comparecencia ante la prensa en París para presentar el programa del nuevo año de esa agencia, que insiste en que "invertir en el espacio es hacerlo en innovación, crecimiento y empleos".

Dentro de ese presupuesto, Alemania es el mayor contribuyente (22,9 %), seguido de Francia (22,6 %), Italia (10,5 %), Reino Unido (8,1 %), Bélgica (5,6 %) y España (4,2 %), mientras que la Unión Europea (UE) aporta 762 millones de euros.

La primera gran cita aeroespacial europea tendrá lugar el próximo lunes, cuando la sonda Rosetta, que lleva diez años viajando por el espacio, despierte de su hibernación y ponga rumbo al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, donde se espera que aterrice a finales del ejercicio.

Otro reto importante para la ESA en 2014 pasa por el sistema Galileo, el GPS europeo, que debe superar sus retrasos y empezar a estar parcialmente operativo en 2014, con cuatro satélites actualmente en órbita y el lanzamiento de otros seis programado para este año.

El sistema completo, con una constelación de 30 satélites, funcionará a pleno rendimiento en 2020, según los cálculos de la ESA.

Otro de los grandes desafíos de 2014 será continuar avanzando en la concepción del nuevo lanzador europeo de talla intermedia Ariane 6, llamado a reemplazar en la próxima década al Ariane 5, de gran capacidad, y al ruso Soyuz de carga media, que opera también Europa.

El objetivo de la ESA es que el coste de lanzamiento del nuevo cohete no supere los 70 millones de euros -frente a los 150 del Ariane 5- y la agencia cuenta con presentar una primera línea de trabajo en julio para su desarrollo entre 2015 y 2025.

En cuanto a los lanzamientos, la ESA tiene este año dos citas mayores, el Sentinel-1 y el ATV-5.

La primera colocará en órbita, a finales de marzo o inicios de abril, el primero de los satélites "centinelas" de la constelación Copérnico, una de las grandes apuestas de la ESA y de la UE para estudiar el mar, la atmósfera, la superficie terrestre y el clima, que ofrecerá apoyos a servicios de seguridad y emergencia.

El segundo lanzamiento mayor, el del ATV-5, será la quinta y última misión de esos cargueros espaciales que abastecen con suministros a la Estación Espacial Internacional (EEI), un proyecto de alta tecnología sin solución de continuidad.

Además, el año recién estrenado será en el que la ESA y la Comisión Europea (CE) comiencen a negociar su nueva relación jurídica y el marco de actuación de la agencia.

"Si la Comisión quiere hacer nuestro trabajo es porque somos muy buenos", bromeó Dordain, quien reconoció que dado el crecimiento de la ESA en los últimos años, con 20 Estados miembros en la actualidad, impone nuevas reglas, y que ese desafío debe entenderse como una evolución positiva del organismo.

La agencia dará cuenta de esas y otras negociaciones a sus socios el 2 de diciembre, durante un consejo ministerial que se celebrará en Luxemburgo.

En el capítulo de efemérides, la ESA celebrará su cincuenta aniversario, pues fija como su "año cero" 1964, cuando la Organización Europea para el Desarrollo de Lanzadores (ELDO) y la Organización Europea de Investigaciones Espaciales (ERSO) unieron sus fuerzas para alumbrar, una década después, a la Agencia Espacial Europea.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha