eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La ruina de ser joven y asegurar el coche

De media, los menores de 24 años abonan por la póliza de seguros de su vehículo casi un 50% más que aquellos conductores que superan la treintena.

- PUBLICIDAD -
La ruina de ser joven y asegurar el coche.

La ruina de ser joven y asegurar el coche.

Las aseguradoras prefieren conductores con un expediente de siniestros a otros con menos conflictos, siempre que los primeros hayan cumplido los 24 y los demás no. Así se desprende del Índice de precios del Seguro del Automóvil, creado por el  comparador de seguros Rastreator.com. Y la diferencia no es pequeña: la prima media para una póliza a terceros ampliados de los asegurados de menos de 24 años es de 562 euros, casi el doble de lo que pagarán pasados unos años.

En la franja de edad entre los 18 y los 24 años es, por tanto, cuando más caro sale solicitar una póliza, seguida por la siguiente, entre los 25 y los 29. Si el precio en el primer intervalo se aproximaba a los 600 euros, baja hasta los 408 en el segundo, una variación importante para pocos años de experiencia.

Sin embargo, parece que el factor edad deja de ser relevante a partir de la treintena. En la franja de entre los 30 a 39 años el precio medio de la prima anual se sitúa en 326 euros anuales, para mantenerse prácticamente plano en adelante. El tramo de edad más barato es el de los mayores de 70 años, pero la cantidad es prácticamente la misma que para los treintañeros: 301 euros. El resto de los conductores se mantiene en precios intermedios.

Mejor mayor y siniestral, que joven

Se aplica "siniestral" al perfil de un conductor, mayor de 24 años, con al menos dos años de carné y que ha tenido un mínimo de dos siniestros con el coche en los últimos dos años, en los que la culpa ha sido suya. Se trata, a priori, de un conductor más peligroso que el "joven" (menos de 24 años, menos de dos siniestros culpables), pero aun así para éstos la prima media de un seguro a terceros ampliado se fija en 422 euros anuales. Se trata de un importe mayor que el aplicado al perfil estándar (325 euros), pero mucho menos que los más de 500 euros que se exige de media a los segundos.

Estos jóvenes, que tienen entre 18 y 24 años (o menos de dos años de carné), pagan mucho más, a pesar de que para trazar su perfil se ha establecido que han tenido menos de dos siniestros en los últimos 24 meses.

Fernando Summers, director general de Rastreator.com, apunta a la inexperiencia como el factor que más preocupa a las aseguradoras. "Los riesgos de asegurar a una persona sin experiencia son muy elevados, ya que no se dispone de ningún tipo de información sobre los hábitos o la pericia al volante de esta persona".

En palabras del directivo, el problema tiende a corregirse rápidamente, en cuanto el conductor adquiere un mínimo de experiencia conduciendo. Según Summers, "con dos años de experiencia y sin siniestros la prima se abarata sensiblemente".

En el caso de los conductores que han tenido siniestros, las aseguradoras pueden tener una imagen más certera del riesgo que suponen para la compañía. Esta información es tan valiosa que incluso puede compensar el perfil más peligroso de este tipo de conductor.

Ajustar el tipo de seguro

Elegir una póliza ajustada al precio es la única opción posible para este tipo de conductores. Según el directivo de Rastreator, "en los conductores jóvenes la necesidad de  comparar entre distintas pólizas es todavía más acuciante si cabe. Cuando su perfil de peligrosidad es tan elevado, es importante que elijan una opción adecuada para no pagar una prima desmesurada".

- PUBLICIDAD -