eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Organizaciones agrarias temen que la crisis sanitaria provoque la ruina de muchos ganaderos

El PSOE pide responsabilidades a Monago y que se amplíe el plazo para vacunar

Dudas en el sector de que los veterinarios puedan vacunar, al menos en dos ocasiones, a 4,5 millones de animales

- PUBLICIDAD -
Detectado en Portaje (Cáceres) un caso de "vaca loca"

La crisis sanitaria que ha disparado alarmas entre los ganaderos extremeños no ha sido fruto de una causalidad o simple mala suerte. Ha habido carencia de una adecuada política de sanidad animal.

Ese es el diagnóstico que ha hecho el secretario regional de UPA-UCE Ignacio Huertas al conocer por sorpresa la publicación en el DOE de la resolución que decreta medidas excepcionales por la tuberculosis bovina. “Los recortes en sanidad animal están agravando la situación y ocasionando pérdidas millonarias en las explotaciones ganaderas de la región”.

Indica Huertas que la pasada semana hubo una reunión de responsables de esta organización agraria con dirigentes de la consejería de Agricultura para hablar de serios problemas en el sector. En esa reunión no se abordaron estas medidas que, en opinión de UPA, agravan aún más los problemas. “Se agrava porque se establecen como áreas de especial incidencia de brucelosis las comarcas veterinarias de Badajoz, Trujillo y algunos términos municipales de Coria; y las comarcas de Azuaga, Badajoz, Cáceres, Coria, Herrera del Duque, Navalmoral de la Mata, Plasencia, Valencia de Alcántara, Zafra y determinados términos municipales en Don Benito, Jerez de los Caballeros, Mérida, Trujillo y Zorita en tuberculosis bovina; lo que significa que todas las ganaderías situadas en estas comarcas están obligadas a hacer un saneamiento adicional (independientemente de la calificación sanitaria que ostenten). Esto supone para los ganaderos un aumento de los costes, una dificultad añadida en el manejo de los animales y arriesgarse a la aparición de falsos positivos derivados del cambio de protocolo en los saneamientos. Todo esto conlleva importantes pérdidas para las explotaciones de esas comarcas, que ya tienen problemas de rentabilidad”.

Además y para preocupación de la organización profesional agraria, en el texto se reconoce que en los últimos tres años ha aumentado el índice de contagios en Extremadura “hasta alcanzar en 2014 un 4’62%, más de tres puntos por encima de la media nacional”, debido en gran parte a la falta de control sanitario de la fauna salvaje. Desde UPA-UCE denuncian que este aspecto ni siquiera se ha recogido en la nueva resolución.

Las críticas de UPA-UCE al consejero de Agricultura José Antonio Echávarri han sido frecuentes a lo largo de la legislatura.

Un poco más llamativo ha sido el distanciamiento que se viene observando entre una organización como Apag Extremadura Asaja, tradicionalmente cercana al PP, con respecto al titular de la consejería. En un reciente análisis de la gestión agraria, Apag Extremadura Asaja la califica de “desidia y dejadez”, y destaca que el consejero se viene dedicando ante los diversos problemas a “marear la perdiz”

 

Los veterinarios no dan abasto

Los socialistas también llaman la atención sobre la escasa planificación en la gestión de la sanidad animal y resaltan el esfuerzo que están llevando a cabo los veterinarios (algunos están vacunando de noche) para intentar llegar a vacunar a unos 4,5 millones de cabezas de ganado (entre bovino y ovino).

“Monago ha provocado un caos en la sanidad animal que están pagando ganaderos y veterinarios”, indican los socialistas.

Teniendo en cuenta el retraso a la hora de disponer de las vacunas, cree el PSOE que ahora habría que ampliar el plazo de vacunación para dar cierto margen a ganaderos y veterinarios. “Para el caso de la tuberculosis bovina, no se ha prestado atención a un tema que venimos denunciando ya que no ha habido medidas preventivas y control eficaz sobre la fauna cinegética, y ahora se dispara la prevalencia de la enfermedad a más de un 4% obligando a llevar a matadero con menor precio a animales que podrían haber salido al mercado con un precio sin penalización”, señalan.

También el candidato socialista a la presidencia de la Junta Fernández Vara ha mostrado su preocupación por esta crisis en la sanidad animal y ha asegurado que entre sus objetivos en materia agraria está restablecer una política sanitaria de primer nivel.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha