eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Correos afronta este viernes 22 de mayo la tercera huelga general a las puertas de las elecciones

CCOO ha acusado al Gobierno, SEPI y Correos de querer desmantelar el servicio postal público con menos inversión, con un plan estratégico que aspira a convertir a Correos en una 'empresa de boin'

- PUBLICIDAD -
Correos Extremadura huelga

Correos Extremadura huelga

Correos afronta este viernes 22 de mayo la tercera huelga general a las puertas de las elecciones. El sindicato CCOO ha denunciado que a unos días de los comicios la situación en Correos es caótica “por el intento desesperado de sacar el voto por correo y la propaganda electoral” con una plantilla mermada por los recortes

Este jueves, 21 de mayo, está prevista una concentración en Badajoz, a las 10,00 horas, frente a la Delegación del Gobierno.

CCOO, como sindicato mayoritario en Correos y en el Sector Postal, señala que las movilizaciones anteriores han sido seguidas por miles de trabajadores en todo el Estado, con paros parciales y dos huelgas generales convocadas hasta la fecha, el 4 y el 15 de mayo.

Para garantizar el derecho de huelga ante los “abusivos servicios mínimos impuestos y para evitar las técnicas ilegales de "esquirolaje" que está llevando a cabo la empresa”, CCOO incrementará los piquetes informativos en la madrugada del 21 al 22 de mayo, a partir de las 23,30 horas en el Centro de Tratamiento Automatizado en del Polígono El Prado en Mérida.

“Quieren desmantelar el servicio postal público”

CCOO ha acusado al Gobierno, SEPI y Correos de querer desmantelar el servicio postal público con menos inversión, con un plan estratégico que aspira a convertir a Correos en una “empresa de boina que no está a la altura del resto de empresas postales europeas por la falta de palanca política y financiación”.

“A la par que externaliza servicios públicos con altos costes económicos para dárselos a sus amigos, mientras elimina plantilla e incumple con los compromisos electorales y públicos para con los ciudadanos”.

Denuncia el sindicato que la “sangría postal” realizada de 15.500 puestos en los últimos cinco años y la insuficiente contratación para estas fechas, está provocando acumulaciones, sobrecargas en los trabajadores, y poniendo en entredicho el voto por correo y la propaganda electoral.

Así señala que el 22 de mayo no es un punto y final, “sino un punto y seguido”. También que el conflicto seguirá abierto en tanto no se dote a Correos de un Convenio Colectivo para sus 52.000 trabajadores/as que recoja más empleo, más salario y derechos tras años de recorte de plantilla (15.500 desde 2010), congelación salarial y recorte del 5% que han permitido a la empresa ahorrarse 500 millones en tres años, en el marco de un bloqueo en la negociación de la regulación laboral desde hace año y medio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha