eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

El camalote, la invasora más peligrosa de Extremadura, cruza la frontera con Portugal

Esta planta procedente del Amazonas ha duplicado su crecimiento respecto al año pasado y los ecologistas prevén que siga creciendo

La plataforma SOS Guadiana denuncia la falta de interés de la Confederación Hidrográfica del Guadiana ante un problema de calado internacional

- PUBLICIDAD -
Camalote SOS Guadiana

Camalote sobre el río Guadiana SOS Guadiana

Con la llegada de las olas de calor la planta invasora más peligrosa de Extremadura vuelve a 'engullir' la cuenca del Guadiana al igual que ya hizo el pasado año, cuando colonizó más de 100 kilómetros de río hasta Portugal.

Por segundo año consecutivo el camalote ha traspasado la frontera lusa y ha comenzado a brotar en Portugal, según ha confirmado a través de varias fuentes expertas la plataforma ciudadana SOS Guadiana.

El año pasado la planta cruzó la frontera invadiendo el río Caya provocando las quejas de los técnicos de la Agencia Portuguesa de Ambiente . Con la llegada del calor ya ha comenzado a invadir el lago Alqueva, justo la frontera hispano-lusa. Según avanza la plataforma SOS Guadiana el gobierno portugués volverá a pedir responsabilidades por el avance de la planta, que hace ya más de un año es un problema internacional.

Desde SOS Guadiana temen que la planta brote en los sistemas de regadío. En caso de que esto suceda causaría grandes problemas a la agricultura, un pilar fundamental de la economía extremeña.

Además la planta también provoca la suspensión de actividades lúdicas y deportivas que tienen lugar en el río, y aleja al turismo de las zonas cercanas al Guadiana. Sin olvidar el daño que ocasiona a la flora y fauna autóctona del río de la mano de la 'eutrofización' de las aguas ante la falta de oxígeno.

Camalote Guadiana

El Camalote invade el río SOS Guadiana

Críticas a la Confederación del Guadiana

La plataforma SOS Guadiana incide en que el principal problema es que los trabajos de contención y erradicación del jacinto de agua no se realizan por parte de la confederación  ni en el tiempo ni en la forma correcta. Lo que a su juicio provoca que la planta siga el curso del Guadiana brotando también en aguas dulces portuguesas.

En junio de este año la planta ha crecido el doble que en el mismo mes de 2015. Temen que si se continúa trabajando como hasta ahora es probable que en otoño su crecimiento se haya triplicado. Cabe recordar que el otoño pasado decenas de cuadrillas trabajaron en su retirada a la altura de Mérida, e incluso fue necesario secar el río en este tramo para su re tirada manual. 

Inciden en que esto ocurre porque la confederación, dependiente del Gobierno central,   carece de un plan de acción concreto y estructurado para afrontar el problema. De hecho SOS Guadiana explica que propusieron empezar a trabajar en la prevención del jacinto de agua durante los meses de febrero y marzo con unas condiciones favorables y cuando la planta es más pequeña, pero Confederación Hidrográfica del Guadiana no tuvo en cuenta sus propuestas.

Los puntos 'calientes'

En la actualidad existen una serie de puntos calientes en los que la planta se propaga con mayor fuerza y frondosidad; estos son Medellín, Valdetorres, Mérida y Badajoz. En ninguno de ellos se ha trabajado de forma correcta, y cada cual se sitúa más cerca de la frontera con Portugal siendo inevitable que la planta crezca siguiendo el curso del río.

Tabajos de recogida de camalote en Mérida / JCD

Trabajos manuales de recogida del camalote en Mérida en 2015 / JCD

Rajoy corta las ayudas

Hace diez años que el camalote tiñe de verde la superficie del río Guadiana cuando llega el calor, aunque de manera fluctuante. Desde entonces se han invertido 26 millones de euros con el objetivo de frenar el paso de la planta más peligrosa de Extremadura.

Esta cuantía no ha podido evitar que cada año el brote de la planta sea mayor. Sin embargo desde el Ministerio de Agricultura informaron hace meses al Ayuntamiento de Mérida que ya no se va a invertir más dinero en la lucha contra el camalote ante la indignación del consistorio emeritense.

Con todo esto lo único que queda es esperar a que lleguen las ayudas la Unión Europea. A finales de 2015 Bruselas incluyó al jacinto de agua en la lista de plantas invasoras del territorio al ver el informe técnico que presentaron a la Comisión Europea de medio ambiente.

Además durante el primer trimestre de 2016 la empresa Dron Group en colaboración con SOS Guadiana presentó un proyecto basado en acabar con la planta durante los meses de invierno, con un coste que reducía en un 80% las cuantías invertidas hasta la fecha.

El proyecto tuvo el visto bueno de la Junta de Extremadura, pero de nuevo Confederación Hidrográfica del Guadiana rechazó la propuesta.

Todo esto ha provocado que haya sido la propia Confederación la que haya tenido que aumentar en un año sus estimaciones para la erradicación del camalote, desde el organismo público prevén que hasta 2036 no habrá desaparecido la planta del Guadiana.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha