eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Urgencias sanitarias en Extremadura, una historia para recordar

- PUBLICIDAD -

Aún resuenan las palabras de la rueda de prensa del primer gerente del SES del gobierno de Monago en mayo de 2012 con la que esgrimía los argumentos para dejar al 30% de la población extremeña sin los servicios de urgencias rurales en nuestra tierra. Era el Sr. Albino Navarro, que creo que descubrió Extremadura cuando llegó de la mano de Monago a destrozar la sanidad pública. Sus razones fueron que Extremadura ya tenía el 112 y que tenía carreteras, supongo que al Sr. Navarro no le advirtió el Sr. Monago que Extremadura es una región como las demás.

Con estos argumentos tan peregrinos, el gobierno de Monago cerró de un plumazo 21 de las 24 urgencias rurales de las que disponía Extremadura y que además de generar seguridad y prestar atención sanitaria a los ciudadanos, contribuía a fijar a la población a sus pueblos.

La medida tuvo una gran respuesta ciudadana, no por empecinamiento, sino por el deterioro de la sanidad pública que no hacía más que empezar. No hubo criterios técnicos, no hubo motivos más allá de destruir la sanidad pública, para construir una sanidad para pobres y otra para ricos, empeño que sigue hoy por los dirigentes del PP.

Dándose cuenta de la barbaridad cometida, gracias a la presión ciudadana y a la iniciativa política desarrollada por el PSOE en Extremadura, allá por mayo de 2013 deciden modificar los horarios de varias urgencias rurales, y crear un engendro al que Monago y su gobierno le denominó puntos de atención a la cronicidad, con un equipo de profesionales formado por una enfermera y un técnico de transporte sanitario con la ambulancia incluida. Nada más y nada menos que 5 urgencias rurales las convirtieron en este engendro político, donde han puesto en riesgo a los profesionales y a los pacientes, donde el SES tuvo que decir a posteriori que no servían para atender a urgencias sanitarias, solo para control de los pacientes con enfermedades crónicas, ninguneando de esta forma a la atención primaria de salud.

Y ahora, de nuevo, en febrero de 2015 vuelven a modificar los horarios de varias urgencias rurales, 6 incrementando levemente el horario y 2 cerrando más horas la atención a los ciudadanos. Y para esto vuelven a no tener ningún criterio técnico.

Pero, en un gesto de buena voluntad, podríamos decir que los criterios de Monago no fueron técnicos, porque no los había, pero fueron económicos. Retrotraigámonos a las palabras del Sr. Navarro, primer gerente del SES con Monago, decía que con este cierre iban a ahorrarse 5 millones de euros anualmente. Faltó a la verdad, no se ha ahorrado nada con el cierre, al contrario. No se redujo personal con el cierre de las urgencias rurales, solamente se redistribuyeron y este es el único gasto que podría haberse “ahorrado” el SES, ya que el mantenimiento de los consultorios donde están ubicadas las urgencias rurales dependen económicamente de los Ayuntamientos.

Tanto es así, que el SES no ha “ahorrado” nada de nada, que el anuncio de la última reforma de los horarios de las urgencias rurales se produce inmediatamente posterior a la comparecencia del Secretario General del PSOE en Extremadura, Guillermo Fernández Vara, donde demostraba la mentira de Monago durante toda la legislatura sobre el déficit. Curiosa coincidencia, o no. Lo cierto es que ambos hechos están íntimamente relacionados.

La realidad para los ciudadanos es que desde que Monago cerró las 21 urgencias rurales en Extremadura, ninguna se ha vuelto a reabrir, siguen dejando las noches desatendidas para ese 30% de la población, donde más desamparo hay.

Con el permanente cambio de horarios de las urgencias rurales que está provocando Monago, ha desorientado a la población que es difícil que hoy conozca el horario de sus urgencias rurales.

Se ha demostrado el rotundo fracaso del engendro político de Monago de los puntos de atención a la continuidad, de los 5 abiertos han cerrado 3.

Monago está jugando con la credibilidad de la sanidad pública extremeña, y así lo demuestran los resultados de los barómetros sanitarios.

Desde el PSOE de Extremadura, nos hemos comprometido ante notario a que cuando gobernemos, que lo haremos a partir de mayo de este año, abriremos todas las urgencias rurales que Monago ha cerrado y lo haremos en las mismas condiciones que estaban en mayo de 2012.

Pero Monago debe dar muchas explicaciones a los extremeños, explicaciones por el permanente uso político de la sanidad, explicaciones por poner en riesgo la salud de la población con los brutales recortes, explicaciones por el riesgo que ha hecho asumir a los profesionales con los recortes en la sanidad y los criterios políticos que está utilizando para cerrar y abrir parcialmente servicios sanitarios sin planificación.

Médico. Secretario de Sanidad. PSOE Extremadura

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha