eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

“No puede tolerarse que la libertad sexual de las extremeñas sea una mercancía de discoteca”

Colectivos feministas y LGTBI muestran su indignación por la fiesta universitaria de Cáceres que ofrece como reclamo un 'show lésbico'

El Consejo de la Juventud denuncia que en eventos así la relación afectiva sexual de las lesbianas se concibe como una mercancía para el uso y disfrute de hombres heterosexuales

La asociación Mujeres Sembrando advierte que generalizan un modelo de sociedad donde todo se mercantiliza, incluido el cuerpo y la sexualidad de la mujer. Instan a la Junta a que intervenga 

- PUBLICIDAD -
Detalle del cartel que anuncia la fiesta universitaria

Detalle del cartel que anuncia la fiesta universitaria

Es un anuncio de una fiesta universitaria que ofrece a jóvenes un ‘show lésbico’ como reclamo en Cáceres. El evento, que estaba programado para este pasado jueves, ha creado indignación entre colectivos feministas y LGTBI, que entienden que se vulneran los derechos de las mujeres.

El anuncio publicitario de la fiesta mostraba a mujeres semi desnudas de la mano de un espectáculo erótico lésbico a partir de la media noche. Finalmente la discoteca emitió un comunicado en las redes sociales donde anunciaba que se suspendía por las “amenazas” recibidas.

Han sido muchas las organizaciones que trasladan su indignación por el uso que se ha hecho de las mujeres. Entre ellos el Consejo de la Juventud de Extremadura, que advierte que la amenaza real de todo esto recae en los derechos y libertades de las extremeñas.

El motivo, explica, que la relación afectiva sexual de dos mujeres lesbianas se concibe aquí como una mercancía para el uso y disfrute de hombres heterosexuales, dejando a un lado la libertad de ellas de amarse sin complacer a un macho dominante. Hace hincapié en que las extremeñas no pueden ser la mercancía de consumo de una discoteca.

Marisa Prudencio, del colectivo Mujeres Sembrando, critica en el mismo sentido que eventos de esta naturaleza generalizan un modelo de sociedad donde todo se mercantiliza, incluido el cuerpo y la sexualidad de la mujer.

A su parecer convocatorias de esta naturaleza discriminan a las mujeres en Extremadura en su conjunto y al colectivo LGTBI. Recuerda que existe una Ley de diversidad sexual regional, "que encima se supone que es la más avanzada del estado español". Así rechazan de manera tajante que se toleren unos mensajes "más propios de la Edad Media que del siglo XXI; porque no necesitamos protección patriarcal para nada y de nadie".

Una de las cuestiones que plantea Mujeres Sembrando es que quienes no cumplen las leyes no pueden tener abierto un establecimiento. Por lo que insta a la Junta a determinar si puede entenderse fiesta así como “un atentado a los derechos fundamentales de las mujeres”.

“No es una ventaja entrar gratis en una fiesta”

Olga Tostado, del área de Igualdad del Consejo de la Juventud, apunta a muchas más actitudes que cosifican a las mujeres, como el hecho de que ellas tengan entrada y copa gratis en algunas discotecas. “Es necesario hacer conscientes a las chicas que no es una ventaja entrar gratis en una fiesta o no pagar una consumición, cuando al final son ellas el objeto que esa noche se consume”.

Aunque piensa que deben hacerse respetar las leyes, explica que este asunto debe abordarse desde la educación y el empoderamiento femenino, una cuestión que le corresponde a las administraciones.

Más denuncias

La fiesta también ha sido motivo de indignación para Fundación Triángulo, que como ya contó este diario ha transmitido una queja al Instituto de la Mujer instándole a que actúe aplicando la Ley de Igualdad de Extremadura por el uso de mujeres “con claras connotaciones machistas y sexistas”. Por su parte la Asamblea Educativa de Cáceres denunció que son actitudes “machistas, heteropatriarcales, denigrantes para la mujer y para el colectivo LGTBI, que mercantiliza nuestra sexualidad y hace de ella un espectáculo que roza lo circense”.

El pub cacereño que organizaba el evento emitió un mensaje en las redes sociales para transmitir que “debido a las amenazas, denuncias y presiones recibidas por Fundación Triángulo y la Asamblea Educativa de Cáceres, y viendo peligrar la integridad física de las artistas y profesionales contratadas y del personal de la sala que ha sido amenazado”, se veían obligados a sustituir el espectáculo erótico.

Ante este mensaje Fundación Triángulo quiso aclarar que su única actuación ha sido remitir una queja ante la administración solicitándole analizar si correspondía aplicar la Ley de Igualdad de Extremadura, “por incluir dicha fiesta un show lésbico para hombres heterosexuales, utilizando además como reclamo imágenes de mujeres desnudas con claras connotaciones machistas y sexistas”. Entiende que la realización de este tipo de eventos “resultan denigrantes para la dignidad de la mujer y no pueden ser permitidos”.

“Fundación Triángulo trabaja desde hace 20 años en Extremadura por la Igualdad Social de lesbianas, gais, bisexuales y transexuales y tiene un claro compromiso feminista, pero jamás ha amenazado a nadie ni a ninguna institución o entidad, tal como explícitamente afirma Vora en su nota en redes sociales, lo cual supondría una injuria. Triángulo no renunciará a defenderse ante tales afirmaciones si lo considerara necesario”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha