eldiario.es

Menú

GALICIA

Miles de gallegos se manifiestan contra la política lingüística de la Xunta

Miles de personas recorren Compostela por la lengua a pesar de la fuerte lluvia

Nuevo éxito de convocatoria de Queremos Galego, que llenó las calles para reclamar la derogación del decreto y la presencia del idioma propio en la escuela

- PUBLICIDAD -

"Aínda que se molle, o galego non encolle" ("Aunque se moje, el gallego no encoge"), gritaban los miles de personas que este domingo desafiaron un día de lluvia y frío para manifestarse en Compostela por la lengua propia. Convocados por Queremos Galego, miles de ciudadanos volvieron a salir a la calle para solicitar la "derogación inmediata del decretazo", después de las múltiples sentencias del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) que eliminan las bases de la polémica norma del Gobierno de la Xunta de Núñez Feijóo, y para mostrar su rechazo a la ley Wert, la reforma educativa que dejaría el idioma en una posición residual.

Pero fue, sobre todo, una nueva manifestación de dignidad y por la dignidad de un idioma gallego minorizado y desplazado, principalmente en la enseñanza. Una marcha contra la política lingüística de esta Xunta y también del Gobierno central. "Queremos gallego en la escuela", fue una de las reivindicaciones más escuchadas en una marcha que, a pesar del mal tiempo, volvió a superar las expectativas. Cuando la manifestación entraba en el casco viejo de Compostela, la cola aún no había salido de la Alameda.

"Manda carallo, sen galego e sen traballo", gritaron también los manifestantes, que mezclaron en la marcha su indignación por las consecuencias de la crisis con la reivindicación ante los continuos ataques que está sufriendo la lengua, sobre todo desde la llegada del gobierno de Núñez Feijóo a la Xunta. "En las aulas de Galicia, queremos gallego", insistían una y otra vez los asistentes, que sólo se comenzaron a librarse del agua al poco de llegar a la Praza da Quintana, cuando con el comienzo de los discursos paró de llover.

Precisamente, en esos discursos se mezcló la reivindicación con las críticas al Ayuntamiento de Santiago, que impidió la colocación de un palco para el acto final de la marcha, una medida que ya fue denunciada en los tribunales por la plataforma. Así lo recordó Carlos Callón, presidente de la Mesa pola Normalización Lingüística y portavoz de Queremos Galego, que recordó también la situación de penuria por la que pasa la lengua gallega en la escuela. "El 95% de los centros de Enseñanza Infantil de las ciudades no emplean el gallego", aseguró.

Antes, Uxía Senlle y Sés amenizaron el acto con su música, mientras Luís Iglesias, Pepe Penabade, Marta Dacosta o Mercedes Queixas se repartían para leer el manifiesto. En él, se reivindicó la "derogación de forma inmediata" del decreto del plurilingüismo y se reclamó que el Gobierno gallego "promulgue una nueva norma que se base en el acordado por unanimidad parlamentar en el Plan Xeral de Normalización da Lingua Galega".

En la marcha se pudieron ver representantes de todas las fuerzas parlamentarias de la oposición, así como de los principales sindicatos y organizaciones estudiantiles. Toda la oposición denuncia la política lingüística de la Xunta.

Así, el secretario general del PSdeG, Pachi Vázquez, consideró "lamentable" que "el principal enemigo de nuestro señal de identidad, que es el gallego, sea el Gobierno de Galicia".

El líder de los socialistas gallegos considera "increíble" que tengamos que defender el gallego "luchando contra el gobierno que en teoría estaría encargado de defenderlo". Advirtió que "sigue habiendo persecución por parte del gobierno" contra el idioma a pesar de la sentencia del TSXG, que descartó las principales medidas del decreto del plurilingüismo aprobado por Feijóo. Por eso, llamó así a "buscar un nuevo consenso" e instó al Gobierno a "dejar de usar la lengua propia como elemento de confrontación política".

Por su parte, Francisco Jorquera, portavoz del BNG en el Parlamento, criticó que la Xunta "se empeñe en seguir aplicando" el decreto que "condena el gallego a la marginalidad en la enseñanza" a pesar de "la opinión contraria de la comunidad educativa y de la ciudadanía". Además, el portavoz de AGE, Xosé Manuel Beiras, calificó los gobernantes del PP de "nazinecios" por creer que "toda la producción de la cultura gallega desde hace más de mil años es un arte degenerador".

Para Beiras, el Gobierno de Feijóo tiene "el problema de los colonizados" porque manifiesta "su autoodio y desprecio a los valores de su pueblo". "Ellos no forman parte de este pueblo, son una excrecencia que parasita las energías de este pueblo", añadió, tras reivindicar que es "la ciudadanía quien saca adelante el país mientras ellos le ponen freno". "Pronto tendrán su castigo porque no hay quien pueda pelear contra un pueblo en pie permanentamente", remató.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha