eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

De peces gordos y platos vacíos

Esta simple imagen representa cómo funciona la gestión de las pesquerías en Europa en el marco de la famosa Política Pesquera Común (PPC).

- PUBLICIDAD -
Los peces gordos de hoy se comen el pescado de mañana

Los peces gordos de hoy se comen el pescado de mañana

Países como España (ahí vemos al ministro Arias Cañete) se han dedicado a llenar sus platos de cuotas y subvenciones pesqueras (más de 1.000 millones de euros de los impuestos de todos los europeos) con el fin de tener la flota más grande (es más del doble de la de Reino Unido, Italia y Francia) y destructiva de Europa. Con estas subvenciones las grandes empresas del sector han construido barcos más potentes para poder pescar más, ganar más dinero y sobreexplotar más los caladeros de todo el mundo.


Pero no estamos solos, también hay ministros europeos metidos en el ajo. E lde Polonia aplaude nuestras decisiones para tener una escusa para seguir el mismo camino y los de  Alemania y Francia miran hacia otro lado mientras delante de ellos pasa una orgía de dinero, peces y destrucción. ¿Hay alguien ahí dentro capaz de parar este sinsentido?


No hay peces en el mar para tanto barco destructivo, así de simple. No hace falta ser un gran gestor ni un gran ministro. Sin embargo, ¿ qué solución ha encontrado España ante este problema?, ignorarlo y bloquear todas las negociaciones europeas que pudieran convertir la pesca en algo sostenible, favorecer a la gran flota industrial (que en España solo representa el 20% de los barcos), deslocalizar la flota al Pacífico, al índico o al Ártico, etc, etc


¿Ves al niño del dibujo? ¿sí? ¿has sido capaz de fijarte en él?. Muchas gracias, porque nadie parece haberle visto en el Ministerio, ni el la Unión Europea. Él es el futuro. Tu futuro. Nuestro futuro. Solo en 30 años de gestión pesquera europea el 82% de los recursos pesqueros del Mediterráneo y el 63% del Atlántico están sobreexplotados. Con mares agotados y flotas sobredimensionadas en unos años no quedará nada, ¡ah sí!, perdón, quedará un plato vacío. ¿Realmente este es el futuro que queremos?


Sin embargo esta catástrofe anunciada puede evitarse. Esta historia puede tener un final feliz en el que los peces pequeños se organicen y se coman a los grandes, ¿cómo?, muy sencillo, a través de la pesca sostenible. Este tipo de pesca, tradicional y respetuosa con el medio ambiente, representa el 80 % de la pesca en España y el 95 % en Grecia; en toda Europa suma un 70 %. Respeta la mar, las especies y sabe que su futuro y el de los océanos van de la mano. Además genera un entramado socioeconómio en las zonas costeras, de hecho de cada empleo a bordo, hay cuatro empleos en tierra. Velar por la salud del mar hoy supone velar porque sus platos de comida estén llenos mañana.


Pero la decisión esta en el plato de los peces gordos. Deben apoyar la pesca sostenible, reducir la capacidad de la flota pesquera, establecer cuotas de acuerdo a las recomendaciones científicas, permitir que los peces se reproduzcan y usar las subvenciones pesqueras para que beneficien, no a los más gordos, sino a la mayoría.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha