eldiario.es

Menú

Hoja de Router Hoja de Router

De Google Maps a Foursquare: todo vale si te ponen los ‘cuernos’

“Ya está otra vez con el móvil. Y no para de sonreír. ¿Con quién estará hablando? ¿Me estará poniendo los cuernos?” Para de comerte la cabeza. Deja de pensar si tu pareja te está engañando y pasa a la acción. Averígualo.

- PUBLICIDAD -
Infidelidad (Foto: gothick_matt | Flickr)

Infidelidad (Foto: gothick_matt | Flickr)

La tecnología ha ayudado a todos aquellos a los que la palabra “fidelidad” les suena a chino. Chats, mensajes en todo tipo de redes sociales, conversaciones privadas con el móvil…cualquier herramienta que nos de algo de privacidad sirve para engañar a tu pareja.

En algunos casos la infidelidad se convierte en negocio. En Ashley Madison saben muy bien cómo rentabilizar las infidelidades. “La vida es corta. Ten una aventura”. El eslogan de esta empresa de contactos para personas casadas es toda una declaración de intenciones.

La tecnología ha ayudado a cultivar “amistades”, sí. Pero es un arma de doble filo. También puede ser utilizada para pillar a tu pareja en una situación comprometida. O para que te pillen poniendo los cuernos.

Si no quieres que te pillen…

Hasta el infiel más torpe sabe que hay que borrar las conversaciones y fotos comprometidas pero, aun así, existen formas de que te cacen. Aquí hay algunas de ellas:

  • Lo primero. No seas tonto. Tienes que ser precavido. Por ejemplo, no es una buena idea que escribas tu opinión sobre hoteles en los que no has estado con tu pareja. Ni se te ocurra llegar a ser en Foursquare el alcalde de un restaurante al que nunca has llevado a tu novia.
  • No basta con que borres de tu móvil las fotos que te manda tu amante. Sobre todo si tienes tu móvil sincronizado con Dropbox o iCloud. Las huellas de tu infidelidad también estarán en la nube. Que no se te olvide.
  • La opción de “autocompletar” es muy útil. Introduciendo los primeros caracteres de tu búsqueda tu ordenador adivinará qué estás buscando en base a tus búsquedas anteriores. ¡Cuidado! Imagínate la siguiente situación: tu novia pone en tu cuenta de Gmail el primer nombre de tu vecinita. Inmediatamente le saldrán los correos que os habéis enviado, aunque estén en la papelera.
  • Buscar mi iPhone” es otra herramienta útil que te puede arruinar la vida. Con ella puedes saber dónde está tu teléfono cuando te lo roben. Pero si tu novia tiene acceso a tu cuenta también podrá ver que, en vez de irte a casa después de cenar con ella, te has ido al piso de tu nueva compañera de trabajo. ¡Bien jugado, chaval!
  • Activar una webcam de forma remota no es ciencia ficción. Existen herramientas de seguridad, de vigilancia de niños o incluso programas de productividad como GoToMyPC pueden servir para que te vigilen. Si tienes sospechas, desenchufa la cámara, tápala o, mejor aún, traslada la acción a una habitación en la que no haya cámaras.
  • Haces bien en borrar tus huellas cada vez que visitas webs que no debes, pero no sólo tu navegador tiene historial. Algunas aplicaciones, como Google Maps guardan información previa tratando de ser útiles. Asegúrate de no dejar rastro de tus citas.
  • Las aplicaciones que te permiten llevar las cuentas de tus gastos son una maravilla. Hasta que te salta un aviso de que has gastado 150 euros en restaurantes este mes. El problema es que con tu novia sólo has ido un par de veces a comer hamburguesas. Ella lo lee y tú estás perdido. Fin.

Espionaje y pilladas tradicionales

La tecnología, además de permitir que tu pareja te cace en plena infidelidad a través de todas esas herramientas cotidianas, ha llegado a permitir la creación de software de espionaje. Un buen ejemplo es el programa SpyPal 2013. El programa registra todas las pulsaciones del teclado, las conversaciones en chats, los correos electrónicos leídos, los documentos abiertos, las webs visitadas los nombres de usuario y contraseña...todo lo que hacemos con nuestro ordenador queda registrado.

De hecho el programa se vende como una herramienta para vigilar a tus empleados, supervisar a tus hijos o, directamente, controlar a tu pareja. Respecto a esta última opción, en su web se puede leer: “¿Quiere saber si su esposa habla con otro hombre a través de mensajería instantánea? ¿Quiere saber si su marido usa la webcam para ver a otras mujeres mientras usted duerme? ¿O si su marido está moviendo dinero al extranjero y preparando su divorcio?”. Casi nada.

Este tipo de programas han dado el salto a los smartphone y programas como Mobistealth permiten monitorizar toda la actividad del teléfono vigilado. En este vídeo (en inglés) la simpática Kelly nos lo explica como si fuera lo más normal del mundo.

No obstante, tanta tecnología no debe hacernos perder el norte. Aún te pueden pillar de una forma bastante tradicional. Sólo hay que ver lo ocurrido en Brasil hace unas semanas. Una pareja discutiendo en el balcón, un amante escapando por la ventana y en la calle un grupo de curiosos viendo la escena. Menos mal que la tecnología también tuvo su papel aquí y ahora todo el mundo puede disfrutar del circo.

La clave de todo, queridos infieles, es saber negarlo todo cuando te han pillado. Ser descarado hasta el final. Y si te quedas sin escapatoria, échale la culpa a tu pareja. Aquí de poco sirve la tecnología. Es más útil hacer un máster con expertos televisivos. Eso sí, para ello no hay nada mejor que una buena sesión de vídeos en Youtube.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha