eldiario.es

Menú

Hoja de Router Hoja de Router

No apagues el móvil, que empieza la peli: 'App', una historia de terror en tu bolsillo

Una modesta producción holandesa te invita a formar parte de una historia de terror. Asegúrate de cargar el móvil antes de ir al cine o verla en casa, porque la misma aplicación maligna que persigue a la protagonista te empezará a mandar mensajes inquietantes. Un experimento narrativo que te pondrá los pelos de punta. ¿Te atreves?

- PUBLICIDAD -
¿Querrías vivir la misma pesadilla que el protagonista de una película de miedo?

¿Querrías vivir la misma pesadilla que el protagonista de una película de miedo?

‘App’ es una película de miedo diferente. Una producción holandesa que convierte la tecnología en protagonista, siguiendo y alterando los pasos de Anna, una joven universitaria que, tras descargarse una ‘app’ llamada Iris (Siri al revés), ve cómo su día a día se convierte en un infierno.

Iris ha tomado el control total de la vida de Anna, hace que viva situaciones realmente desagradables, la observa en sus momentos más íntimos y consigue, de forma inexplicable, que la gente a la que más quiere comience a morir. Ella tiene que hacer todo lo posible por detener la pesadilla.

El espectador también puede vivir la misma pesadilla, y depende de él que se termine. Solo tiene que ir al cine o verla en casa; sentarse, descargarse la aplicación y esperar a que la película comience para abrir la ‘app’ y mantener las manos alejadas del micrófono (este paso es muy importante).

“Lo mejor es dejar el teléfono sobre el regazo o la manos” y disfrutar del momento sin pensar mucho en el proceso, explica a  HojaDeRouter.com su director, Bobby Boermans. Entonces, cuando el espectador menos se lo espere, su 'smartphone' vibrará. En la pequeña pantalla empezarán a aparecer elementos que forman parte de la historia (mensajes de texto, imágenes, escenas…) y deberá interactuar con ellos. Si se atreve...

"Crea una experiencia terrorífica y genera tensión”, afirma Boermans. Es posible gracias a la tecnología ACR, que permite al móvil reconocer los sonidos que recoge el micrófono, frecuencias que el ser humano no puede apreciar. Son señales que le indican que debe lanzar un mensaje. De esa forma, el móvil y la película están conectados, y los contenidos adicionales van apareciendo poco a poco, de forma programada, según va desarrollándose la historia.

“Esta es una tecnología que se usa habitualmente con programas de televisión, pero que nunca se había utilizado con películas al menos en Holanda”, asegura. Es una manera de hacer ‘storytelling’, de contar algo de forma diferente y aprovechar (esta vez de verdad) una de las decenas de aplicaciones que descargamos en nuestro teléfono móvil y que solemos dejamos abandonadas.

El móvil y la película están conectados para mostrar contenidos adicionales

El móvil y la película están conectados para mostrar contenidos adicionales

Dos pantallas (opcionales)

‘App’ es una película que se ve utilizando dos pantallas, aunque no es la única ni la primera (hay varias experiencias previas). Con ello pretende lograr que el espectador se meta, como si de un personaje se tratara, dentro de la historia. Quiere provocar “la máxima inmersión” y hacer pensar al usuario: ¿qué pasaría si el teléfono se hiciera cargo de tu vida? “Al fin y al cabo, es algo que ocurre en la realidad: todos estamos pegados al móvil y eso puede tener consecuencias”, dice Boermans.

El director admite que no todo el mundo se va a sentir cómodo usando el teléfono mientras ve una película. Por eso quiso probar la experiencia en primera persona. Lo hizo desde el cine, para entender los resultados a gran escala: llamó a espectadores, les hizo ver la película y él mismo se coló en la sala para recrear la experiencia y observar las reacciones de la gente.

“Curiosamente, la respuesta fue muy positiva”, nos cuenta. Al principio, cuando se informó a los espectadores de que podían utilizar los teléfonos, “se miraban con cara de extrañeza”, pero siguieron las instrucciones “y disfrutaron mucho del momento. Quedaron atrapados en cada escena”.

El contenido de la película no debe depender del teléfono móvil

El contenido de la película no debe depender del teléfono móvil

Quien no quiera utilizar el móvil puede ver la película y comprender igualmente la trama. “Eso está pensado desde el principio", explica el director. "No podíamos crear una película que dependiera de la aplicación. La película tenía que funcionar por sí misma”.

La ‘app’ añade “bits narrativos”, suma experiencia a la historia, la completa, “agrega piezas atractivas, pero no hace que dependa de ella”. Esa es precisamente la labor más complicada. “Es difícil hacer que funcione, se necesita una edición inteligente”, añade Boermans. De haber sucedido lo contrario, mucha gente hubiera preferido no ir al cine: “Sabíamos que no todo el mundo iba a aceptar esa extrañeza de utilizar el móvil” en un momento de (supuesta) desconexión.

Cualquiera puede seguir recibiendo mensajes siniestros en casa, cuando vea la película desde su salón

Cualquiera puede seguir recibiendo mensajes siniestros en casa, cuando vea la película desde su salón

Además, Bobby Boermans quería que el espectador siguiera jugando y divirtiéndose con la ‘app’ después de ver la película. Trabajaron en ello a pesar de que su producción es muy modesta, algo “que nadie aprecia debido a su calidad”. Así que tras ver la cinta, cuando estés tranquilo en casa o paseando por la calle, ándate con ojo porque tu móvil seguirá enviando mensajes inquietantes. ¿Te da un poco de miedo? Tranquilo, si quieres salir de la película tan solo tienes que desactivar la aplicación.

-------------------

Las imágenes utilizadas en este artículo han sido cedidas por Bobby Boermans

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha