eldiario.es

La librería de la tolerancia

Algunos de los libros que promueven buenas prácticas medioambientales. / Olacacia

Lograr más de 500 “Me gusta” en un enlace del perfil de Facebook de una librería pequeña, apenas conocida y recién estrenada hizo plantearse a sus impulsoras que la temática del libro infantil que recomendaban interesaba mucho. Su protagonista era un niño con Síndrome de Down y decidieron repetir el experimento unos días después. En esta ocasión, el protagonista del cuento recomendado tenía una discapacidad física. En menos de dos días, el enlace recibió más de 300 “Me gusta” y convenció a la socias de la librería madrileña Olacacia que había un interés real por libros infantiles y juveniles con una diversidad literaria diferente a la habitual.

Así nació la  librería online Olacacia, un lugar donde encontrar exclusivamente libros que promocionan los derechos humanos, la tolerancia, que tratan temáticas como la ecología, el medio ambiente, la interculturalidad, la diversidad sexual o la no violencia, que promueven valores como el respeto a la diferencia, la inclusión, la igualdad de género y luchan contra el acoso escolar, el racismo o la homofobia. “Vimos que había un especial interés por temáticas de minorías, o temas como la diversidad familiar, cuentos que dieran cuenta de una realidad, como las familias homoparentales o monoparentales”, explica Laura del Villar, una de las cuatro socias, que primero pusieron en marcha la librería y papelería física hace dos años y apenas hace un mes comenzaron con el espacio web.

Lo que en un principio iba a ser solo un blog se fue convirtiendo en un minucioso trabajo de búsqueda y compilación de títulos. “ Rastreamos muchas editoriales pequeñas y con mucho trabajo nocturno fuimos recopilando todos los títulos que íbamos encontrando”, señala Del Villar. Su objetivo es crear un espacio de referencia donde acudir para poder educar en valores “y crear una sociedad más abierta y tolerante”. “Creemos que es necesario inculcar un determinado tipo de educación y para ello es necesario un compromiso social”, explica una de las impulsoras de Olacacia, que como sus compañeras, procede del ámbito de la educación no formal y de la cooperación.

Seguir leyendo »

Las germinadoras ambientales

Una de las cooperativistas impartiendo un curso sobre maquinaria agrícola. / Germinando

Hace ocho años, tres biólogas, cansadas de malas condiciones laborales y de trabajar en empresas que no acababan de entender lo que era una educación ambiental integral, decidieron que por qué no eran ellas sus propias jefas para hacer lo que más les gustaba: hacer entender que el medio ambiente es parte de nuestras vidas y que ya fuera enseñando a crear y cuidar un huerto escolar, explicando por qué cada alimento tiene su propio calendario de cultivo, formando a futuros jardineros o asesorando en la creación de proyectos agroecológicos cada persona es capaz de aportar su semilla para cuidar ese entorno que nos rodea y del que todos los seres vivos forman parte.

Así nació Germinand o , una cooperativa madrileña de iniciativa social, que Julia del Valle, Paula Ortiz y Cristina Ruiz pusieron en marcha, primero como asociación sin ánimo de lucro, y que en la actualidad ya da empleo a seis mujeres, tiene una  tienda online donde encontrar los productos básicos para poner en marcha un huerto o un jardín ecológico y un espacio físico en el madrileño barrio de Lavapiés, donde además de comprar también es posible asistir a talleres gratuitos para aprender a crear un huerto urbano, entre otros aspectos.

“Crear una cooperativa tenía para nosotras toda la lógica y el sentido porque las tres estábamos muy vinculadas a movimientos sociales y de la economía social”, explica Julia del Valle. Señala que en sus trabajos anteriores los planteamientos a la hora de impartir educación ambiental no coincidían con lo que ellas creían que debían ser. “Se trataba de una educación muy clásica, de contar que hay que reciclar y ya está, pero nosotras creemos que hay que ir más allá y hacer que la ciudadanía entienda que hay otra cara de la moneda y que debemos de ser conscientes de que tenemos que reciclar porque hay un consumo desmedido”, describe la cooperativista.

Seguir leyendo »

Espigando el despilfarro alimentario

Algunos de los alimentos que recoge Espigoladors y que no se comercializan por criterios estéticos.

Luchar contra el despilfarro alimentario, combatir el hambre de forma sana, saludable y nutritiva y generar oportunidades. Son l0s tres ejes sobre los que actúa  Espigoladors -Espigadores en castellano-, una entidad catalana sin ánimo de lucro que recupera a productores y empresas fruta y verdura, que luego se entregan a otras entidades sociales o emplean para elaborar otros productos, como pueden ser mermeladas, salsas o mermeladas. En todo el proceso participan colectivos en riesgo de exclusión social.

“En España 7,7 millones de toneladas de alimentos, es decir 163 kilos de media por persona, que podrían haberse consumido o que se podría haber dado otro uso, acaban en la basura cada año”, afirma Mireia Barba, impulsora de Espigoladors. Y añade: “Son productos que se desechan a causa de los malos hábitos de consumo, los altos estándares de calidad de las empresas (rechazan los que no cumplen unos cánones estéticos de tamaño, forma y color) o por la mala planificación de comercios y ciudadanos.”

Barba, que procede de movimientos sociales y plataformas contra el despilfarro alimentario, explica que hace un año conoció a Silvia en un comedor social. “Ella tenía dos hijos, se había quedado sin trabajo y durante el día acudía a los comedores sociales y por la noche espigaba comida en un contenedor de basura que había junto a una tienda que cada día tiraba allí comida que los consumidores ya no querían por lo que fuera pero que estaba en perfectas condiciones”, explica la impulsora de la empresa. Empezaron a darle vueltas a la cabeza y comenzaron a pergeñar la futura empresa social que debía recuperar una buena parte de los alimentos que se desperdician y al mismo tiempo generar oportunidades para personas en riesgo de exclusión social para que no tuvieran que rebuscar en la basura en busca de comida.

Seguir leyendo »

Los superpoderes de padres y madres

Una de las imágenes del juego./ Edukaplay

Lo que hace seis años comenzó como un blog que ofrecía consejos y resolvía dudas a padres y madres sobre cómo comunicarse con sus hijos, comportarse ante una rabieta o lograr que soltaran el chupete sin mayores traumas, es ahora  Edúkame, una plataforma web que ofrece contenidos para ayudar a los progenitores a educar desde el punto de vista emocional. Y ahora, el portal educativo ha puesto en marcha una campaña de crowdfunding para poder editar un juego online que dé a los padres habilidades como la paciencia, la motivación o cómo hacer que un niño duerma.

“Nuestros materiales siempre están dirigidos a que los padres los usen con su hijos porque creemos que los padres que juegan con sus hijos son más felices”, explica el programador Carlos Rincón, uno de los tres socios que forman Edúkame junto a la pedagoga y terapeuta Cristina García y el también programador Juan Carlos Mora. El juego que tratan de poner ahora en marcha se llama Edukaplay. Superpoderes para padres y madres y reúne de una forma lúdica y divertida todos los contenidos que van colgando en su plataforma.

“En lugar de editar una guía de 50 páginas, los padres tienen un juego con el que van adquiriendo habilidades poco a poco; es un curso de formación en el que la mayor parte del contenido consiste en jugar con tu hijo”, señala Rincón. Los progenitores deben elegir un avatar que puede ser un brujo con pócimas especiales, una superheroína o una maga. Luego hay que seleccionar qué “habilidad especial” se quiere aprender: desde la fórmula para gestionar los celos, las rabietas o tener paciencia con los hijos hasta cómo hacer que los pequeños dejen el pañal, superen sus miedos infantiles o tengan más autoestima.

Seguir leyendo »

Formación y acompañamiento social

Los finalistas de la cuarta edición de Momentum Project España.

Cerca de 1.000 personas empleadas en 40 proyectos que han facturado más de de 35 millones de euros. Es el balance de las cuatro ediciones realizadas hasta ahora por  Momentum Project España, una iniciativa impulsada por ESADE y BBVA que elige los mejores emprendimientos sociales para ofrecerles formación especializada y financiación. Desde el 2 de diciembre y hasta el próximo 23 de enero está abierta la convocatoria para optar a alguna de las plazas de la quinta edición.

El programa selecciona 10 proyectos de entre todos los presentados que deberán cumplir unos “criterios específicos”, como señalan desde la organización. Entre estas condiciones, se busca sobre todo que la actividad y el impacto social de la actividad se desarrolle en España y que el proyecto ya lleve funcionando un mínimo de dos años. Para estar entre los finalista, los emprendimientos deberán “probar” la viabilidad y sostenibilidad de su modelo de negocio.

Pueden presentar su solicitud a participar en Momentum Project todas las empresas que se dediquen a iniciativas “innovadoras y sostenibles” y que sobre todo contribuyan a dar solución a retos sociales y medioambientales. Los ámbitos en los que pueden enmarcarse las diferentes actividades abarca un abanico amplio: desde la agricultura ecológica, a la ayuda a la dependencia, pasando por el desarrollo rural o comercio justo a la lucha contra la pobreza, la inclusión socio-laboral y el cuidado del medio ambiente.

Seguir leyendo »

Los recuperadores de la memoria cultural y medioambiental

Una de las visitas guiadas para conocer la memoria geográfica. / Trespès.

Hace cuatro años una bióloga, un antropólogo y un geógrafo decidieron unir sus saberes para trabajar juntos lo que antes hacían por separado. Entonces nació Trespès, una cooperativa gallega sin ánimo de lucro que realiza proyectos culturales, medioambientales y de dinamización territorial con unos objetivos comunes: transmitir conocimiento, mantener viva la herencia cultural y recuperar la memoria medioambiental.

“Hacemos producción de contenidos, ya sea audiovisual, materiales didácticos o exposiciones, investigación o dinamización del territorio con visitas culturales o turísticas”, explica Alberto Román, una de las tres patas de la cooperativa, que también forman Tania Martínez y Paulo Jablonski. “ Somos los tres puntos mínimos para que algo pueda sostenerse”, subraya como explicación de su nombre, Trespès, que en gallego hace referencia al soporte de hierro que se coloca sobre un fuego de leña para calentar un recipiente. Al decidir unirse se decantaron por una cooperativa sin ánimo de lucro como forma de autoempleo y porque es lo que más se parece a lo que les gusta hacer y en lo que creen: “ Los beneficios no deben medirse en términos económicos sino en beneficios sociales y medioambientales”, subraya Román, aunque puntualiza, “sin ánimo de lucro no quiere decir que no cobremos por nuestro trabajo”.

La ooperativa está a punto de estrenar un documental que relata la historia de varias mujeres de un pueblo gallego que aprendieron a cantar de sus abuelos, al mismo tiempo que aprendían a cultivar o a cocinar, y desarrollaron una particular relación con la música que con el paso de los años, y de sus diferentes vidas, fueron perdiendo. “Cuando eran pequeñas en la aldea no había otra forma de divertimento y eran ellas las que se organizaban sus propias fiestas con la música que cantaban”, señala el geógrafo.

Seguir leyendo »

Cómo consumir alternativas

Imagen de la campaña para dar a conocer el nuevo portal del Mercado Social.

“Marrón por alternativa” es la campaña que la Asociación de Redes del Mercado Social ha puesto en marcha para difundir  su nuevo portal online y dar así visibilidad a las iniciativas solidarias que ya funcionan en muchos lugares del país como alternativa a los mercados convencionales en las formas de producir, distribuir y consumir. A modo de “contrapublicidad” en clave cómica, la entidad hace un guiño a un anuncio de detergente que propone al público que dé sus trucos para eliminar las manchas.

El Mercado Social quiere dar alternativas de consumo a lo que llaman “marrones” o consumos tradicionales y dar a conocer a través de su nuevo portal qué otras formas de consumir son ya reales y posibles. En la nueva página web se pueden encontrar más de 170 entidades, más de 250 servicios y más de 100 productos diferentes repartidas por todo el país. No solo es posible adquirir alimentos, ropa u otros productos que cumplan unos criterios éticos, democráticos ecológicos y solidarios, sino que también es una realidad utilizar servicios que siguen esas mismas bases: desde  aprender idiomas, a  contratar a un mensajero sostenible , pasando por usar servicios jurídicos, turísticos o informáticos que forman parte de la economía social y solidaria.

En la actualidad existen Mercados Sociales en Euskadi, Navarra, Aragón, Madrid e Islas Baleares y hay iniciativas solidarias en otras tantas zonas, como explica Susana Ortega, secretaria técnica de la Asociación de Redes de Mercado Social, que nació hace ocho meses para precisamente dar visibilidad a esas otras opciones de consumo de bienes y productos. “Desde la asociación no solo estamos impulsando la creación de nuevos mercados en más territorios sino que también buscamos que nuevas entidades que ya funcionan con criterios democráticos y transparentes formen parte del Mercado Social”, subraya Ortega.

Seguir leyendo »

Reutilizar antes que tirar

Un mujer pesa un objeto que acaba de comprar en un local de segudna mano. / AERESS

Reducir basura y reutilizar lo que desechamos. Son las dos pasos básicos para la correcta gestión de residuos y las dos claves que se quieren resaltar durante la Semana Europea de Prevención de Residuos que se celebra del 22 al 30 de noviembre. Una año más, la Asociación Española de Recuperadores de Economía Social y Solidaria (AERESS) se une a la campaña Reutilizar Más, Tirar Menos para concienciar a la ciudadanía de que la reutilización es fundamental para “disminuir la presión en el uso de recursos naturales”, como señalan desde la propia organización.

En la campaña, coordinada por RREUSE, la red europea de entidades recuperadoras, participan cinco países europeos, España, Finlandia, Bélgica, Francia, Italia y Rumanía, a través de sus tiendas y locales, que en nuestro país, están agrupado en AERESS. Durante este tiempo, se pesará cada producto vendido o entregado, incluidos los de mayor volumen, como pueden ser muebles o electrodomésticos, pero también juguetes, ropa y aparatos eléctricos. El peso de estos productos recuperados se comunicará tanto a los clientes como a las tiendas y locales participantes con el objetivo de dar a conocer cuántas toneladas de residuos se evitan enviar a los vertederos por el simple gesto de reutilizarlos.

“Sumamos todas las toneladas, que son muchas, no solo las de nuestros centros y tiendas sino también las del resto de locales europeos y la gente puede darse cuenta que con ello estamos evitando muchas emisiones de gases al medio ambiente porque, pro ejemplo, no hay que incinerar esos residuos”, explica Diana Osuna, responsable de comunicación de AERESS. Además, como subraya, no solo se está luchando contra contra el cambio climático, sino que también se está apoyando a las personas en riesgo de exclusión social que trabajan en las entidades recuperadoras de la asociación.

Seguir leyendo »

Cómo emprender en grupo

Imagen del III Campus de Emprendimiento de San Fernando de Henares.

¿Qué es eso de emprender? ¿Qué hace falta para emprender? ¿Qué aporta emprender en colectivo? ¿Es buena nuestra idea de negocio?¿Cómo se gestiona la empresa cooperativa? ¿Cómo iniciamos el lanzamiento de la actividad? La respuesta a todas estas preguntas y muchas más se pueden encontrar en el III Campus de Emprendimiento de San Fernando de Henares, que organiza el Ayuntamiento de la localidad madrileña en colaboración con el Grupo Cooperativo Tangente y  Acción contra el Hambre, y que a través de seminarios, jornadas formativas y tutorías pretende informar y acompañar de manera gratuita a quienes están interesados en emprender una actividad dentro de la economía social.

“Creemos que la gente no está tan familiarizada con el emprendimiento colectivo, esa otra forma de autoempleo que consiste en poner en marcha un proyecto de forma conjunta con otras figuras legales como pueden ser las cooperativas”, explica Fernando Parrondo de Francisco, responsable del Centro Municipal de Empresas del Ayuntamiento de San Fernando de Henares, donde se celebrarán los seminarios. Las diferentes jornadas se dividen en dos grupos. Hay un primer bloque que está fundamentalmente dedicado a aquellas personas que quieren iniciar un emprendimiento y no saben cómo, que tienen dudas sobre su viabilidad o que quieran saber qué actividades empresariales pueden realizarse dentro de la economía social.

Este primer bloque consta de varios seminarios que se realizarán cada 15 días -el primero comienza el 10 de diciembre- y tratará diferentes aspectos temáticos. Con el título A emprender se aprende, un primer seminario abordará en un taller participativo cómo tratar de concretar las aspiraciones profesionales y personales de los participantes para poder canalizarlas hacia un emprendimiento colectivo. En otro, se darán Las claves y herramientas para aprender a mirar el mercado, en un tercero se sensibilizará acerca de qué es la economía social y cómo se puede emprender desde una cooperativa. “Creemos que otra forma de emprender es posible, un modelo en el que los trabajadores son los propietarios y por ello apostamos por estas iniciativas” señala Parrondo.

Seguir leyendo »

Visibilizar, cooperar y tejer redes sociales

Una de las imágenes que ilustran las áreas temáticas que se tratarán en el Congreso.

La Economía se encuentra con las personas es el lema del  I Congreso Internacional de Economía Social y Solidaria , que se celebra en Zaragoza del 27 al 29 de noviembre y que es el primero de este tipo, por su temática y dimensión, que se realiza en España. Organizado por la Red de Economía Alternativa y Solidaria (REAS), en colaboración con el Ayuntamiento de Zaragoza, con el objetivo de visibilizar, fortalecer y tejer nuevas experiencias del entorno de la economía social, la participación ha superado ya todas las expectativas con 600 personas inscritas.

“Está claro que había una gran demanda, tenemos a los participantes y ahora hay que cumplir las expectativas del desarrollo y la organización”, afirma Carlos Clarimón, coordinador del Congreso y miembro de Reas Aragón. Sabían que era necesario un evento de estas características pero empezaron a percibir la dimensión que podría alcanzar cuando en marzo enviaron 22.000 correos electrónicos pidiendo opinión a sus redes sobre qué es lo que debía estar en el Congreso.“Comenzamos a recibir respuestas de muchos sitios, no solo de España, sino también de Inglaterra, Francia o Canadá”, describe el coordinador.

Los coordinadores de las diferentes áreas temáticas iban recopilando las propuestas y reorganizando y perfilando el plan final: una suerte de programa colaborativo elaborado a partir de las sugerencias que iban llegando y puesto en marcha con la colaboración de más de 50 personas procedentes de entidades y proyectos de la economía social y solidaria. Hace días que ya están cerradas las inscripciones, 600, y ahora lo que es necesario es que los participantes se inscriban en las más de 30 actividades que hay programadas, desde talleres que buscan una profundización de asuntos concretos a otras que tienen por objetivo la divulgación de prácticas y proyectos existentes.

Seguir leyendo »

sobre este blog

Inspira es un blog sobre emprendimiento social, un canal de proyectos que generan un valor añadido para la comunidad en la que se desenvuelven. Personas, ideas y apoyos.

Inspira es un blog patrocinado por Momentum Project.

http://www.eldiario.es/politica/Momentum-Project_EDIIMA20121022_0273_1.jpg

Puedes escribirnos a inspira@eldiario.es

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -