eldiario.es

Las conservas de las mujeres

Algunas de las mujeres que forman Driadas en la pasada Feria de Economía Solidaria celebrada en Madrid.

Hace cuatro años Aranzazu Burgos decidió que ya era hora de lanzar desde  Heliconia, la cooperativa a la que pertenece, un proyecto social promovido y liderado por mujeres. Quería salirse del ámbito de los servicios domésticos - muy feminizado per muy precario- y demostrar que las mujeres, juntas, pueden impulsar la creación de una empresa social, que les empodere y les dé además un puesto de trabajo.

“De lo que se trataba era de emprender en clave feminista dentro de la economía social y contraponer la competitividad que se busca en la economía capitalista a la cooperación que perseguimos en la economía solidaria”, señala Burgos. El proyecto quedó lanzado: una cooperativa que elaborara conservas a partir de productos ecológicos de temporada. Lo que buscaban era favorecer el consumo de proximidad, impulsar modelos de consumo sostenibles, recuperar artes tradicionales, como es el embotado, y crear espacios de intercambio y encuentro de las mujeres.

En colaboración con el Ayuntamiento de Fuenlabrada (Madrid) y también a través de una convocatoria abierta comenzaron la fase de captación y selección de las futuras cooperativistas. De ahí salió un primer grupo promotor en el que había variedad de perfiles: desde mujeres sin estudios a paradas de larga duración con estudios universitarios y también algunas que sin estar en riesgo de exclusión social querían apostar y apoyar un proyecto enmarcado en la economía social.

Seguir leyendo »

Invertir en comercio justo

Imagen de la campaña de captación de consumidores responsables de IDEAS.

¡Descubre tus superpoderes! Utiliza el poder de tu compra es el nombre de la campaña que la cooperativa dedicada al comercio justo  IDEAS (Iniciativas de Economía Alternativa y Solidaria) ha puesto en marcha para abrir su capital social a la participación de personas y entidades jurídicas. El objetivo es convertir a la ciudadanía en pequeños inversores para recuperar lo perdido durante la crisis y así poder impulsar a los grupos productores con los que trabaja la entidad.

“La crisis nos ha hecho hacer muchos esfuerzos y ahora necesitamos fortalecer la cooperativa con socios inversores que con este gesto quieran mostrar su apoyo al consumo responsable”, explica Marta Mangrané, miembro del Consejo Rector. Las aportaciones al capital social se realizarán mediante títulos de participación nominativos, con un valor cada uno de 40,75 euros. Las personas físicas pueden suscribir de 1 a 490 participaciones y las entidades jurídicas deben aportar un mínimo de 12 y hasta un máximo de 999.

Cada participación tiene una rentabilidad de hasta un 3% y cada persona o entidad puede elegir cómo quiere cobrar esa cantidad: remuneración económica, beneficiándose de descuentos en la compra de productos en IDEAS -a través de  tienda online o la física que está en Córdoba- o donar a la cooperativa ese interés que puedan generar las participaciones. Para las personas físicas, la primera participación no es reembolsable pero el resto de la inversión se puede recuperar en su totalidad pasados tres años. En el caso de las entidades, son las cuatro primeras participaciones las que no son reembolsables.

Seguir leyendo »

Aprender a buscar el dinero

Entrada al espacio de 'coworking' El Patio, donde se celebrarán los talleres.

Aprender a buscar dinero para poder hacer cultura. Es el objetivo último de tres talleres que el espacio madrileño de coworking  El Patio organiza a partir del 14 de noviembre. Con una formación fundamentalmente práctica, los talleres tratarán temas a los que en un momento u otro se han tenido que enfrentar o se enfrentarán los promotores o productores culturales: la búsqueda de patrocinadores y mecenas, la internacionalización de producción televisiva o cinematográfica y la autogestión a la que tienen que recurrir muchos proyectos audiovisuales.

“Como profesionales y usuarios del medio audiovisual sabemos qué es lo que se necesita y lo que falta a la hora de poner en marcha un proyecto”, explica Marcos Borregón, fundador de El Patio, situado en pleno barrio de Malasaña y donde comparten espacio freelancers y pequeñas empresas relacionadas sobre todo con el sector audiovisual. “Todos necesitamos herramientas que nos ayuden a llevar a cabo los proyectos, porque o tienes un equipo que se dedica exclusivamente a la producción, que no suele ser el caso, o al final tienes que escuchar o juntarte a gente que te cuente cómo lograr tú mismo esa producción”, subraya Borregón.

El primero de los talleres, que se realizará el 14 y 15 de noviembre, está impartido por Ruth Enríquez, experta en fundrasing y gestora cutural. Bajo el título Funraising cultural. ¿Empresas estáis ahí ? O cómo captar recursos en el ámbito privado, estará dedicado al mecenazgo y patrocinio de proyectos culturales y en él se explicarán las claves para lograr el éxito en la captación de fondos privados. Este primer taller está sobre todo dirigido a aquellas personas emprendedoras con proyectos o eventos culturales en marcha que necesitan financiación pero también a responsables de instituciones y programas culturales.

Seguir leyendo »

Buscando a los inversores

Macarena López-Cordón, gerente de Soulem, durante su presentación.

Un auditorio lleno de amigos, socios y compañeros pero sobre todo de posibles inversores. Después de seis meses de formación llegaba la hora de poner en práctica todo lo que los 10 finalistas de  Momentum Project habían aprendido en ese tiempo. La cita era el pasado 16 de octubre y por delante tenían cinco minutos de un vídeo de presentación y otros diez subidos a un escenario para contar por qué su emprendimiento social merecía ser financiado.

Comenzó Gonzalo Goizueta, de la  Fundación Pharos, una entidad que ofrece terapia y rehabilitación a personas con adicciones, aportando un dato a quienes le escuchaban: dos millones y medio de personas están en riesgo de padecer una adicción en algún momento de su vida. Se movía por todo el escenario relatando cuál era el trabajo que realizaban y cuál es la inversión que necesitaban para seguir creciendo. Otros, como Javier Salas, de Inihealth, una plataforma orientada a la gestión de los servicios de la salud de cada personas, hablaban desde el atril.

Huertos de Soria, un proyecto de economía social que emplea a personas en riesgos de exclusión social y recupera tierras en desuso, desgranaba a continuación sus proyecciones.“Queremos generar más puestos de trabajo, triplicar la superficie cultivada y aumentar por tanto la producción, producir huevos ecológicos, organizar recorridos didácticos, poner en marcha una tienda de productos ecológicos y a partir de 2016 salir de Soria”, explicaba Joaquín Alcalde uno de los responsables del proyecto. Tras la exposición, los mentores destacaban sus valores y hacían las recomendaciones: “Si salís fuera de Soria debéis crear un producto diferenciado que os haga destacar sobre el resto”.

Seguir leyendo »

Comunicación en femenino

Las cinco socias de la cooperativa con sus 'puntos abiertos'.

“Comunicar tiene su punto” y Punto Abierto, una cooperativa madrileña formada por cinco mujeres, procura seguir su propio eslogan cada día. Abarcan todos los ámbitos de la comunicación, desde campañas específicas, gestión de redes de sociales, hasta formación, creación de páginas web y diseño de marcas e identidades corporativas. Con su forma de trabajar, que procuran trasladar a todos sus proyectos, buscan reducir la brecha digital y apostar por una Red abierta y colaborativa.

“Hace cinco años comenzamos dos chicas y un chico, los tres procedíamos de movimientos sociales y formar una cooperativa era la figura legal que más se acercaba a lo que queríamos ser”, explica Andrea Kropman, impulsora de Punto Abierto. Hace poco más de un año, dos de los cooperativistas decidieron iniciar otro proyecto y Kropman abrió una convocatoria para buscar nuevos socios. “Las que más respondieron y más abiertas estaban a la iniciativa eran mujeres”, señala la cooperativista, quien decidió seguir ese camino y apostar por una entidad formada por únicamente por mujeres.

“Yo llegué a Punto Abierto a través de un amigo común, quería salir de donde estaba trabajando en ese momento y lo vi como una alternativa de autoempleo que más se parecía a lo que me gustaba hacer”, cuenta María Domínguez. Un año después, las cinco socias, la propias Kropman y Domínguez, María Castilla, Loredana Pelecchia y Ana Pérez, son trabajadoras socias de Punto Abierto y en igualdad salarial.

Seguir leyendo »

Pan solidario desde el instituto

La profesora Ana Sánchez con los alumnos que participaron en el proyecto.

En Algeciras, desde hace algo más de un año, en más de 120 bares y cafeterías las personas más necesitadas pueden conseguir pan y desayunos aunque no puedan pagarlo. No es que sea gratis, es que otro cliente lo ha pagado pensando en los que no se lo pueden permitir. Es la iniciativa Te lo Pido.

Lo que pocos saben es que detrás de esta idea está el trabajo de un grupo de chavales del  instituto Torre Almirante. En concreto, son los chicos de PCPI (Programa de Cualificación Profesional Inicial), destinado a jóvenes mayores de 16 años que no han obtenido el graduado en ESO-. Lo que había comenzado como un proyecto escolar para fomentar la cultura emprendedora acabó involucrando a toda la ciudad, a tres concejalías y es hoy finalista al premio de la mejor  Acción Magistral que concede el Ministerio de Educación. “Buscaba la manera de educar a los chicos de PCPI en valores sociales de fomentar la empatía con el entorno, la interacción con el otro, y valores como la solidaridad”, recuerda la coordinadora del proyecto, Ana Sánchez, entonces Jefa de Evaluación, Formación e Innovación del centro.

Así, constituyeron una empresa solidaria con un proyecto y negociaron con bares y panaderías. Los chavales se repartieron las tareas como en cualquier empresa: había comerciales para captar establecimientos, que ensayaban y corregían sus mensajes en vídeo antes de salir a la calle. Otros recorrían los comedores sociales y entregaban la relación de establecimientos donde se hacía la oferta. Otros atendían a la prensa y había también quién tenía que intervenir en caso de crisis o conflicto. “Era igual que una empresa pero en valores”, explica la profesora. Había nacido Te Lo pido.

Seguir leyendo »

Integrar con trabajo y deporte

Un trabajador de Amiab en uno de los centros de empleo.

Lo que empezó como un club de baloncesto para fomentar el deporte entre personas con discapacidad se ha convertido 27 años después es un grupo empresarial con ocho centros especiales de empleo donde trabajan más de 600 personas y hay cinco clubs deportivos donde se pueden practicar hasta 10 disciplinas diferentes. La asociación de personas con discapacidad de Albacete, Amiab, es la entidad sin ánimo de lucro que gestiona el grupo, de mismo nombre, y trabaja con un único objetivo: mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad. Y ello pasa por integrarlas a través del trabajo y del ocio.

“Desde la asociación empezamos a integrar a las personas con discapacidad física a través del deporte, ofreciendo información y formación a los socios; luego vimos que esa integración también debía hacerse a través del empleo”, explica la presidenta de Amiab, Encarna Rodríguez. En 1996 la entidad creó su primer centro especial de empleo con tan solo cinco trabajadores y ofreciendo servicios de desratización y desinfección. Ahora ya funcionan  ocho centros repartidos en ocho comunidades autónomas y trabajan tanto en servicios de limpieza integral, de lavandería, de lavado automático, de reciclaje o de manufacturación o gestión de residuos medioambientales, entre otros.

Su trabajo es garantizar estructuras de apoyo para lograr la plena integración laboral de una persona sin importar el tipo de discapacidad que tenga. “En primer lugar realizamos una entrevista, vemos cuál es la formación de esa persona o qué necesidades de formación necesita”, señala la presidenta de la entidad. Y después, en función de las capacidades de cada una, puede comenzar a trabajar en uno de los centros de Amiab o en una empresa ordinaria. “Abarcamos todos los ámbitos y nosotros podemos ofrecer formación específica en una necesidad que haya que cubrir en un determinado momento ya sea en nuestros centros y fuera de ellos”, explica y pone como ejemplo cómo hace varios años impartieron varios cursos de formación para teleoperadores de telefonía.

Seguir leyendo »

La cooperativa de las cooperativas

Miembros del Grupo Tangente durante la pasada Feria de Economía Social y Solidaria de Madrid.

¿Por qué no oficializar y fortalecer el trabajo intercooperativo que desde hace varios años venían realizando? Pues dicho y hecho. Desde hace dos años, 18 entidades madrileñas de iniciativa social-16 cooperativas y dos asociaciones- forman  Grupo Tangente, una cooperativa de cooperativas para seguir haciendo juntas lo que hacían, y siguen haciendo, por separado, poder compartir trabajos y de forma colectiva acceder a mayores proyectos.

“Entre unas cooperativas y otras llevábamos muchos años intercooperando y en 2012, aprovechando un poco la coyuntura económica, empezamos a hablar de que si íbamos todas juntas saldríamos fortalecidas”, explica Rosa Domíngez, quien forma parte de la Dirección Estratégica. Al principio, comenzaron a funcionar de forma conjunta en base a un acuerdo interno con unos criterios de mínimos, como podía ser compartir el trabajo o tratar de crear una estructura básica para coordinar todo ese trabajo interno. Apenas un año después, ya eran oficialmente una cooperativa de cooperativas, que oficialmente se denomina de segundo grado porque precisamente los socios no son personas sino entidades.

Cada entidad socia paga una cuota anual para básicamente mantener la estructura interna y, como cualquier otra cooperativa, cada miembro tiene derecho a voz y voto. Hay un plenario que se reúne de forma anual, al que asisten los más de 80 cooperativistas que forman todo Tangente. Pero para agilizar el funcionamiento diario, cada socia designa a un “enlace” que asistirá y decidirá en las reuniones periódicas. El grupo tiene una Dirección Estratégica, formada por dos personas, “que es la que tiene la visión global de toda la cooperativa”, señala Domínguez. Luego, cada área de negocio, como pueden ser el emprendimiento cooperativo y colectivo, la igualdad de género, formación, sostenibilidad o consultoría, tiene también una persona responsable.

Seguir leyendo »

Compartir para respirar

Respiro facilita que un coche sea compartido por 45 personas.

Cuidar el medio ambiente, la crisis, reducir gastos, mejorar la movilidad de la ciudad. Todas son razones para abandonar el uso privado del coche y cambiarlo por una modalidad que permita que un solo vehículo sea usado por varias personas. Es lo que se conoce como car sharing, una práctica extendida en EEUU y Europa, que poco a poco va llegando a España. Respiro es una empresa que permite al alquiler de vehículos de bajas emisiones por horas más allá de la almendra central de la ciudad y es la única compañía que compensa huella de carbono con proyectos medioambientales.

 

“Nuestro objetivo es ser la primera empresa en España con huella de carbono neutral pero como de momento no es viable todos nuestros vehículos son de bajas emisiones, eléctricos o híbridos”, explica Agustín de Saralegui, responsable de Comunicación de Respiro. A punto de cumplir cinco años, la empresa comenzó ofreciendo coches solo en distritos céntricos de la capital, como Chamberí, Salamanca y Centro. Y ahora ya es posible tener un vehículo a disposición de los usuarios en barrios como El Pilar, Carabanchel Bajo, Ciudad Lineal o la zona de Ciudad Universitaria, situados más allá de la almendra central de la ciudad.

Seguir leyendo »

Divulgar para proteger el mar

Dos participantes en las actividades de snorkel de Plancton. / Plancton

La necesidad de un empleo y la preocupación por la protección y conservación del medio marino hizo que hace Eli Bonfill y Aurora Requena formaran un tándem profesional a través de Plàncton, Divulgació i Serveis Marins, una empresa que ofrece talleres, actividades y servicios de divulgación, comunicación y educación para precisamente preservar todo el entorno marino. “Nos conocimos haciendo un máster y luego trabajamos juntas en la Asociación Catalana de Oceanógrafas y Oceanógrafos y vimos que podíamos hacer algo las dos”, explica Requena, oceanógrafa, al igual que su socia.

 

Decidieron instalarse en una localidad del sur de Tarragona, L'Ametlla de Mar, y desde ahí empezar a darse a conocer y contar a lo que se dedicaban a albergues, ayuntamientos, colegios y organismos de investigación. Dos años después, son varios los talleres y charlas que han impartido, los materiales divulgativos que han editado y las actividades que han realizado con el fin último de dar a conocer los fondos marinos y sus costas. “ La actividad que más éxito tiene es el snorkel, aunque solo podemos realizarla desde junio a septiembre”, explica Requena, quien señala que en la zona la temperatura aún es buena y la próxima semana tendrán una nueva salida.

Seguir leyendo »

sobre este blog

Inspira es un blog sobre emprendimiento social, un canal de proyectos que generan un valor añadido para la comunidad en la que se desenvuelven. Personas, ideas y apoyos.

Inspira es un blog patrocinado por Momentum Project.

http://www.eldiario.es/politica/Momentum-Project_EDIIMA20121022_0273_1.jpg

Puedes escribirnos a inspira@eldiario.es

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -