eldiario.es

Periodismo a pesar de todo

Aprender, compartir y comunicar

Los participantes en Momentum Project España 2014 durante la fase final de formación.

Los diez proyectos de emprendimiento social seleccionados para participar en Momentun Project España 2014 encaran esta semana su recta final de formación. El programa, una iniciativa impulsada por ESADE y BBVA que elige los mejores proyectos para ofrecerles formación especializada y financiación, ha completado ya una primera fase que se realizó en Barcelona en mayo y junio. Entonces, los participantes pudieron aprender materias específicas sobre emprendimiento social, gestión y liderazgo.

 

En esta segundo y último ciclo, que se realiza en Madrid, los emprendedores están recibiendo clases para comunicar mejor sus líneas de trabajo y, sobre todo, ponen en práctica los conocimientos adquiridos en el primer ciclo al tener que presentar y exponer ante los profesores y expertos sus propios planes de crecimiento. Desde el comienzo del programa, cada participante está acompañado de dos mentores, que asesoran, guían y aconsejan durante la formación. “Este año hay 10 mentores que proceden del BBVA y otros 10 de ESADE”, explica Lidia del Pozo, directora de programas sociales de la entidad bancaria, y quien subraya que “el acompañamiento” es una pieza fundamental del aprendizaje. Del Pozo señala que el emprendimiento social “está aún en una fase muy incipiente en España” y la tasa de éxito “es un 30%”. De ahí, subraya, que el acompañamiento en todos los ciclos del programa, incluso tras la concesión de los préstamos personalizados o la captación de un inversor, sea “estratégico”.

Seguir leyendo »

La casa creativa

Uno de los espacios que alquila La Manual.

En el madrileño barrio de Malasaña, donde existen varios espacios de coworking, uno de ellos llama la atención sobre el resto. En él, lo menos habitual es ver a gente sentada en una mesa frente a un ordenador y lo más probable es encontrarse a alguien puliendo una joya, a otra persona inclinada sobre una máquina de coser o a otra trabajando la lana. Es  La Manual, un espacio donde artesanos, diseñadores y artistas pueden alquilar un espacio de trabajo, pero donde también es posible acudir a talleres en los que aprender a coser un botón, reciclar ropa o saber las nociones básicas de jardinería.

 

“Queríamos aunar dos proyectos, por un lado, dar mayor visibilidad a  Altrapo Lab, el proyecto de mi compañera que trata de concienciar sobre el consumo responsable de la ropa y enseñar a su reciclaje, con la creación de un espacio común para todos aquellos artesanos que crean con sus manos”, explica Sandra Soler, impulsora de La Manual junto a Zaloa Basaldua. “Veía desde hace tiempo que faltaba ese lugar en los que los creadores tuvieran su espacio para 'guarrear', que al entrar se mezclaran diferentes olores y donde hay un ruido diferente de otros espacios”, señala Soler.

Seguir leyendo »

Cómo invertir en el sol

Un grupo de micropropietarios enseñan las participaciones que acaban de adquirir en Ecooo. / Ecooo

¿Qué hacer con esos pequeños -o grandes- ahorros que no queremos confiar al banco y ni mucho menos que dependan de los vaivenes de la bolsa?  Ecooo, una empresa que promueve el cambio energético a un modelo más sostenible, propone invertirlos en instalaciones fotovoltaicas y socializar de esta manera la energía limpia que produce el sol.


Desde hace 11 años, la empresa, que forma parte del  Mercado Social de Madrid, ha desarrollado instalaciones solares sobre tejado -para que la energía se genere donde se necesita y no se pierda nada en el transporte- y ahora hay en funcionamiento 65 plantas repartidas entre Castilla-La Mancha, Andalucía, Comunidad Valenciana, Madrid y Extremadura.


Cada persona que así lo quiera puede invertir en alguna de esas plantas con una participación mínima de 1.000 euros y convertirse en copropietario de esa instalación, una modalidad que la empresa llama  Camino Solar. A cambio recibe una rentabilidad por la venta de la electricidad generada por la instalación proporcional a su porcentaje de participación. La vida útil de una planta fotovoltaica está en torno a los 30 años, según señalan los promotores.

Seguir leyendo »

Una vuelta al 'cole' sostenible

Un niño cuelga su mochila en su clase. / EFE

Durante esta semana, la mayoría de escolares regresan a clase, lo que supone un desembolso económico para las familias tanto en ropa, equipamiento y material. Por ello la Asociación General de Consumidores (ASGECO) hace una serie de recomendaciones para “evitar el consumo masivo e innecesario”, así como seguir criterios de sostenibilidad y responsabilidad, como es la compra de productos de segunda mano o el intercambio de material escolar, algo que facilitan ya algunas páginas web.

Desde la asociación recomiendan en primer lugar que las familias revisen todo el material y ropa de años anteriores para comprobar lo que puede volver a usarse para el nuevo curso. En el caso de que haya que adquirir prendas nuevas, la asociación señala que una buena manera de reducir la huella ecológica y fomentar entre los niños “criterios de sostenibilidad medioambiental” -además de suponer un ahorro económico- es acudir a tiendas de segunda mano, que se pueden encontrar en prácticamente todas las ciudades.

También en la red es ya posible adquirir ropa seminueva o sin estrenar, como la que ofrece Mundokid, una página web donde se puede vender y comprar todo tipo de ropa para niños desde la talla 0 hasta la 16. “Cualquier padre o madre puede ponerse en contacto con nosotros y le enviaremos una bolsa con la que llenar esa ropa que sus hijos ya no usan pero que está en perfecto estado, o que les han regalado y nunca llegaron a usar, la recogemos en cualquier parte de la Península, la valoramos y les damos un crédito con el que pueden adquirir ropa que necesiten en Mundokid”. La que habla es Esther Martí, quien tras quedarse en paro hace tres años y ver que encontrar un nuevo trabajo estando embarazada “era casi imposible” empezó a darle vueltas a crearse su propio empleo.

Seguir leyendo »

Se buscan avalistas

Fachada del edificio que albergará el cine y la librería de la cooperativa. / Numax

Hace un año cuatro amigos empezaron a perfilar un proyecto para, como ellos dicen, hacer juntos lo que suelen hacer por separado. Todos proceden de diferentes ámbitos de la creación y difusión cultural y decidieron asociarse en Numax, una cooperativa de trabajo asociado sin ánimo de lucro. Su proyecto común consistía en construir un cine en Santiago de Compostela que proyectara películas en versión original, que tuviera una librería, un ambigú y que además contara con un estudio de diseño gráfico y producción audiovisual.

A medida que iban cerrando y concretando el proyecto, localizaron el local -un espacio de 190 m2 en el centro de la ciudad-, y vieron que necesitaban 300.000 euros para realizar la obra, equiparse y lograr abrir el negocio en la primavera de 2015. Entre los cuatro socios trabajadores y una socia colaboradora lograron reunir casi 55.600 euros. Y buscando donde podían encontrar más crédito localizaron a quien más se parecía a lo que estaban construyendo: Coop57, una cooperativa de servicios financieros que montaron en 1996 los trabajadores de la editorial Bruguera con las indemnizaciones que cobraron tras ganar el juicio por despido, y que cuyos préstamos “están basados en un exhaustivo estudio de viabilidad de cada proyecto”, como explican desde la cooperativa gallega.

Tras aprobar el proyecto de Numax, Coop57 propuso ofrecerles un crédito de 300.000 euros si conseguían un aval mancomunado, que quiere decir que son varias las personas que responden y comparten el riesgo del proyecto. Hasta ahora, la cooperativa gallega ya ha conseguido 225.000 euros con el apoyo de 113 avalistas. Pero aún necesitan 75.000 euros más por lo que han iniciado una campaña pública para pedir el apoyo de todos lo que quieran impulsar el proyecto.

Seguir leyendo »

Mobiliario reciclado y reciclable

Una de las instalaciones realizadas por Carton Lab en la pasada edición de Zincshower. / Carton Lab

Tener que montar una exposición con un presupuesto limitado hizo que tres arquitectos descubrieran el cartón como un material resistente, ecológico y económico para crear espacios. Cinco años después Carton Lab  es una empresa que diseña y produce, de manera local, todo tipo de mobiliario, no solo para expositores, stands y empresas, sino también para particulares con un cartón que es en su mayoría reciclado y completamente reciclable.

“En 2009 nos encargaron el proyecto de montar una exposición en Murcia y el presupuesto que teníamos era bastante ajustado; viendo qué materiales podíamos emplear llegamos al cartón”, explica Nacho Bautista, quien junto a Carlos Abadía y Pablo García dirige Moho Arquitectos, lugar dónde nació su particular factoría de cartón. “Vimos que este material nos permitía trabajar y diseñar por ordenador igual que como hacíamos con el resto de proyectos, y que además era muy versátil, que permitía imprimir cualquier cosa, y, sobre todo, era automontable y no necesitaba ni tornillos ni pegamento”, cuenta el arquitecto.

Tras la exposición, iniciaron un blog, empezaron a mover sus ideas y diseños a través de las redes sociales y los pedidos empezaron a llegarles. Iban respondiendo a las necesidades de lo que les pedían hasta llegar a hoy, que realizan diseños personalizados para eventos, empresas que necesitan montar un expositor o usuarios particulares que les piden el diseño de un mobiliario particular, como puede ser una cuna de bebé. “Para las pequeñas y medianas empresas es un material muy útil, porque cuando salen fuera para participar en ferias y necesitan montar un stand pueden ahorrar en logística y además reutilizar los materiales”, señala Bautista. El mobiliario, ya sea una estantería de un gran expositor, una lámpara o una estantería para la casa, llega empaquetado en cajas ligeras. El montaje “es muy intuitivo” y no es necesario usar pegamento ni cualquier otro elemento externo.

Seguir leyendo »

Una escuela para debatir

Un momento de la Escuela de Septiembre de 2013. / Som Energia

Hace tres años la cooperativa de energías renovables Som Energia decidió que los socios necesitaban un espacio para debatir,  sobre todo conocerse cara a cara, más allá de los temas, siempre cerrados, que se podían hablar en las asambleas. Así nació la Escuela de Septiembre, que el próximo mes celebrará su tercera edición y que por primera vez sale de Cataluña, donde tiene su sede social esta cooperativa, que produce y comercializa energía eléctrica en todo el país. La cita para esta ocasión será Valencia.

“Es un espacio donde podemos debatir con más tiempo y sin los temas tan acotados que llevamos a las asambleas”, señala Marc Roselló, del equipo técnico. Las jornadas, que se celebrarán durante todo el fin de semana del 19 al 21 de septiembre, son el momento, afirma, para “informarnos y encontrarnos cara a cara los socios”. La entidad, que nació hace cuatro años, tiene ya más de 15.600 cooperativistas. El 60% está en Cataluña pero el número va creciendo por todo el país y ahora en comunidades como Madrid, Comunidad Valenciana, Baleares, Aragón y Navarra se concentran la gran mayoría del resto de socios. La última asamblea, celebrada el pasado julio, se retransmitió en directo en 14 sedes, por lo que la Escuela de Septiembre es la oportunidad para conocer en persona a todos esos socios que se ven solo a través de la tecnología.

Roselló explica que para esta edición han centrado las jornadas en tres espacios: nuevas oportunidades para la cooperativa, formación y trabajo. En el primero de ellos tratarán precisamente esos temas que surgen en las asambleas y que por falta de tiempo no acaban de hablarse todos los detalles. “Debatiremos sobre PowerShare y aprovecharemos para contarlo bien”, explica Roselló, quien señala que se trata de una forma de poder invertir en proyectos de renovables con un retorno energético. La diferencia con lo que vienen haciendo hasta ahora es que el retorno es económico -en torno a un 3% sobre las aportaciones de los cooperativistas- y con el PowerShare ese retorno vendría en forma de energía que repercutiría en la factura y en los propios presupuestos de la cooperativa, una entidad sin ánimo de lucro, por lo que todos los beneficios se invierten en Som Energia.

Seguir leyendo »

Materias primas naturales y éticas

Juan David Escobar y Alicia Carpio hablan con productores peruanos. / Q'omer

La experiencia en desarrollo rural, producción agraria y biocomercio de Juan David Escobar y los proyectos de cooperación al desarrollo en los que trabajó Alicia Carpio les dieron la clave para iniciar Q'omer, una empresa que ofrece materias primas para elaborar productos naturales que mejoran el bienestar al mismo tiempo que promueve la sostenibilidad económica, social y medioambiental en toda la cadena productiva.

La empresa trabaja fundamentalmente con productores de la Amazonía y los andes peruanos, “unas zonas que ya conocíamos pues habíamos estado allí varios años viviendo”, señala Carpio, quien apunta los dos pilares clave de la empresa: la biotecnología y el biocomercio. Respecto a la primera, precisamente la aplican para “buscar y aprovechar las propiedades nutricionales y funcionales de las materias primas” extraídas en origen. “Los productos nativos tienen cualidades específicas, como antioxidantes, muchos son ricos en proteínas, minerales o vitaminas, y sobre todo algunos son muy desconocidos en España”, explica Carpio, responsable del área social. Habla por ejemplo de la maca, un tubérculo de la zona andina que, explica, tiene propiedades energizantes y está indicado para mejorar la fertilidad masculina.

“La idea es poder aprovechar todas esas cualidades saludables y mejorar el bienestar de forma natural”, señala Carpio. Para ello Q'omer localiza la materia prima y estudia el compuesto para saber “cómo funciona y se lo proveemos a una empresa que será la que elabore el producto final”, señala Carpio. Ese producto final puede ser desde un cosmético, un aceite corporal, un alimento o una bebida, o por ejemplo un suplemento dietético.

Seguir leyendo »

De mercado social a cooperativa

Chapas del Mercado Social de Madrid. / Feriamadrid

El Mercado Social de Madrid se transformará antes de que acabe el año en una cooperativa. Así lo decidió el pasado junio la asamblea de socios, que reúne tanto a proveedores como consumidores. Hasta ahora el mercado, que ofrece productos y servicios bajo criterios éticos, sostenibles, ecológicos y solidarios, venía funcionando como una asociación impulsada por la Red de Economía Alternativa y Solidaria y lo que se pretende a partir de ahora es dar una mayor cobertura jurídica a todas las actividades que se desarrollan y afianzar sobre unos estatutos a los futuros cooperativistas, como explica Fernando Sabín, proveedor y consumidor del mercado.

La cooperativa nos prepara para escalar tanto en volumen de consumidores como de proveedores”, afirma Sabín, quien explica que el Mercado Social de Madrid está formado ahora por unas 100 entidades, que ofrecen todo tipo de servicios. Se pueden encontrar desde productos para la jardinería, electrodomésticos, ropa o comida y bebida, a servicios de mensajería, informática, banca ética, prevención de riesgos laborales o enseñanza de idiomas.

La cooperativa será de tipo integral o mixta, una figura, según señala Sabín, poco habitual en España pero que permite agrupar a dos tipos de cooperativistas: proveedores y consumidores. Los primeros aportarán un capital social de 100 euros y luego pagarán una cuota anual, que variará en función del tipo de empresa, y que rondará los 150 euros. Los socios consumidores aportarán una cantidad inicial de 50 euros -que podrán pagar en tres meses- y posteriormente tendrán una cuota anual de 20 euros. De este importe anual, la mitad será canjeable en Boniatos -cada Boniato equivale a un euro- la moneda social del mercado de Madrid.

Seguir leyendo »

Pintando con cabeza

Uno de los murales realizados por la cooperativa con la mujer que identifica a la entidad. / Cestola na Cachola

“Economía social desde la pintura” es el lema de Cestola na Cachola -la cesta en la cabeza en castellano- , una cooperativa gallega que precisamente quiere difundir los valores de esa otra economía y del consumo responsable a través de lo que mejor saben hacer, que es pintar. “Somos tres personas que nos conocíamos desde hace tiempo y decidimos iniciar un proyecto de autoempleo acorde con nuestra filosofía de trabajo”, explica Raquel Doallo, quien junto a Xoana Almar y Miguel Peralta, inició hace un año esta cooperativa de trabajo asociado.

Tnían claro que esa filosofía de trabajo debía ser una cooperativa, donde la gestión se hiciera de manera democrática, con independencia del capital y trabajo aportado por cada uno, y que sobre todo, fuera una entidad sin ánimo de lucro. “Esto no quiere decir que trabajemos de manera gratuita, sino que lo que queremos es crear un puesto de trabajo con un sueldo digno, cubrir todos los costes laborales que ello implica y que luego, cuando haya beneficios, se reviertan todos en la empresa”, explica Doallo.

Los trabajos que realizan tienen que ver fundamentalmente con la pintura. Almar y Peralta llevaban tiempo dedicándose a la ilustración y el muralismo y decidieron seguir por ese camino, que además les gustaba y lo hacían bien. Doallo venía de la cooperación internacional y había trabajado en AERESS, la Asociación Española de Recuperadores de la Economía Social y Solidaria. “Queríamos conjugar la parte artística con la social y darle a todo un impulso más global”, señala Doallo. Por ello entre los servicios que ofrecen está la ilustración de cuentos o la realización de murales por encargo. “La idea es la recuperación de espacios para el público”, señala la cooperativista. En el año que llevan funcionando han realizado murales en bares y restaurantes, pero también en institutos o parques infantiles.

Seguir leyendo »

sobre este blog

Inspira es un blog sobre emprendimiento social, un canal de proyectos que generan un valor añadido para la comunidad en la que se desenvuelven. Personas, ideas y apoyos.

Inspira es un blog patrocinado por Momentum Project.

http://www.eldiario.es/politica/Momentum-Project_EDIIMA20121022_0273_1.jpg

Puedes escribirnos a inspira@eldiario.es

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -