El cine participativo

En el centro de Córdoba solo existe la sala de la Filmoteca. / Europa Press

Hartos de decirse “qué pereza ir hasta el polígono para ver una película”, un grupo de cinéfilos cordobeses decidieron crear una asociación para devolver el cine al centro de la ciudad y poder ver todos esos filmes que muchas veces no llegan a las salas más comerciales. Así nació Cine Cercano, una entidad sin ánimo de lucro que desde hace casi dos años organiza proyecciones participativas en diferentes auditorios de Córdoba con el objetivo de consolidar el proyecto, que puede sostenerse por sus socios y lograr una sede física.

“Empezamos ocho personas muy aficionadas al cine porque un día uno habló de un proyecto ciudadano que había recuperado unos cines de Palma de Mallorca [Cine Ciutat] y otro en Majadahonda [Cines Zoco Majadahonda] y empezamos a darle vueltas a esa idea”, explica Consuelo Borreguero, vicepresidenta de Cine Cercano. Con el cierre de las últimas salas comerciales, el centro de Córdoba se había quedado únicamente con las proyecciones de la Filmoteca, “un lugar más de divulgación que disfrute”. “Queríamos poder ver películas sin tener que desplazarnos en coche hasta el extrarradio y poder llegar a todos esos títulos menos comerciales y que a veces no llegan ni a las salas de la ciudad”, indica Borreguero.

Primero se plantearon la posibilidad de gestionar ellos mismos una sala y comenzaron a interesarse por las que ya existían en el centro pero que llevaban años cerradas. “Enseguida desistimos porque el problema es que las dos estaban desmanteladas y era tan grande la inversión económica que teníamos que hacer para ponerlas en marcha que no teníamos ninguna capacidad”, señala la vicepresidenta.

Diferentes sedes

Crearon la asociación, comenzaron a reunirse con diferentes instituciones públicas y empezaron las proyecciones. Casi dos años después organizan dos pases al mes los domingos por la tarde. La sede va cambiando en función de la disponibilidad de la sala de la Filmoteca Andaluza, o de un centro cívico del centro o un auditorio municipal. Durante el verano, han organizado las proyecciones en el patio de la casa de una de las socias y que tiene capacidad para más de 80 personas. Varias veces se les ha quedado muy pequeño.

Nuestro objetivo es lograr una sede fija, disfrutar de una programación de cine de calidad y crear un espacio en el que todas las personas que quieran puedan participar y debatir”, señala Borreguero. También buscan que el proyecto se pueda sostener por los socios aunque de momento son poco más de 20. Los miembros de Cine Cercano pagan una cuota anual de 60 euros y tienen derecho a participar en la gestión y funcionamiento de la entidad, así como en la programación de las películas.

La entrada a las proyecciones de momento es gratuita y en salas con una capacidad de unas 100 butacas el aforo suele estar completo, y en ocasiones hay gente que se ha quedado fuera. “A todos los que vienen les explicamos en qué consiste el proyecto, que es una asociación sin ánimo de lucro y que busca autofinanciar este proyecto”, indica Borreguero, quien señala que la intención es terminar de consolidar la iniciativa y que el público vaya teniéndoles como la referencia.

Las películas no son de estreno porque solo tienen capacidad para proyecciones con DVD y por tanto deben esperar a que las películas estén disponibles en esos formatos pero “sí son películas muy recientes”. En este mes, por ejemplo, tienen previsto el pase de Loreak, seleccionada esta semana por la Academia de Cine como una de las tres candidatas para representar a España en los Òscar.

Siempre algún socio hace la presentación del filme y después comienza un debate en torno a la película. “La gran mayoría se queda y suele ser muy bueno porque tú ves una película, yo veo otra y cuando se habla de ello salen cosas que igual ni habías reparado y al final sales con una visión distinta e enriquecedora”, describe la vicepresidenta. Además de las proyecciones, Cine Cercano también organizada diversas actividades y de cara a septiembre tienen previstos talleres de educación para “educar la mirada de los profesores”. “Nuestra intención es que el cine se use como una herramienta más de educación y que a la vez vaya creando nuevos aficionados”, afirma.

Etiquetas
Publicado el
9 de septiembre de 2015 - 22:53 h

Descubre nuestras apps

stats