eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Arabia Saudí, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Yemen y Libia cortan relaciones con Qatar tras acusarle de financiar el terrorismo

Acusan al país de apoyar el terrorismo y amenazar su seguridad difundiendo sus discursos e ideales a través de los medios de comunicación

La acusación ha sido rechazada por el emirato que no ve "ninguna justificación" y la califica como una "calumnia"

Qatar también ha sido expulsado de la alianza árabe que combate en Yemen a favor del presidente del país

28 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Donald Trump, el monarca saudí y el presidente egipcio en Riad, esta semana

El presidente egipcio (izquierda) y el monarca saudí (centro) junto a Donald Trump

Arabia Saudí,  Egipto y Emiratos Árabes Unidos anunciaron este lunes la ruptura de relaciones diplomáticas con Qatar, país al que acusan de apoyar el terrorismo y amenazar su seguridad. La acción se realiza poco después de que Bahréin hiciera tomara la misma decisión. Progresivamente también han adoptado esta postura Yemen y Libia. 

"El Gobierno del Reino ( saudí ) decidió romper relaciones diplomáticas y consulares con el Estado de Qatar, y cerrar todos los puertos terrestres, marítimos y aéreos" ante medios de transporte de nacionalidad catarí, según la agencia oficial saudí , SPA.

La nota asegura que Riad ha tomado esta decisión por las "violaciones graves de las autoridades de Doha, en privado y en público, en los últimos años con el fin de romper la unidad interna saudí , incitar al abandono del estado, poner en peligro su soberanía y la adopción de organizaciones terroristas (...), entre ellas los Hermanos Musulmanes, el Estado Islámico y Al Qaeda".

Le acusa de promover el discurso y los planes de estas agrupaciones a través de los medios de información de manera permanente en un anuncio que se produjo pocas horas después de que los ministros de Asuntos Exteriores egipcio y saudí se reunieran en El Cairo.

El ultraconservador reino acusa también a Doha de respaldar a Irán en su apoyo a los "grupos terroristas" en la provincia de mayoría chií saudí de Qatif, así como en Bareín, además de apoyar a los rebeldes hutíes del Yemen.

El Cairo, por su parte, también acusa al emirato de Qatar de "apoyar las operaciones terroristas en el Sinaí (noreste) y de intervenir en los asuntos internos de Egipto y los países de la región de manera que amenaza la seguridad nacional árabe y favorece las diferencias dentro de las sociedades árabes".

Tras el comunicado, la alianza árabe encabezada por Arabia Saudí que combate en el Yemen junto al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi ha anunciado la expulsión de Qatar de la coalición, según una nota difundida también por la agencia SPA.

La aerolínea emiratí Etihad Airways ha comunicado que suspenderá los vuelos a partir de este martes desde Emiratos Árabes Unidos (EAU) a Q atar. Minutos más tardes era la aerolínea Qatar Airways la que hacía lo propio, cancelando desde hoy todos los vuelos desde territorio catarí a Emiratos Árabes Unidos.

Qatar no ve motivos

El Gobierno catarí a través del Ministerio de Exteriores ha señalado que no ve "ninguna justificación" para que los cuatro países del golfo corten las relaciones diplomáticas, ya que se fundamenta en "calumnias". Además califica la decisión de "violación de su soberanía" y promete a sus ciudadanos que no les afectará. 

La tensión en el Golfo se ha incrementado en los últimos días tras la difusión de las críticas del emir catarí a la postura del resto de países de la zona respecto a Irán. Unas declaraciones que fueron difundidas por la agencia estatal, QNA, que poco después negaba su veracidad al comunicar que había sufrido un ataque informático.

Desoyendo el comunicado, diversos medios de Arabia Saudí, Emiratos Arabes Unidos, Egipto y Bahréin se hicieron eco del testimonio. La cobertura enfureció a Doha que vertió duros reproches contra ellos. Una reacción que finalmente ha desencadenado el veto de varios medios de comunicación cataríes, como Al Yazira, en esos países.

EEUU se ofrece como mediador 

El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, ha pedido a Arabia Saudí y Q atar que resuelvan sus diferencias y preserven la unidad, y se ofreció a mediar en la crisis, después de que Riad y otros tres países árabes rompieran relaciones diplomáticas con Doha.

"Si hay algún rol en el que podamos desempeñar para ayudar a tratar esta situación, creemos que es importante que el GCC (Consejo de Cooperación del Golfo) permanezca unido", dijo Tillerson.

"Alentamos a las partes a sentarse juntas y a abordar sus diferencias", insistió el secretario de Estado a la prensa en Sídney, tras una reunión de Ministros de Exteriores y de Defensa de EEUU y Australia.

Además, atribuyó el conflicto a "una lista creciente de (conflictos) irritantes que hace tiempo están ahí" y que han llevado a algunos países a tomar medidas para que esas diferencias sean abordadas.

Tillerson aseguró que la medida liderada por Arabia Saudí contra Qatar tendrá un impacto significativo en la unidad de la lucha contra el terrorismo en la región y globalmente, y destacó que todos los países implicados han mostrado su oposición al Estado Islámico.

Qatar acoge la sede avanzada del Centro de Mando de EEUU, que opera en la base aérea de Al Udeid, en Doha, donde hay unos 10.000 efectivos de las fuerzas armadas estadounidenses.

Por su parte, el Gobierno chino ha recomendado a los países árabes que "se mantengan unidos".  "China espera que esos países manejen adecuadamente sus diferencias a través del diálogo y las consultas, y se mantengan unidos para promover conjuntamente la paz y la estabilidad regionales", señaló en rueda de prensa la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Hua Chunying.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha