eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Asesinado en Moscú el líder opositor y ex viceprimer ministro Borís Nemtsov

El número dos del Gobierno ruso en 1997 y 1998 fue tiroteado el viernes por la noche desde un coche en pleno centro de la capital rusa

La comisión oficial que investiga lo ocurrido relaciona su muerte con "un intento de desestabilizar la situación política" en el país

El domingo estaba prevista una protesta antigubernamental para exigir al Kremlin el fin de la injerencia en los asuntos de Ucrania, pero se ha cancelado

- PUBLICIDAD -
Asesinan en Moscú al líder opositor y ex viceprimer ministro Borís Nemtsov

Asesinan en Moscú al líder opositor y ex viceprimer ministro Borís Nemtsov

El ex viceprimer ministro y líder de la oposición extraparlamentaria rusa, Borís Nemtsov, fue asesinado el viernes por la noche en pleno centro de Moscú tras recibir al menos cuatro disparos en la espalda, confirmaron las autoridades.

El veterano político, número dos del Gobierno ruso en dos Ejecutivos durante la presidencia de Borís Yeltsin, en 1997 y 1998 fue tiroteado desde un coche blanco cuando paseaba por el llamado Gran Puente de Piedra, a pocos cientos de metros del Kremlin, acompañado de una joven procedente de Ucrania, informaron las agencias rusas.

"Fueron realizados varios disparos. En el lugar de los hechos se han encontrado seis casquillos de bala. Lamentablemente, cuatro alcanzaron su objetivo", dijo la portavoz del ministerio de Interior ruso, Elena Alexéyeva.

El presidente ruso, Vladímir Putin, no tardó en señalar que el crimen "tiene toda la pinta de un asesinato por encargo, de carácter sumamente provocador" y asumió personalmente el control sobre la investigación de sus circunstancias, informó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov. "El jefe del Estado ordenó a los jefes del Comité de Instrucción, el ministerio de Interior y el Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) crear un grupo de investigación y seguir personalmente la marcha" de las pesquisas, indicó Peskov.

Un "intento de desestabilizar la situación política"

Este sábado, el representante oficial de la portavoz del Comité de Investigación de Rusia, Vladimir Markin, ha informado de que la comisión oficial investigadora percibe indicios de que su muerte podría deberse a "un intento de desestabilizar la situación política" en Rusia.

Sin embargo, las numerosas líneas de investigación abiertas tampoco descartan la posibilidad de que se trate de un ataque islamista o una consecuencia del conflicto en Ucrania. "No es ningún secreto que en las dos partes en conflicto existen personajes muy radicales, que no están sujetos a ninguna autoridad", ha declarado Markin. Tampoco se descarta una venganza personal contra el propio Nemtsov.

En cualquier caso, "no hay duda de que el asesinato fue cuidadosamente planeado", ha informado Markin. "Según la investigación, Borís Nemtsov se dirigía con su compañera a su apartamento, que está cerca de la escena. Y es obvio que los organizadores y autores de este crimen conocían la supuesta ruta", ha añadido.

El arma empleada, según las imágenes de las cámaras de seguridad y los casquillos recogidos, es una pistola Makarov de 9mm. La Policía busca al autor o autores de los hechos y se ha establecido un fuerte dispositivo policial en la zona.

Por el momento, ha identificado al vehículo desde el que se ha disparado como un Ford blanco, que ha sido grabado por varias cámaras de seguridad. Al parecer se conoce el número de matrícula, aunque las autoridades no han informado de quién pertenece el coche o si había sido robado.

El asesinato se produjo a menos de dos días de la marcha de protesta antigubernamental convocada para este domingo en la capital rusa, en la que la oposición preveía exigir al Kremlin poner fin a la injerencia en los asuntos de la vecina Ucrania. Finalmente, la protesta ha sido cancelada. "Se ha tomado la decisión de cancelar la marcha anticrisis prevista para el 1 de marzo en Máryino a causa de lo sucedido. Ese día celebraremos una marcha funeraria en el centro de Moscú", anunció Mijail Kasiánov, uno de los opositores más allegados a Nemtsov.

Reacciones de Berlín y Washington

La canciller alemana, Angela Merkel, exige al presidente ruso que garantice una investigación judicial independiente y con consecuencias legales sobre el asesinato del líder opositor. Así lo ha explicado el portavoz del Ejecutivo alemán, Steffen Seibert, en un comunicado, en el que Merkel insta a Putin a que facilite que "el asesinato sea investigado y que los responsables comparezcan ante la justicia", según Seibert.

En la misma línea se ha expresado el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que ha pedido a través de un comunicado una investigación rápida e imparcial. "Condenamos este brutal asesinato y urgimos al Gobierno ruso a que efectúe una investigación rápida, imparcial y transparente sobre las circunstancias de este crimen y a que garantice que los responsables son llevados ante la Justicia".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha