eldiario.es

Menú

Carmena pedirá a Cifuentes que reduzca las sanciones por botellón

El Ayuntamiento de Madrid cree que las multas por beber en la calle son demasiado altas y critica que no se permita evitar su pago con acciones compensatorias

El Consistorio colaborará con Cruz Roja para informar a los jóvenes en los lugares de ocio sobre los riesgos del consumo de alcohol

- PUBLICIDAD -
El "botellón" bajará de infracción grave a leve en la futura ley de seguridad

Las 80.000 sanciones impuestas a jóvenes por practicar botellón no han tenido un efecto disuasorio. Es la conclusión de un estudio realizado por el Ayuntamiento de Madrid, que este miércoles ha presentado una campaña conjunta con Cruz Roja y la asociación Bienestar y Desarrollo para prevenir el consumo de alcohol en jóvenes, incidiendo en la reducción de riesgos y daños asociados y haciendo menos hincapié en las sanciones económicas.

El concejal delegado de Seguridad, Salud y Emergencias, Javier Barbero, ha presentado el plan, que nace tras un estudio elaborado por el Consistorio durante el último trimestre del año 2015. En él se constató que el consumo de alcohol entre los jóvenes estaba "muy arraigado" hasta generar un discurso mayoritario: "El ocio sin alcohol no parece ser una alternativa".

La principal conclusión de ese estudio es que las sanciones -80.000 entre 2012 y 2015- no han disminuido el consumo de alcohol en la vía pública. Barbero también ha denunciado que en este punto chocan dos leyes: la nacional, con sanciones menores y posibilidad de conmutarlas con acciones compensatorias, y la autonómica, con multas de entre 500 y 600 euros de pago obligado.

Así, el delegado ha anunciado que el Ayuntamiento pedirá al gobierno regional un cambio en las sanciones por botellón, y sobre todo la posibilidad de que haya alternativas a su pago. Esa posibilidad se eliminó en 2012 por un acuerdo entre la entonces alcaldesa, Ana Botella, y la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. El gobierno municipal del PP dijo entonces que había constatado que las charlas y cursos no funcionaban.

Intervenciones en los lugares de botellón

En plan que ha presentado hoy el Ayuntamiento contará con la colaboración de Cruz Roja y la asociación Bienestar y Desarrollo, y buscará reducir los riesgos y daños asociados al consumo del alcohol. La principal iniciativa serán las "intervenciones motivacionales breves" en lo lugares de botellón.

De este apartado del plan se encargará Cruz Roja, que ya desarrollaba esta iniciativa bajo el título '¿Sales hoy?'. Se trata de unas carpas instaladas en los lugares de ocio nocturno en las que no se pide a los jóvenes que dejen de consumir alcohol, sino que se les informa sobre los riesgos.

En esas carpas habrá juegos para concienciar sobre las consecuencias del consumo, test de alcoholemia y folletos informativos. "No enviamos un mensaje de lo que es bueno o malo, podría ser discutible si es bueno o malo el consumo de alcohol, pero si tu consumes que sea con el menor riesgo posible", ha dicho Barbero.

El plan tiene una segunda actuación dirigida a los locales que venden alcohol. Bienestar y Desarrollo se ocupará de esta tarea, identificando los comercios minoristas que venden alcohol a menores y pidiendo su colaboración en este punto. Además, la asociación investigará los hábitos de consumo en menores.

El plan, que busca "conectar con los protagonistas", durará en principio seis meses y después será sometido a una evaluación de los resultados.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha