eldiario.es

Menú

En Asia hay playas: traduciendo a Susana Díaz

Este domingo Susana Díaz lucha por la secretaría general del PSOE. Ante la confusión que ha surgido sobre uno de los epígrafes dedicados a la cultura en su programa electoral, ofrecemos aquí unas claves para desentrañar su significado

32 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Susana Díaz no descarta una moción de censura "en el futuro" si es "constructiva" y cuenta con apoyo mayoritario

Este domingo Susana Díaz lucha por la secretaría general del PSOE. Ante la confusión que ha surgido sobre uno de los epígrafes dedicados a la cultura en su programa electoral (titulado 'Cultura y desarrollo económico'), ofrecemos aquí unas claves para desentrañar su significado párrafo a párrafo.

Cultura y desarrollo económico (son dos de los ingredientes básicos para conseguir una exitosa carrera de corrupción en España y la razón por la que todo político quería tener algo parecido a un Guggenheim en su ciudad para fardar con otros alcaldes y hacerse unos ahorrillos en comisiones ilegales, que las vacaciones en Bali no se pagan solas y los niños tienen que ir a Estados Unidos a estudiar).

La cultura determina la sociedad y la civilización y nos hace más libres y más felices (y consigue que la candidatura de Susana Díaz escriba su programa electoral a las primarias socialistas con la profundidad de un capítulo de 'Peppa Pig'). Pero en el siglo XXI la cultura debe ser parte del desarrollo económico (vamos, que la cultura nos hará libres y felices pero en pleno auge neoliberal no queda otra que mercantilizarla y dejar que se impregne de la lógica del mercado, lo que nos hace menos libres y menos felices).

La economía mundial sigue creciendo (este es el mantra de Rajoy de que el crecimiento económico nos salvará de todos los males sin conseguir resolver los males que genera el crecimiento económico) y, se siguen creando clases medias (a pesar de que aumenta la desigualdad), el número de turistas en el mundo aumenta y cada vez gastan un porcentaje mayor de su renta en viajar (al precio que están los pintxos en el Casco Viejo de San Sebastián, no me extraña nada).

España debe dejar de pensar en número de turistas (hombre, pues sí, sobre todo después de que el brutal desarrollismo turístico haya destrozado una parte importante del litoral español, mi abuela diría que después de visto que todo el mundo es listo, ojalá se les hubiera ocurrido antes, pero en la burbuja éramos tan felices y libres, más que con la cultura) y debe concentrarse en aumentar el gasto por turista y día (tenemos que conseguir que venga gente con pasta, así que tenemos que engalanar nuestras ciudades para que sean atractivas para la gente con pasta).

Eso permitirá aumentar los precios de los servicios, aumentar el empleo y subir los salarios de los trabajadores (ya, porque ahora mismo muchos de los empresarios del sector hostelero y los hoteles pagan una mierda a sus trabajadores porque no tienen otro remedio los pobres. Fíjate en los chefs con estrellas Michelín, qué vida más perra tienen, sonríen mucho en la tele y te cuentan todo lo que viajan por el mundo y las casazas en las que viven pero en realidad no llegan a fin de mes, y cuando se les olvida la Travelclub en el súper, no veas cómo les jode, y al final, claro, tienen que tener a becarios explotados en turnos de miles de horas sin pagarles nada porque no queda otra, que si por ellos fuera seguro que les pagarían algo, no sé, 30 euros al mes o así; bueno no, mejor 20 euros).

La mayor creación de clases medias se está produciendo en Asia (escrito así parece que hay una planta secreta en Chengdu que fabrica clases medias en serie y luego las subastan por lotes en una feria de operadores turísticos occidentales, que es más o menos lo que está ocurriendo en realidad: no hay concejal de Turismo en España que no hable de la cantidad de turistas chinos que va a llevar a su pueblo). Asia tiene excelentes playas por lo que los turistas asiáticos que vienen a España y a Europa buscan cultura (esto es un intento de haiku, así que lo dejo para los críticos literarios).

España dispone del tercer mayor patrimonio cultural del mundo, según la Unesco (y también tiene cerca de 800 monumentos en peligro), y el potencial de crecimiento en turismo cultural es enorme. El turismo de paisaje y de aventura también tiene un gran potencial en España (neolenguaje emprendedor, todo tiene potencial, yo tengo potencial, tú tienes potencial, solo hace falta que te lo creas, si quieres, puedes. Niños, no os acerquéis a la gente que habla así). Este es uno de los grandes nichos de empleo (las palabras nicho y empleo juntas son una gran metáfora de en lo que se ha convertido el ir a trabajar para mucha gente en España) para reducir la tasa de paro y frenar la despoblación en zonas rurales (emprendedores llegando a pueblos tranquilos a decirle a la gente que sus pueblos tienen muchas potencialidades, fijo que terminan haciendo un 'reality').

El resto de actividades culturales contribuyen a mejorar la imagen de Marca España (Susana debería especificar cuáles son ese resto de actividades culturales porque la Marca España ahora mismo no la mejoras ni regalando cocaína en Barajas), haciendo más atractivo la llegada de turistas, y nutren de contenidos la estancia de los turistas, algo determinante para que elijan España antes que otros destinos.

Esto permitirá que los españoles podamos tener una mayor oferta cultural de más calidad (vale, si no entiendo mal, entonces se trata de hacer actividades para los turistas, a ser posible para turistas con pasta, y así luego los españoles podremos disfrutar de una "oferta cultural de más calidad". Plan magistral), y dará una solución a nuestros creadores que han sufrido especialmente la crisis (¿Almodóvar va a tener que hacer pelis para los chinos?).

Es necesario desarrollar el Estatuto del Creador en el nuevo entorno tecnológico global y una Ley de Mecenazgo. Los socialistas nos comprometemos a bajar el IVA del cine, un sector maltratado injustificadamente por la derecha desde 2011 (Susana tiene razón y es una medida justa, el castigo del PP a la cultura ha sido insoportable –por otro lado, molaría que los actores españoles vocalizaran mejor si no es mucho pedir–, en todo caso, es una iniciativa adecuada y le honra a Susana que la proponga a pesar de que, a estas alturas, los manifiestos del progrerío cultureta a favor del PSOE tienen menos influencia que los tuits de Sigfrid Soria).

América Latina y Estados Unidos donde hay 500 millones de hispanohablantes es una gran oportunidad para nuestro sector cultural. Las nuevas tecnologías digitales son una oportunidad para nuestro sector cultural, aunque también supone riesgos que hay que gestionar (sí, por ejemplo, que surjan el 15M y Podemos y no te enteres y pienses que la gente protesta porque se ha quedado sin su casita en la playa)... Por esta razón, la cultura formará parte de la estrategia de la política industrial y tecnológica de los socialistas (Aquí termina la lectura de ‘Teo escribe su programa a las primarias del PSOE’).

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha