eldiario.es

Menú

El Ayuntamiento de Bilbao crea un servicio municipal de atención frente a desahucios

El Ayuntamiento de Bilbao ha puesto en marcha un servicio municipal de atención frente a desahucios, un órgano mixto creado entre Acción Social y Viviendas Municipales que coordinará la estrategia municipal ante situaciones de desposesión de la vivienda por sobreendeudamiento como consecuencia de la crisis.

- PUBLICIDAD -

El órgano mixto, presentado este lunes al Consejo de Administración de Viviendas Municipales, nace con la vocación de evitar "la exclusión residencial en situaciones de especial vulnerabilidad". Desde este servicio, según ha explicado el Ayuntamiento, se movilizarán "todos los recursos públicos existentes y se adoptarán medidas complementarias" para responder a las diferentes situaciones creadas.

Las personas afectadas pueden contactar con el teléfono de atención permanente (94.470.14.60), perteneciente al Servicio Municipal de Urgencias Sociales (SMUS), y a Viviendas Municipales (94.413.24.00) o a cualquiera de los servicios sociales de los centros de distrito.

Las personas que soliciten atención en los servicios sociales de base serán atendidas en cita prioritaria y el Servicio Municipal de Urgencias Sociales tendrá carácter de urgencia social, según los protocolos establecidos para estas situaciones.

La primera valoración diagnóstica incluirá un informe sobre los ámbitos social, económico y jurídico en relación a la situación de necesidad que presenta. A partir de esta primera valoración, la trabajadora social planteará la pertinencia de una intervención puntual o continuada y, si lo considera oportuno, derivar a la persona directamente a Viviendas Municipales.

En el marco de esta nueva actuación, se incorpora también un servicio de prediagnóstico y orientación jurídica, de manera que tres días a la semana los servicios jurídicos externos de Viviendas Municipales atenderán en su sede las consultas.

Entre las medidas complementarias, se encuentra la publicación de una guía de recursos en materia de vivienda, actuaciones con entidades del tercer sector y centros de distrito, servicio de intermediación de vivienda para personas en riesgo de exclusión social, o la creación de un observatorio de la vivienda social en Bilbao.

Asimismo, está prevista la coordinación frente a situaciones de desahucios institucionales, la detección precoz en colaboración con órganos jurisdiccionales y la posibilidad de coordinar la atención en sede judicial en colaboración con el Colegio de Abogados y entidades del tercer sector.

El Ayuntamiento de Bilbao pretende, con estas medidas, ofrecer a la ciudadanía "un apoyo eficaz" en las situaciones de pérdida o desposesión judicial de vivienda por ejecución hipotecaria, así como las situaciones de desahucio por falta de pago de las rentas u otras situaciones asimilables.

La estrategia municipal tiene un carácter "complementario y subsidiario" respecto a las medidas adoptadas por la Administración General del Estado, la autonómica y otras iniciativas del sector financiero.

Entre las medidas correspondientes al ámbito local, Viviendas Municipales ha puesto en marcha iniciativas específicas dirigidas a paliar la situación de los deudores hipotecarios sin recursos, con una residencia acreditada en Bilbao superior a los tres años.

Entre ellas, destaca la calificación de forma automática como incursas en carencia sobrevenida de vivienda a las familias que hayan sufrido un lanzamiento por desahucio como consecuencia del impago del préstamo hipotecario. Estas familias se podrán beneficiar de la adjudicación por carencia sobrevenida de una vivienda en alquiler del parque de Viviendas Municipales.

DEUDA

Viviendas Municipales extiende las medidas a las personas que hayan actuado como fiadores o garantes de la deuda de un tercero, siempre que tenga la condición de descendiente o ascendiente hasta el segundo grado.

Otra de las medidas impulsadas dentro de este plan integral permite a Viviendas Municipales ejercer los derechos de tanteo y retracto en las desposesiones de vivienda, procedentes del proceso de venta de parque municipal, como consecuencia de la imposibilidad de pago por parte de los compradores. La medida garantiza, según han explicado los responsables municipales, la permanencia en alquiler de las personas que hayan sido desposeídas del piso que habían adquirido a este organismo.

Viviendas Municipales ha creado un cupo inicial de treinta viviendas con el fin de atender "las situaciones de necesidad perentoria e inminente de alojamiento" y, además, participa en el fondo de reserva para viviendas sociales de propiedad de las entidades financieras.

Por otro lado, el Ayuntamiento ha destacado que los trabajadores sociales podrán utilizar, según la valoración realizada, las prestaciones de acompañamientos social, ayudas de emergencia social, ayudas económicas municipales no periódicas y alojamiento alternativo en situaciones de urgencia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha