eldiario.es

Menú

Eguzki pide al Gobierno que dicte la orden de "pre-desmantelamiento" de Garoña para conseguir su cierre "definitivo"

Acusa al Ministerio de Industria de "allanar el camino" para la reapertura de la central

- PUBLICIDAD -
Eguzki pide al Gobierno que dicte la orden de "pre-desmantelamiento" de Garoña para conseguir su cierre "definitivo"

El colectivo ecologista Eguzki ha exigido este martes al Gobierno central que dicte la orden "inmediata" de pre-desmantelamiento para la Central Nuclear de Santa María de Garoña, para evitar que "vuelva a operar" y conseguir así que el cierre de esta planta nuclear "vieja, peligrosa e innecesaria" sea "irreversible".

En un comunicado, el colectivo ha hecho referencia al anuncio realizado este martes por el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, informando de que el Real Decreto que permitirá a la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) volver a producir energía eléctrica, será aprobado por el Consejo de Ministros "a finales de este mes o principios del mes que viene".

El grupo ecologista ha recordado que en los últimos años ya denunció que no se podía descartar la posible modificación normativa para que Garoña continuara funcionando y ha acusado al Ministerio de Industria de "allanar el camino" para la reapertura de la central.

"Tanto el Ministro Soria, mostrando tanto su cara pro nuclear, como otros políticos, lobby eléctrico y medios afines, venían planteando contactos, dudas y gestiones para revertir este anuncio, dado el control económico y político que ejercen en el Estado", ha criticado.

Asimismo, ha advertido que Nuclenor --empresa propietaria de la central-- puede volver a iniciar la actividad en Garoña hasta que el Gobierno central no dicte una autorización de 'pre-desmantelamiento', ya que "sólo tiene los obstáculos de la realidad y la evidencia del riesgo, de la inseguridad y del escándalo social en la central nuclear más vieja en insegura de nuestro entorno".

Por ello, ha exigido la orden "inmediata" de pre-desmantelamiento con la que "será muy difícil volver atrás" y que la central vuelva a operar. "La situación será mucho más irreversible, y no dará juego a negociar muchas cosas contrarias a la población, tales como el precio de la electricidad, el tiempo de explotación de una central nuclear y las prebendas que están reclamando", ha señalado.

Según ha denunciado, "Endesa e Iberdrola negocian con Soria 60 años de vida útil a las nucleares para mantener Garoña, más allá de los 40 años que ya tiene esta vetusta y peligrosa central nuclear de primera generación".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha