eldiario.es

Menú

Gipuzkoa concede su Medalla de Oro a las víctimas del franquismo para mantener viva la memoria

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, apuesta por trasmitir la memoria de víctimas del franquismo porque "está en juego la dignidad del pueblo vasco"

- PUBLICIDAD -
Víctimas del franquismo reprochan a Rajoy que las "relegue al olvido" en el Memorial de Vitoria

Víctimas del franquismo reprochan a Rajoy que las "relegue al olvido" en el Memorial de Vitoria

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, se ha comprometido a transmitir la memoria de las víctimas guipuzcoanas del franquismo, en la entrega a éstas de la Medalla de Oro de Gipuzkoa, porque "con ello nos jugamos la dignidad del pueblo vasco".

Más de 250 víctimas, entre ellas 17 supervivientes de la dictadura franquista, han asistido en San Sebastián a la entrega de este reconocimiento, ocupando los asientos de la primera fila en el Salón del Trono de la Diputación donde a partir de ahora permanecerá esta Medalla de Oro en su memoria.

Olano ha afirmado que "quienes padecieron los zarpazos del franquismo jamás perdieron su dignidad" pero ahora, "nosotros podemos perder la nuestra, si es que no cuidamos de su memoria". Por ello se ha comprometido, en nombre de la Diputación, "a mantener viva y transmitir esta memoria a las generaciones venideras".

El diputado general ha entregado en el Palacio foral la Medalla de Oro de Gipuzkoa a las víctimas del franquismo, "a las personas asesinadas durante el golpe de estado de 1936, en la posterior guerra y en la dictadura; a las que fueron encarceladas o sufrieron el exilio; a las que padecieron la represión socioeconómica; y a las que vieron vulnerados sus derechos sociales, económicos, políticos y culturales".

En la gala de entrega de este reconocimiento ha estado presente el Gobierno foral al completo, los consejeros del Gobierno Vasco Josu Erkoreka, Arantxa Tapia, Iñaki Arriola y Cristina Uriarte; alcaldes de distintas localidades guipuzcoanas, entre ellos el de San Sebastián, Eneko Goia, representantes PNV, PSE-EE, EH Bildu y Elkarrekin Podemos, la presidenta del Parlamento Vasco, Bakartxo Tejeria, la de las Juntas Generales de Gipuzkoa, Eider Mendoza, así como representantes del ámbito académico, empresarial y social vasco, entre otros.

Tras el recibimiento en la entrada foral a cargo de unos 'dantzaris' (bailarines de danzas vascas) a las autoridades y homenajeados, ha comenzado el acto de entrega en el Salón del Trono del Palacio foral donde quedará, de manera permanente, esta Medalla en recuerdo de las víctimas del franquismo.

El diputado general de Gipuzkoa ha tomado la palabra incidiendo en que "la historia la escriben los vencedores" y así "el caso del franquismo no ha sido ninguna excepción", pero "la historia es de todos y necesitamos tener la fotografía completa". En este sentido, ha destacado que para las administraciones públicas es "un deber" conocer esta memoria para "después transmitirla, y hacerlo, además, de forma honesta y sincera".

"Verdad,  justicia y reparación"

Además, ha incidido en que "la verdad, la justicia y la reparación son los derechos que se les deben a todas las víctimas" y ha recordado que la Diputación ha asumido el compromiso de que "estos derechos se cumplan, y este es el motivo principal de que las víctimas del franquismo reciban la Medalla de Oro.

"El objetivo de este ejercicio de memoria es que las nuevas generaciones conozcan lo que nuestros abuelos vivieron, tanto en la época de la guerra y la dictadura, como en lo relativo al impacto que tuvo en el modo de vida, la cultura y la lengua de este pueblo", ha insistido.

Además, se ha referido a que el colectivo de víctimas del franquismo es muy "amplio" y la Medalla de Oro de Gipuzkoa de este año quienes reconocer tanto "a quienes perdieron la vida, fueron ejecutados sin juicio o fusilados tras un proceso sumarísimo" y ha recordado que "el franquismo ejecutó a más de 1.000 guipuzcoanos y fusiló a otros 400", así como a "quienes sufrieron la cárcel, el exilio, la tortura o el confinamiento".

También ha indicado que se homenajea "a quienes padecieron la represión socioeconómica", ya que "solo en la Diputación, el proceso de depuración franquista afectó a 1.051 funcionarios", así como "a todos aquellos que vieron vulnerados sus derechos sociales, civiles, políticos y culturales". "Nosotros somos los descendientes de aquellas personas, nos corresponde contribuir a completar su memoria, así como el transmitirla", ha insistido.

La memoria "construye democracia"

Por su parte, el presidente de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, Pako Etxeberria, ha leído el laudatio 'Tiempos de memorias, tiempos de víctimas', subrayando la importancia de "trabajar la memoria", que "construye democracia y exige a la democracia", al tiempo que ha defendido que la entrega de esta medalla supone "un justo reconocimiento" a las víctimas del franquismo.

Además, ha defendido que la memoria histórica "no es enemiga sino aliada de la paz, y fundamento de la democracia", para también, apuntar que también es un "ejercicio de empoderamiento" y de "justicia" para las víctimas . También ha reflexionado sobre el hecho de que la memoria no tiene que ser una "única", sino activa promotora de "un diálogo permanente entre contextos, subjetividades y procesos".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha