eldiario.es

Menú

Gobierno vasco ha dedicado 1.576 millones en los últimos ocho años a proyectos ferroviarios y 1.515 a la Y vasca

El Gobierno vasco ha dedicado 1.576 millones de euros en los últimos ocho años a los proyectos ferroviarios del Territorio y 1.515 millones a la Y vasca. Estos datos han sido dado a conocer en las III Jornadas de análisis de explotación de líneas ferroviarias de altas prestaciones celebradas en Bilbao.

- PUBLICIDAD -

Precisamente, los expertos que han participado en las jornadas han subrayado la importancia de la intermodalidad y la conectividad de las líneas de alta velocidad para conseguir un "transporte eficaz"

Según han subrayado, las experiencias de algunos de los países con mayor desarrollo ferroviario como son Suiza y Japón han evidenciado "la importancia de la capilaridad para sacar el mayor partido posible al Tren de Alta Velocidad (TAV)".

Ésta ha sido una de las principales conclusiones de las jornadas organizadas por el Departamento de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno Vasco, junto a ETS, Euskotren y la UIC-Unión Internacional de Ferrocarriles para preparar la puesta en servicio de la Y vasca.

En este contexto, el viceconsejero de Transportes del Gobierno vasco, Antonio Aiz, ha destacado el "gran esfuerzo inversor dedicado por el Ejecutivo autónomo en los últimos años a los distintos modos ferroviarios".

"En el debate sobre este tipo de infraestructuras se señala que, cuando se abordan importantes compromisos presupuestarios para financiar estas obras, se abandonan otras líneas ferroviarias de carácter metropolitano o de servicios de cercanías", ha afirmado.

Aiz ha indicado que, entre 2006 -cuando se suscribe la encomienda- y 2014, el Gobierno vasco ha invertido en la red de su competencia 1.576 millones de euros. Asimismo, según ha apuntado, hasta 2014, el Gobierno vasco ha comprometido en sus presupuestos, como anticipo a la Administración del Estado vía cupo, 1.515 millones de euros para la construcción de la Y vasca".

El viceconsejero ha señalado que la infraestuctura no constituye "un fin en sí mismo" sino que "es un medio para un fin" y ha apuntado que los fines "son los que señalaba quien fuera presidente de la Comisión Europa Jacques Delors: el desarrollo económico, el empleo y la igualdad de oportunidades".

"No se puede someter a una infraestructura de naturaleza alguna, y menos a una transeuropea, al interés político del corto plazo. Hay que sacar las infraestructuras de transporte del tiempo electoral. El tiempo electoral es cada cuatro años y para una infraestructura de esta naturaleza, desde que se gestan las primeras ideas hasta que se pone en servicio a la sociedad, pasan muchos años más", ha apuntado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha