eldiario.es

Menú

ALFONSO GARCÍA.- Candidato del PSE en Barakaldo

"El PNV y la Diputación han estrangulado a Barakaldo"

Alfonso García, candidato del PSE-EE a la reelección como alcalde de este municipio vizcaíno de la margen izquierda, señala que "aquí no se desahucia. La mediación ha resuelto los 69 casos de manera favorable".

"Somos, junto con Portugalete, los dos municipios con menos tasa de desempleo de la margen izquierda y zona minera, pero no nos consuela", apunta, al tiempo que recuerda que los planes de empleo locales han dado trabajo este mandato a 350 personas.

"Si hay posibilidades de pactar, pactaremos para tratar de lograr una mayoría suficiente. El segundo partido más votado, en este caso el PNV, debe ser el primero en recibir la llamada para ver qué posibilidades hay, pero hay más fórmulas, evidentemente", precisa.

"Las demandas de los ciudadanos no pasan ni por piscinas, ni por cubrir frontones, como defiende el PNV, pasan por atender sus necesidades reales.

- PUBLICIDAD -
El candidato del PSE a la reelección en Barakaldo, Alfonso García, en la balconada del Ayuntamiento.

El candidato del PSE a la reelección en Barakaldo, Alfonso García, en la balconada del Ayuntamiento.

Alfonso García (Barakaldo, 1964) es un corredor de fondo. Los casi dos años de alcalde de Barakaldo, uno de los graneros históricos de voto de los socialistas vascos y cuarto municipio en población en Euskadi, le han sabido a poco. Este lunes desgrana las últimas encuestas, que le siguen dando caballo ganador aunque con un PNV fuerte, en ascenso y pisándole los talones. El mismo PNV que ha dejado en la estacada al segundo municipio en población de Bizkaia, ségun denuncia García. Desde la Diputación de Bizkaia, en manos peneuvistas, han seguido "una política de ninguneo clara con nosotros. La consigna era 'A Barakaldo ni agua", protesta.

Sostiene con orgullo que ha sido alcalde de un municipio donde no se desahucia y recuerda que los servicios de mediación de este consistorio -el más importante que controla el PSE-EE en estos momentos- "han resuelto de manera favorable los 69 casos que se nos han presentado". Un tercio de la población de Barakaldo -alrededor de 100.000 habitantes- tiene más de 65 años y Alfonso García anuncia la creación de una Concejalía de Mayores para potenciar el "envejecimiento activo" y para que las políticas de dependencia lleguen a todo aquella persona que las necesita. Sobre acuerdos tras el 24-M, dice que es un firme defensor de la política de pactos y que se lo ofrecerá al segundo partido, el PNV, si finalmente su partido reedita la victoria de hace cuatro años, pero advirtiendo también que hay otras mayorías posibles.

Hay casi un 18% de indecisos que puede inclinar la balanza final, ahora que el PNV ha acortado distancias en este municipio. ¿Qué les diría para que apuesten por usted?

Somos garantía de mantener políticas sociales. Incluso más allá de los recortes impulsados por el PP, hay dos ejes fundamentales que son empleo y acción social. En materia social somos el ayuntamiento que más aporta, por encima de las grandes capitales, a recursos destinados a materias de acción social.

¿De qué presupuesto estamos hablando?

Por encima de los 950.000 euros en ayudas de emergencia social, fundamentalmente para alquiler e hipoteca. Tenemos un convenio suscrito con el Colegio de Abogados de Bizkaia para el tema de los desahucios.

¿En este consistorio no se desahucia?

Aquí no se desahucia. Y además con dos frentes, el hipotecario y el de alquiler. Estamos hablando de 69 casos que han recurrido a nuestro servicio de mediación y todos ellos se han resuelto de manera favorable. En materia de dependencia, incluso a aquellos que no se les ha considerado como dependientes, también les ayudamos. Vamos a crear dos Concejalías: una de Mayores, tenemos un tercio de población mayor de 65 años que requieren unas atenciones especiales como la dependencia. Tenemos siete centros para mayores y vamos a tener otros dos más en barrios populosos como Rontegi y también en Retuerto, la periferia de Barakaldo. Hay actividades exclusivas para ellos en los centros cívicos de la ciudad porque queremos potenciar el envejecimiento activo. Tienen servicio de podólogo y de peluquería a domicilio y vamos a ofertar un servicio de catering. Son pequeños avances. La otra Concejalía será la de Infancia y Juventud. Y en materia de empleo, a través de la Agencia de Desarrollo Local, durante este mandato hemos destinado sin tener competencias alrededor de seis millones de euros, consiguiendo un empleo directo a 350 personas.

¿Cuántos desempleados tiene Barakaldo?

En torno a 9.000. Somos, junto con Portugalete, los dos municipios con menos tasa de paro de la margen izquierda y zona minera, pero no nos consuela. Mal de muchos, consuelo de tontos. Y ahora tenemos en marcha otro plan de empleo de 121 pesonas para los próximos seis meses. Los tres viveros de empresas funcionan muy bien. Y vamos a crear una Área de Empleo. Son motivos más que suficientes para apoyarnos, nosotros no vamos a entrar en el chalaneo, ni en las rebajas de 40 policías más, porque sabemos que es falso, la tasa de reposición solo permite cubrir las bajas, y así lo recuerda un informe de la asesoría del 25 de marzo. La ley de Presupuestos Generales del Estado lo impide, por eso puedo decir que el PNV y el PP están engañando. Y tampoco creo que sea el momento de cubrir seis frontones como defiende el PNV, del orden de 300.000 euros cada frontón, y una piscina. Las demandas de los ciudadanos no pasan ni por piscinas, ni por cubrir frontones, como defiende el PNV, pasan por atender sus necesidades reales.

"El futuro", repite Pedro Sánchez en los mítines, "no está escrito", pero lo que se ve en la margen izquierda es un gran desgaste del PSE. En Barakaldo han pasado de un 41% en 2007, al 30% en 2011 y a una posibilidad de voto del 27% en las últimas encuestas. ¿Por qué el electorado les ha dado la espalda?

Es fruto del lastre que supone a día de hoy las siglas del Partido Socialista. Cuando el PSOE pita, aquí se nota y mucho. Lo vimos en la legislatura 2007-11 en pleno auge del 'zapaterismo', crecimos dos concejales, algo inusitado, que no se había dado desde 1983, con Felipe González.

Ustedes llevan gobernando Barakaldo desde esa fecha, precisamente.

Coincide. Supongo que también hay un cambio sociológico importante. Ya no es una ciudad de componente obrero exclusivamente, hay otras clases medias con mayor nivel de vida.

¿Y por qué está el PNV seduciendo a ese electorado nuevo?

No creo que seduzca, el PNV tampoco está creciendo de una manera exponencial, avanza sí, pero tímidamente, muy lentamente y dependiendo de que elecciones se trate, incluso se estanca. En las generales ampliamos esa brecha, la solemos mantener en las municipales y en las europeas, y en las autonómicas nos superaron por 150 votos.

Pero la tendencia es a la baja. Este granero histórico de voto socialista parece muy tocado.

También creo que hay un descrédito de la política, y nos acusan a los dos grandes partidos PSOE y PP de ser los responsables de la situación por la que atraviesan. El PNV se ve como una religión, pero no crece más. En las pasadas elecciones europeas no nos superó, Ermua y nosotros resistimos ese envite. Yo acabo de llegar como quien dice, ni dos años. La figura del alcalde es importante y me tengo que proyectar mas y darme a conocer. Aunque soy una persona muy normal, cercana, estoy todo el día en la calle, mis vecinos me ven con mi cuadrilla, comprando, corriendo, soy un tipo normal.

En materia social somos el ayuntamiento que más aporta, por encima de las grandes capitales, a recursos destinados a materias de acción social. Por encima de los 950.000 euros en ayudas de emergencia social, fundamentalmente para alquiler e hipoteca.

Si se produjera el 'sorpasso' y gobernase el PNV, ¿qué políticas cree que podrían estar en peligro?

En materia de empleo son más que evidentes. El propio Lanbide ha reconocido que no ha sabido acertar y que tiene que reorientar su rumbo en cuanto a política de empleo juvenil. Ninguno de los planes de empleo que está poniendo en marcha el PNV los hubiese puesto 'motu propio' si no es porque el Partido Socialista le obliga a incluirlo con el pacto presupuestario. Los recortes son evidentes, y no asume sus competencias en materia de acción social tampoco. Tiene competencias pero no destina los recursos suficientes, ni libera otros para los ayuntamientos, que tienen que afrontar otro tipo de demandas que ellos no cubren. El estrangulamiento que se produce por parte de la Diputación de Bizkaia, del PNV, que es la que tiene los recursos, es muy evidente. Las diferencias que existen en los tres territorios históricos entre la primera capital de provincia y el segundo municipio en Vitoria (PP)-Llodio (EH Bildu) o en San Sebastián (EH Bildu) e Irun (PSE-EE) con sus diputaciones es del 10%, aquí entre Bilbao (PNV) y Barakaldo (PSE-EE) supera el 49%. Es algo absolutamente sangrante.

Podemos al final no ha obtenido el visto bueno del Constitucional para presentarse en Barakaldo. ¿Han respirado con la noticia? Aunque también está Ikune.

Nosotros contábamos con que se presentara, bienvenida la pluralidad. Ikune es un 'totum revolutum' que no sé muy bien qué representa o pretende esa amalgama más allá de ser candidatos independientes, como si eso fuera algo para llevar a gala. Creo que hay que comprometerse. Creo que a quien realmente beneficia que no concurra Podemos es a Irabazi, a IU. Y en las zonas urbanas, a Bildu. Allá donde se presente Podemos, con la marca que sea, en zonas industriales va a morder más a Bildu, me refiero sobre todo a ese voto antisistema. Nosotros nos mantenemos. Ese electorado se escora hacia esas dos formaciones, clásicas por otra parte. Ni Bildu, ni IU son emergentes precisamente.

No lleva ni dos años al frente de la Alcaldía. ¿Ha sido un handicap?

El 8 de julio cumpliré dos años. Arrancar al principio del mandato es evidente que supone una proyección de la figura del alcalde. Pero ha habido actuaciones de este alcalde que ha puesto en valor el hecho de ser barakaldés, frente a la marca Bilbao, que se potencia de manera premeditada por parte del PNV. Me encanta que a Bilbao le vaya bien, pero quiero que a Barakaldo le vaya mucho mejor. Y desde luego no nos vamos a someter a los dictados ni de Bilbao, ni de Bizkaia.

Veo que las relaciones con la Diputación no han sido buenas. ¿Y con el Gobierno vasco? ¿En que deberían cambiar?

En julio de 2013 solicité una reunión con el diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao, me recibió y él mismo reconoció que había que abordar un mejor reparto de los fondos Udalkutxa, no se puede financiar a entornos rurales con menos necesidades, demanda y población. La deuda histórica de la Diputación con Barakaldo ronda los 50 millones de euros. Y los criterios fundamentales para el reparto deberían ser la población y el nivel de desempleo. Además, nuestra gestión ha sido impecable: somos el tercer municipio menos endeudado del país y somos uno de los diez municipios, curiosamente junto a otros dos del País Vasco socialistas, en concreto Eibar y Portugalete, que mejor hemos afrontado la crisis. Creo que merecemos un trato de favor porque se está beneficiando al manirroto, al que no ha sabido administrar bien los fondos como Orduña, Alonsotegi, un auténtica catástrofe de despilfarro con los fondos públicos. Aunque el diputado general Bilbao me dijo que después de las elecciones se hablará. En el caso del Gobierno vasco, lo intentamos también y solo tras una intervención parlamentaria del Grupo socialista se forzó a que el lehendakari me recibiera. Y hasta principios de 2014 no me recibió. Urkullu tomó nota. Al final, todos los cambios que han beneficiado a Barakaldo han sido fruto de obligaciones que se han impuesto en los pactos presupuestarios: no habían destinado ni un euro al centro de salud de Retuerto, ni un céntimo al colegio de Retuerto, ni al módulo psicosocial, ni a la carretera de interfábricas, ni a la pasarela que comunicaba la zona de Murrieta con Desierto Urban, ni un céntimo de euro para la tribuna de San Vicente, nada, de nada.

Por eso habla de estrangulamiento, claro.

Es evidente, es evidente. Somo el segundo municipio de Bizkaia. Hay una consigna por parte del PNV de que 'A Barakaldo, ni agua'. Es una política de ninguneo clara con nosotros.

¿En materia de transparencia y de acercar las instituciones a la ciudadanía, qué propone?

Tenemos ya un presupuesto participativo: hemos invitado en dos ocasiones consecutivas a los ciudadanos (en 2014 y 2015) para que realizaran sus aportaciones, sugerencias, demandas, nos trasladaran sus aspiraciones, pero ahora vamos a destinar parte del presupuesto a que los ciudadanos determinen en qué quieren que se gaste. El acceso a los decretos para la oposición es en tiempo real, los plenos se emiten en streaming, también permitimos el acceso a las mesas de contratación del ayuntamiento. Muchas de las gestiones municipales, el ciudadano ya las puede hacer online y de forma telemática. Según la Agencia de Transparencia Internacional seguimos siendo un municipio sobresaliente. No hay nada que ocultar, se han dado pasos y se darán más.

¿Cuánto gana como alcalde?

Percibo ahora mismo 4.020 euros, de los que 400 corresponden a antigüedad por mi condicion de funcionario del Gobierno vasco de Educación. Una parte abono a mi partido; en su momento llegué a abonar al partido hasta el 40% de mi salario. Sigo las pautas de Eudel [Asociación de Municipios Vascos]  y es uno de los pocos de Euskadi en el que los concejales de la oposición sin responsabilidades concretas cobran lo mismo que los concejales que tienen áreas de gestión bajo su responsabilidad.

¿Cree que habría que modificar ese extremo?

Pues no deberían cobrar lo mismo quien tiene y no tiene un área de gestión por muchos motivos. Por ejemplo, tenemos que el concejal de Bildu ha reclamado a escondidas y despacito despacito con carácter retroactivo la antigüedad que le correspondía por ser personal estatutario de Osakidetza. Y quiero recordar que cuando el PP nos quitó la paga extra, nosotros nos solidarizamos, pero los únicos que no devolvieron el dinero fueron los de Bildu.

Alfonso García, en su despacho, tras la entrevista.

Alfonso García, en su despacho, tras la entrevista.

¿Existen barrios olvidados en Barakaldo? me refiero a zonas que no estén en el radar de su gestión como alcalde.

Hay periferia como en cualquier lugar, pero hay dos barrios como son Lutxana y Burceña con sendos planes de regeneración que también han sido fruto de un acuerdo de participación ciudadana. Entre los dos menos de 10.000 habitantes. En Lutxana la regeneración va lenta porque la crisis ha ralentizado los tiempos. Burceña está a caballo entre Bilbao y Barakaldo y desde luego es un barrio que necesita un buen empujón. El PNV quería para alguna zona como Burceña Parkea combinar uso residencial (viviendas) con uso industrial; nosotros decimos que debe ser un uso exclusivamente industrial porque es el último reducto de actividad industrial que puede quedar para la ciudad. La portavoz del PNV ha tenido oportunidad de manifestar su posición en Juntas Generales, romper la disciplina de su partido en favor de los intereses de Barakaldo, pero no lo ha hecho, ha actuado como delegada del PNV en Barakaldo, no defendiendo los intereses del municipio. Este alcalde lo ha dicho en muchas ocasiones: primero Barakaldo, después Barakaldo y, luego, Barakaldo; por encima de siglas, de partido, están los y las vecinas de Barakaldo.

El teatro Barakaldo ha sido punta de lanza de las políticas culturales del municipio, pero su gestión ha tenido etapas pésimas.

La gestión del anterior director ejecutivo no fue la adecuada. El Tribunal Vasco de Cuentas Públicas y el Tribunal de Cuentas del Reino, ambos, le enmendaron la plana y en el caso del español le obligó a devolver de su bolsillo unos 30.000 euros. Había una excelente programación porque había recursos. En 2014, los resultados creo que son muy buenos, a pesar de la que está cayendo. Hay que buscar otras fórmulas: alquiler de los espacios, por ejemplo, del teatro, no para cualquier cosa ni a cualquier precio, evidentemente. Y se programa también en función de la oferta, pero también de la demanda de los ciudadanos. Bildu recientemente nos pedía mas espectáculos en euskera, ya pero es que la afluencia media es de 20, 30 personas en un aforo de 750. Quizas en otros entorno hay esa necesidad, aquí no.

Cuando se abran las urnas el próximo 24 de mayo, ¿defiende que gobierne la lista más votada pase lo que pase?

Yo creo en la política de pactos. Yo me presento con intención de ganar.

Como todos, imagino.

Amaia Fernández, la candidata del PP, decía que quería sacar un voto más que el PSE. Creo que le van a faltar unos cuantos, según las encuestas. Si hay posibilidades de pactar, pactaremos para tratar de lograr una mayoría suficiente.

¿Pero pactar con quién?

En principio, yo he gestionado los pactos anteriores como portavoz del partido y los oferté al PNV. Pero también se hizo esa oferta a otras formaciones. El segundo partido más votado debe ser el primero en recibir la llamada para ver qué posibilidades hay, pero hay más fórmulas evidentemente. El no llegar a pactos genera fragilidad en los gobiernos.

¿Los pactos los decidirá usted o la Ejecutiva?

Hombre, algo tendrá que decir Alfonso García en Barakaldo. Yo nunca he compatibilizado un cargo electo con uno orgánico, nunca he sido miembro de ningún comité local de mi partido y tengo una militancia ya de casi 27 años. He querido predicar con el ejemplo. He participado en dos ejecutivas de Bizkaia, pero a otro nivel.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha