eldiario.es

Menú

El PNV evitará meter presión al PSE para que entre ahora en los gobiernos

Los peneuvistas buscan "consensos amplios" para vertebrar la "nueva Euskadi institucional", pero irán institución por institución con un "ámbito de autonomía" en cada territorio.

De saque, el PNV defiende en la negociación que la lista que haya logrado más ediles o junteros sea la que lidere los diferentes municipios o diputaciones y deja libertad a las organizaciones territoriales para lograr "instituciones estables".

- PUBLICIDAD -
Andoni Ortuzar comparece tras la reunión de la Ejecutiva del PNV en Bilbao.

Andoni Ortuzar comparece tras la reunión de la Ejecutiva del PNV en Bilbao.

La dirección del PNV no quiere meter presión en la negociación que va a iniciar para buscar "consensos amplios" que vertebren la "nueva Euskadi institucional" en la que los peneuvistas liderarían cinco de las seis principales instituciones de este país. Aunque mira con claridad al PSE-EE, su socio preferencial en el Gobierno vasco, admite que quizá no sea el mejor momento para que los socialistas vascos se embarquen en los Ejecutivos forales. En todo caso, las negociaciones, dentro de una marco global y de coherencia en toda la comunidad autónoma, quedan en manos las organizaciones territoriales del PNV.

Salvo el Ayuntamiento de Vitoria, donde el PNV reconoce la victoria holgada de Javier Maroto y no ve factible una entente como ha propuesto EH Bildu para desalojar a los populares, el PNV pretende que la negociación que se abra ahora para asegurar la gobernabilidad de municipios y diputaciones sobre la premisa de que la lista que haya logrado más ediles o junteros sea la que lidere los diferentes municipios o diputaciones.

A nivel foral, eso les permitiría liderar las negociación en las tres diputaciones. En Bizkaia no tiene ningún problema, ya que el próximo diputado general, Unai Rementería, ha logrado sumar un juntero más hasta llegar a los 22 que posee ahora el PNV en ese territoio. En Gipuzkoa los números le salen con el apoyo del PSE-EE, ambos sumarían 27 junteros. Pero en Álava, los populares reivindicaban haber ganado al lograr más papeletas que los peneuvistas, aunque éstos habían logrado un juntero más (13, frente a los 12 que logró la plancha que encabezaba el actual diputado general en funciones, Javier de Andrés.

"Los resultados electorales nos otorgan el liderazgo político de Euskadi, y también la responsabilidad global de iniciar las negociaciones para conseguir constituir las instituciones forales y municipales más estables y fuertes posibles. Estimamos que este proceso debe ser abordado reconociendo la mejor posición a la lista con más escaños en cada institución para iniciar las conversaciones", se precisa en la declaración aprobada en la reunión de esta tarde del la Ejecutiva nacional del partido (EBB).

"Eje vertebrador" de Euskadi

La victoria no se le va a subir al PNV a la cabeza, según avanzó Ortuzar en la noche electoral. Pero el presidente peneuvista también considera que el resto de partidos tradicionales está en retroceso -solo el PNV ha logrado sumar papeletas: 33.000 votos más-, mientras reconoce que las nuevas formaciones emergentes, sobre todo Podemos, ha obtenido unos "resultados apreciables en Euskadi, sin llegar a la relevancia que han logrado en el Estado", admiten en la dirección peneuvista. EH Bildu ha retrocedido más de 68.000 votos, los socialistas también han perdido apoyos (unos 34.000 votos) y los populares, salvo en Vitoria y en Álava, se han convertido en una partido irrelevante, con una sangría de 54.000 papeletas.

Esa foto fija le permite al PNV aspirar a ser el  "eje vertebrador de esta nueva Euskadi institucional que emerge de las urnas" y por eso ha renovado su compromiso de "buscar consensos amplios para abordar los grandes retos de este país: la reactivación económica y la creación de empleo, el asentamiento de la paz y la convivencia y el desarrollo de un nuevo estatus de autogobierno".

Los socialistas vascos han apostado por el acuerdo. Mendia afirmó la misma noche electoral que "se abre un nuevo tiempo en Euskadi que va a exigir mucha capacidad de diálogo" y, por su parte, los socialistas van a "trabajar para lograr esos acuerdos" que exigen los ciudadanos vascos, en una clave que les acerca a los peneuvistas. La Ejecutiva del PSE-EE se reúne este martes por la tarde y ahí se pondrá encima de la mesa la letra pequeña de la estrategia negociadora, además de hacer un balance del resultado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha