eldiario.es

Menú

PSE y PP ven "escasa ambición" y "exclusión" en la convocatoria de Urkullu por la memoria

EH Bildu se encontrará en la reunión con la exigencia de que ese mundo dé un paso claro en favor de la deslegitimación de la violencia de ETA y de asunción de responsabilidades por el daño causado

- PUBLICIDAD -
Idoia Mendia, junto a alcaldes socialistas, tenientes de alcalde y dirigentes del partido.

Idoia Mendia, junto a alcaldes socialistas, tenientes de alcalde y dirigentes del partido.

La reunión este viernes de los 128 alcaldes de los municipios vascos donde se ha producido alguna víctima por el terrorismo de ETA u otro tipo de organizaciones terroristas o de abusos policiales se le está poniendo cuesta arriba al lehendakari, Íñigo Urkullu. Aunque el objetivo del encuentro -que se enmarca dentro de la política de memoria desarrollada por el secretario de Paz y Convivencia, Jonan Fernández- es implicar a los consistorios en actos en favor de la memoria de las víctimas del terrorismo y de violencia de motivación política, tanto los socialistas como los populares han puesto pie en pared para evitar que el acto pueda derivar en que el debido reconocimiento a todas las víctimas de las diferentes violencias -ETA, GAL, BVE o las de abusos policiales- aliente la "teoría del conflicto político como justificación del asesinato" o la equiparación de las violencias.

En algo han coincidido en los días previos al encuentro de este viernes en Bilbao populares y socialistas. En que la cita es un buen momento para exigir la necesidad de seguir trabajando por la deslegitimación del terrorismo de ETA y el reconocimiento del daño causado.  El PSE cree que una "forma de materializar la deslegitimación incluyente fue el denominado 'suelo ético'" y por eso creen que sería "muy importante la inclusión de todo o parte de dicho acuerdo a la hora de plantear acciones concretas relacionadas con la memoria". El PSE ve un riesgo claro en la izquierda abertzale: buscar justificaciones a la violencia etarra en "la existencia de un conflicto político no resuelto". "La izquierda abertzale sigue sin deslegitimar a ETA y sin hacer autocrítica de su apoyo decididido a dicha organización terrorista. Y mientras eso no se produzca tendremos que ser extremadamente prudentes en la materialización del concepto de memoria inclusiva para no dar aliento, aunque fuera indirecto, a la teoría del conflicto".

Por su parte, el PP ha realizado una propuesta al lehendakari para revitalizar la ponencia de Paz y Convivencia -donde nunca han participado- sobre la base del reconocimiento de que ETA "nunca debió existir", reparar el dolor de las víctimas, reconocer todo el daño causado y admitir que la Justicia es "el camino para la paz y la libertad".

El PP, sin representación

En las filas populares -que no tienen ningún alcalde entre los municipios donde se han producido víctimas-  no se oculta el enfado por el hecho de que el lehendakari haya optado por orillarles en la convocatoria, dando protagonismo a "quienes no han condenado a ETA", en alusión a EH Bildu. La presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga, cree que esa decisión demuestra "poco respeto" por parte del lehendakari, no solo al PP, "que ha sufrido en primera persona" a ETA, sino a las víctimas.

Idoia Mendia, líder del PSE-EE, que ha mostrado desde el minuto uno sus reticencias a la iniciativa de Jonan Fernández, considera que el formato elegido por la Secretaría de Paz y Convivencia que él dirige -que deja fuera a PP y UPyD, por no contar con regidores en alguno de esos 128 ayuntamientos- no es muy útil para la búsqueda de los "consensos más amplios posibles". Algo fundamental en una materia tan delicada y poliédrica como es la "memoria inclusiva" que reivindican los socialistas vascos. Y además ve al lehendakari con "escasa ambición" en el objetivo de esta iniciativa: "trasladan el documento con el listado de víctimas de cada municipio, unos principios orientadores sobre los que realizar esos homenajes de recuerdo, organizan la reunión en la que un alcalde de cada partido político cuenta una buena práctica de cómo lo ha enfocado en el municipio y ahí acaba todo. El Gobierno luego se lava las manos y dice que cada ayuntamiento haga como quiera", ha censurado Mendia.

Mientras, Lehendakaritza ultima los preparativos del formato. Anoche no estaba aun claro si las intervenciones de los representantes de cada partido -los alcaldes Juan María Aburto (PNV), José Antonio Santano (PSE-EE) y Julen Mendoza (EH Bildu) iban a ser en formato abierto a los medios, como las palabras que dirigirán tanto el lehendakari como el propio Jonan Fernández. Falta por confirmar también la cifra exacta de regidores que acudirán, de los 128 convocados.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha